Las Provincias
img
Categoría: historias humanas
Sansa, la gata que perdía la cabeza

“Cómo decíamos ayer…”, que afirmara Fray Luis de León tras regresar a dar clase después de… cinco años entre rejas…, pues, parafraseando al gran pensador, ¡Almas con patas esta de vuelta! Espero que con más regularidad y fidelidad con los lectores que en el último año largo de ‘condena’ sin aparecer. Y no podía dejar de regresar con una de esas historias bonitas, bonitas. Nos la cuenta el periodista y colaborador de Las Provincias Luis Carbonell. Un crack, no hay más que leerlo….

Hay historias que suceden una vez en la vida. Son historias que merecen ser contadas. Como la de Sansa, una gatita que nació con la sentencia de muerte prácticamente grabada en la frente –seguid leyendo y entenderéis que la frase no es ni mucho menos gratuita- y que, gracias a unos ‘ángeles de la guarda’ muy especiales, hoy disfruta de una calidad de vida con la que nunca habría soñado.

En verano de 2017, el Hogar Felino ‘Todo por ellos’ de Albal recibió una llamada telefónica. Les alertaban de una camada de gatos abandonados en un descampado en la avenida del Puerto de Valencia. Y allí que se fueron. Al llegar, la gente los había ido recogiendo a todos. O mejor dicho, a todos menos a uno: Sansa, nuestra protagonista.

Sansa nació con un problema congénito muy visible. Presentaba un bulto de enormes dimensiones en la parte superior de la cabeza, que a simple vista era fácil de identificar como un tumor. Quizás por ese motivo, al pensar que se trataba de una gata desahuciada, nadie se la llevó. Hasta que llegaron Rosa y sus compañeros de ‘Todo por ellos‘.
Sansa, antes de la operación.

Sansa, antes de la operación.

 

Lo primero que hicieron fue llevarla al Centro Veterinario Terra de Catarroja, donde le hicieron una primera exploración radiográfica y rápidamente se dieron cuenta de que no se trataba de un tumor, sino algo mucho más extraño. Agustín, el veterinario de Terra, optó por derivarla a Aúna Especialidades de Paterna, uno de los hospitales más importantes de España donde están acostumbrados a lidiar con casos extremos. Allí se implantó hace algunos meses el primer marcapasos de humano puesto en un perro en la Comunidad Valenciana, o se pusieron patas biónicas a dos perros de grandes dimensiones con tumores en sus extremidades delanteras.
 meningoencefalocele-post
Sansa fue atendida por Alejandro Luján, Diplomado Europeo en Neurología y Neurocirugía veterinaria. Debido a su corta edad no se le podía hacer siquiera un TAC por temor a que no superase la anestesia, pero una primera ecografía reveló la naturaleza del problema. ¡Sansa había nacido sin la parte superior del cráneo!. Esta patología, denominada meningoencefalocele, provocaba que un tercio del cerebro de Sansa sobresaliera por fuera del cráneo y quedara expuesta, protegida únicamente por la capa de piel. Además Sansa era ciega de nacimiento.
meningoencefalocele-2 
El caso supuso un reto para el neurocirujano valenciano, que junto al resto de Aúna Especialidades Veterinarias decidieron hacerse cargo del mismo, tanto a nivel asistencial como económico. Luján optó por un tratamiento pionero a nivel mundial. Implantar a Sansa una prótesis de plástico biocompatible que le hiciera de “casco” y le protegiera la parte expuesta del cerebro. Se trata de una cirugía que solo se había realizado una vez antes en EE.UU., si bien se trató de un caso mucho menos arriesgado, ya que el animal presentaba una abertura mucho menor, por la que sobresalían únicamente las meninges y no fue necesario implantar ningún tipo de prótesis. Bastó con cerrar la abertura con cemento quirúrgico.
radio 
Pero en el caso de Sansa no iba a ser tan sencillo. En primer lugar porque debido a su corta edad había que esperar a que tuviera ocho meses para que el animal finalizara su crecimiento óseo. Ocho meses en los que cualquier golpe podía tener graves consecuencias para Sansa, por lo que hubo que extremar las precauciones. De ello se encargó Rosa, de ‘Todo por ellos’ que la acogió en su casa.
 

Sansa, explorada tras la intervención.

Sansa, explorada tras la intervención.

En segundo lugar porque, tratándose de una gata ciega, estaba mucho más expuesta a accidentes. Si alguien se pregunta como puede vivir un gato ciego, la respuesta es “como cualquier otro”. Lo que pierde con la vista lo suple con el olfato y el tacto. Únicamente “es una gata terrestre”, explica Rosa. “Va siempre por el suelo y no se sube a sitios elevados”. Aunque esto no siempre era cierto. Como buen cachorro, Sansa pasaba buena parte del día explorando y jugando, lo que le hacía susceptible a cualquier tipo de golpe fatal.
whatsapp-image-2018-02-24-at-14-26-33 
Y en tercer lugar, porque pasados unos meses aparecieron las convulsiones. Sansa comenzó a experimentar ataques eplilépticos que aumentaban exponencialmente el riesgo de una lesión cerebral. Afortunadamente tras una rápida visita al Hospital Aúna, estos ataques quedaron controlados con medicación.
 meningoencefalocele-implante
Mientras, Sansa se hizo ‘famosa’. Su caso se hizo conocido en redes sociales, donde empezó a tener un gran seguimiento. No solo por lo raro de su patología, sino por su carácter. Amiga de otros gatos, de los perros y de los niños, rápidamente se ganó la simpatía de la gente.
meningoencefalocele-cirugia-2 
Por fin, pasados ocho meses y varias pruebas diagnósticas más como un TAC 3D para medir con exactitud las dimensiones del meningoencefalocele, este pasado mes de febrero Sansa pudo ser operada. La cirugía duró tres horas. En la misma se procedió a exponer el cerebro, acoplarlo mejor en la cavidad craneal, colocar la prótesis y volver a cubrirlo todo con la piel.
 

Los primeros pasos tras la operación.

Los primeros pasos tras la operación.

La mejoría fue inmediata. Apenas unas horas después de la cirugía Sansa despertó y dio sus primeros pasos. Solo tres días después volvió a casa. Y ya, por fin, puede dar rienda suelta a su instinto felino y jugar, saltar y subirse a su rascador sin miedo a que una mala caída pueda poner en riesgo su vida. Alejandro Luján, su segundo ‘ángel de la guarda’ junto a Rosa, explica su anhelo: “Confiamos en que la cirugía mejore también sus episodios epilépticos y que, aún con las limitaciones propias de su ceguera, Sansa disfrute de la misma calidad de vida que cualquier otro gato. Ganas, como nos ha demostrado, no le faltan”.
Amor, la mejor rehabilitación.

Amor y compañía, la mejor rehabilitación.

Ver Post >
El SOS del rescatador de 100 perros

Míchel en acción

Míchel en acción

Le da igual estar en vacaciones, en fin de semana o hacerlo después de su jornada laboral. Devolver vidas es su vida. Aunque se esté dejando (casi) la suya en el empeño. A los que conocéis este blog no hace falta presentaros a Míchel. Mejor a Michel Rescue Dogs, porque aquí hace tiempo que el personaje se comió a la persona. Michel ni vive de esto ni se gana la vida con el rescate de perros. Tiene su propio oficio, sin nada que ver con esta labor altruista. Lleva años salvando vidas. Ha perdido la cuenta, pero son más de 100 los perros a los que ha sacado de las garras del abandono, peludos a los que ha evitado una muerte segura. Canes que llevaban AÑOS vagando en polígonos industriales, jugándose la vida entre coches y al borde del atropello. Perros que se habían abandonado a dar el último suspiro entre basuras o rodeados de maleza, lamiéndose sus años de maltrato, como Ángel, al que ahora cura y mima en casa. Camadas de cachorros atrapados en tuberías. Horas de espera y paciencia con la jaula-trampa para ganarse la confianza y la tranquilidad del rescatado. Años dedicados a convertirse en el Ángel de la Guarda de un centenar de perros.

angel

Muchas veces se han contado sus hazañas en este blog. Y ahora, es él quien necesita ayuda. A través de sus redes sociales ha difundido una desesperada petición de ayuda. El dinero que emplea en curar, alimentar, mantener y viajar para rescatar animales ha acabado superando su presupuesto. Lógico cuando hasta es capaz de plantarse un fin de semana en Ibiza o Andalucía por ejemplo para conocer a las personas que se van a hacer cargo de los animales que rescata.

Fanny, de rescatada a adoptada.

Fanny, de rescatada a adoptada.

Porque Michel no sólo los salva; se asegura de que la vida que van a tener es la adecuada, y para eso acude allá donde están los ‘padres adoptivos’ y se cerciora de que van a cuidar a sus mascotas y que estas van a tener un buen futuro. O como su última gesta: mandar a Paty, una podenca a la que rescató con las dos manos rotas, a Nueva York, nada menos que a la Gran Manzana, adoptada. Y hasta allí viajará para acompañarla y comprobar que sus nuevos ‘papis’ son los adecuados. INSISTO: gastándose su dinero o el poco que le llega de donaciones.

sos

Pero, repito, ahora es él quien necesita ayuda. Y lo hace a través de un llamamiento que reproduzco aquí textual. Como él dice al final, AYUDÉMOSLE A AYUDAR:

¡Hola chicos! Hoy estamos algo tristes, y lo quería compartir con todos vosotros. Llega de nuevo primeros de mes, y nos encontramos con el problema de siempre, la economía. Esto se está convirtiendo en insostenible y nos tememos lo peor…. Sin ayuda, no vamos a poder seguir ayudando.

Quienes me conocéis sabéis que esto es mi pasión, y que no me imagino haciendo otra cosa, pero también hay que ser coherentes. No podemos seguir asumiendo más gastos. Cada rescate conlleva mucho dinero. Gasolina, veterinarios, tratamientos, desparasitaciones…. y es muy poca gente la que nos ayuda. Trato de ayudar a todo aquel que se pone en contacto conmigo porque hay un animal en apuros. Soy incapaz de mirar a otro lado, pero está llegando un punto en que no me va a quedar más remedio.

Mucha gente pide ayuda, pero poca gente ayuda. No basta con dar el aviso. Quiero agradecer a tantísima gente que estáis ahí, apoyando, animando, difundiendo, y por supuesto colaborando. Y os pido de nuevo ayuda para difundir este mensaje:

AYÚDANOS A AYUDARLES.

Gracias de antemano.

 

IBAN ES79 3058/2015/81/2720004100 
SWIFT / Código BIC CCRIES2AXXX
Titular: Miguel Nebon Huerta
Paypal: michelnebon@hotmail.com

 

 

 

 

Ver Post >
Los animales no son cosas

Arantxa sufrió un aparatoso accidente de tráfico junto a sus dos gatas, Carla y Vita, con las que regresaba a su domicilio tras una visita rutinaria al veterinario, Arantxa tuvo que ser socorrida por los servicios de emergencia. No sabía nada de sus gatas. Y nadie se interesó por ellas. Aturdida y muy asustada, logró que los servicios médicos le permitieran hacer una llamada a una amiga, quien finalmente se acercó a recoger a Carla y Vita, que afortunadamente no habían sufrido lesiones.

Cierto es que hay muchísimos servicios en los que bomberos, policía o Guardia Civil asisten a animales desvalidos o con problemas en emergencias. Pero la campaña lanzada por Fundación Affinity y el Observatorio Justicia y Defensa Animal no puede ser más acertada. Los animales no son cosas, o lo que es lo mismo, #AnimalesNoSonCosas.

anim

 

El actual Código Civil español considera a los animales como “bienes semovientes”, es decir, como si fueranefectivamente  cosas. Así que son susceptibles de apropiación y de libre disposición por parte de sus propietarios, como lamentan desde Fundación Affinity y el Observatorio Justicia y Defensa Animal. Las dos entidades han acordado unir fuerzas para conseguir que los animales sean considerados “seres vivos dotados de sensibilidad” por el Código Civil español.

 

Esta condición ante la ley, y su consideración de cosas, conlleva una serie de perjuicios para los animales que se hacen aún más evidentes en situaciones como los divorcios en los que hay un perro o un gato en el hogar, los embargos de bienes (un perro o un gato pueden embargarse según la legislación actual) o incluso en los accidentes de tráfico, como el ejemplo de Arantxa que exponen desde Affinity.

vida-verde-los-animales-no-son-cosas

 

En este último caso, el de los siniestros de circulación, si una persona viaja hoy en día con su animal de compañía y sufre un accidente, los servicios médicos y policiales se harán cargo naturalmente de la persona accidentada, pero no existen protocolos ni está entre sus responsabilidades asegurar el bienestar del animal. Esto quiere decir que si el propietario no está en disposición de atenderle, nadie más lo hará.

 

Según afirma Isabel Buil, directora de la Fundación Affinity, “en un accidente, la indefensión del animal es total. Tenemos que asegurar el rescate de los animales implicados y procurarles atención veterinaria. En este sentido, el cambio del Código Civil para que los animales no sean considerados cosas, es el primer paso, y muy necesario, para seguir avanzando en la protección de los animales”. Para evidenciar esta problemática, Fundación Affinity ha elaborado un vídeo bajo la campaña #AnimalesNoSonCosas que pretende concienciar sobre una legislación injusta y ha pedido a la sociedad que se vuelque en la causa y firme la petición para el cambio del Código Civil que ya cuenta con el apoyo de cerca de 300.000 firmantes.

En 2009 la Unión Europea realizó una modificación en su Tratado de Funcionamiento para reconocer a los animales como “seres sintientes”. Es decir, en Europa los animales son seres casi a nuestro nivel, mientras en España los tratamos como cosas. Antes, otros países europeos ya habían dado el paso para adecuar sus leyes a la situación de los animales en la sociedad. Es el caso de Austria, Alemania o Suiza, que especifican en sus leyes que los animales no son cosas. Más recientemente Francia y Portugal también modernizaron sus legislaciones en esa misma dirección.

Ver Post >
El primer agility de perros abandonados

18767879_1868307433420966_2992661491148564505_n

 

Los Border Collie, Pastor Belga Malinois, Pastor Australiano, Kelpie, Perros de aguas español o Shetlands no son los reyes absolutos del Agility, los concursos en los que los perros saltan, atraviesan túneles y ascienden y bajan rampas de madera a toda velocidad. Los majestuosos ‘chuchos’ les superan más de una vez. “Los mestizos y adoptados somos cada vez más competitivos y a menudo por encima de las razas predominantes”, subraya orgulloso Óscar Collado, miembro de un grupo de Agility integrado por perros adoptados, dueño de Iria, una podenco con una montaña de premios en la disciplina, y una de las almas mater del precioso proyecto que tendrá lugar este sábado en Silla. Allí tendrá lugar el I Open Benéfico de Perros Mestizos y/o adoptados, una cita con un doble atractivo: la demostración del poderío y belleza de los perros abandonados y la recaudación de dinero para un sinfín de entidades animalistas: La Perrita Valiente, que es quien organiza el evento, Michel Rescue Dogs y Let’s Adopt. Además habrá varias protectoras que montarán sus stands en en el Open: SPASAV, Adopciones Felinas ValenciaSVPAP y la Protectora de Animales LACUA de Alzira, por el momento.

 

El propio Óscar explica cómo surge este pionero evento. “La idea de realizar un Open de perros mestizos y/o adoptados se originó en el grupo de Facebook. Hicimos un sondeo para la celebración de nuestro primer Open y Valencia fue la que ganó, seguida de Barcelona y Girona. Somos 200 miembros, y sobre todo muy orgullosos de practicar este deporte con perros que en principio no son perros de trabajo. Que aunque en la actualidad las razas más utilizadas para este deporte (inscrita en el registro de entidades deportivas de la comunidad valenciana con el nº 3 de la sección 4º) sean Border Collie, Pastor Belga Malinois, Pastor Australiano, Kelpie, Perros de aguas español, Shetlands… los mestizos y adoptados somos cada vez más competitivos y a menudo por encima de las razas predominantes”.

 

18835856_1867850500133326_6901924797506193030_n

 

Desde la organización del Open subrayan que el agility “es para todos, por lo que no discriminamos a ningun perrete, independientemente de su raza por lo que es verdaderamente un Open”. A fecha de hoy hay ya 80 equipos inscritos (equipos procedentes de Girona, Lleida, Barcelona, Tarragona, Teruel, Castellón, Alicante y Murcia) y el plazo finaliza el miércoles 7. Para participar en el Open se requiere un Nivel 2 o Grado 2 en cualquiera de las federaciones o sociedades caninas y que el perro haya cumplido los 18 meses.

 

Los organizadores esperan que se alcance en torno a los 100 equipos sin contar los equipos de preagility. “El preagility podríamos definirlo como una etapa de iniciación en la que abordamos los obstáculos de agility de forma divertida y tranquila sin presiones y siempre en positivo para que el perro gane confianza y seguridad con trazados fáciles y amenos. Estos no se inscriben hasta el mismo día y puede apuntarse cualquier persona que tenga un perro y quiera pasar un rato divertido, enfatiza Óscar.

 

Los logros de Iria, una de las titanes del Agility, sólo esta temporada.

Los logros de Iria, una de las titanes del Agility, sólo esta temporada.

 

Aquí van las asociaciones que recibirán donativos del evento:

  • La protectora de La Perrita Valiente: La Perrita Valiente recibirá las donaciones en las inscripciones del preagility y los beneficios del bar que llevarán los voluntarios del evento (agilitistas con perros adoptados y/o mestizos de valencia y provincia).
  • Let’s adopt: recibirá el 50% de las inscripciones al Open. El otro 50% se dividirá en 5 categorías (toy, mini, medium, large y senior) y será el ganador de cada categoría quien decida a que protectora, refugio o asociación que ayude a los animales irá destinada.
  • Michel Rescue Dogs: recibe las donaciones de la fila 0, aquéllos que quieran colaborar con la causa pero que no puedan asistir.

 

 

Y ahora, la historia de tres TITANES del Agility, tres perros que pasaron de ser abandonados a estrellas de la disciplina. Lo cuentan sus propios dueños.

 

Sobras, el campeón de Maxi 2
—————————————-

Sobras.

Sobras.

 

“Antes de querer un perro, primero decir que yo llevaba toda la vida queriendo un perrito. Cada vez que me preguntaban, “¿no quieres un hermanito?”, yo decía que lo que quería era un perrito. Al final convencí a mi abuela de que me dejara tener un conejo, que lo cuidaría ella, así que en una feria de animales que hacen en un pueblo al lado de Bronchales, pues me iba a comprar un conejo. Cuando llegue con mi abuela a por el conejo me dijo que un conejo no, pero un perrito pequeñito sí que lo cuidaría entre semana, ya que mis padres trabajaban y los fines de semana lo tendríamos nosotros. Así que mi madre empezó a buscar perros en adopción por internet, y encontramos a Sobras, (que se llamaba Gordo) y fuimos a verlo y no era tan toy como queríamos (es large ) pero me enamoré y nos lo quedamos. A Sobras lo abandonaron en el río de Valencia. Por su forma de ser supimos que lo habían maltratado y que probablemente lo tenían encerrado en una habitación porque no sabia ni escarbar ni nada. Me alegro de haberle dado una oportunidad a Sobras. El nombre no es porque se coma las sobras, es por una de mis películas favoritas, que sale un perro que se llama así”.

  • Hoy Sobras ha llegado a ser campeón absoluto de Maxi 2 del Campeonato ADACV 2016/17

 

 

Lucha, la superviviente del contenedor
—————————————————–

Lucha.

Lucha.

 

Llevaba un tiempo queriendo un perro y por circunstancias de la vida no podía, siempre se cruzaba algo… Enfermó mi padre, la persona más importante para mí y faltó tras meses volcada con él… A los 10 días una amiga me manda la foto de dos peludas gordotas y adorables a las que habían tirado a un contenedor a diez grados bajo cero. Fui a conocerlas y me enamoré de la gruñona (de Lucha). No dude de que sería mi mejor compañera de vida, mi Lucha para salir adelante ¡y así es! Lucha es una perrita muy complicada, tiene un carácter como el de la dueña (jejeje) y el agility me ha ayudado a controlarla más y disfrutar aún más nuestro vínculo… Con lo que me hace rabiar y no la cambio por nada.

  •  Lucha compite en Maxi 2 de ADACV y en Large de la FEAEC

 

 

Iria, una reina del Agility (la podenca de Óscar)

Iria.

Iria.

 

Iria, junto a sus 6 hermanit@s, fueron recogidos de un barranco de Picassent por voluntarios de SPASAV. Llegó con 3/4 semanas de vida a la protectora, pero esta no es sitio para unos cachorritos tan pequeños.  Fácilmente convencí a mi pareja para hacer de casa de acogida temporal, puesto que tenía en mente un perro de trabajo (PDAE) ya que me encantaba el Agility y Dau, nuestra cocker y también adoptada, tenía problemas de visión y tropezaba con los obstáculos.

 

Iria poco a poco fue conquistando a mi pareja. Yo no quería cogerle cariño pues sabía que un día marcharía, pero no podía negar lo inteligente y muchas otras cualidades que tenía la podenquita. Llegó el día que una familia quería adoptarla y mi pareja me dijo que esa perrita se quedaba en casa sí o sí, que su casa era esta y no otra. Y mi pareja adoptó a Iria.

 

Otro instante de Iria.

Otro instante de Iria.

 

Cuando Iria hizo los 3 meses empezamos el curso de obediencia en la escuela canina de Bicho Peludo, y conforme avanzábamos en el curso descarté tener un perro de trabajo porque todas las características y cualidades  que buscaba en un perrete para hacer agility lo tenía delante. Iria en el Agility me la ha hecho todo muy fácil, le encanta entrenar y complacerme. La conexión que tenemos tanto dentro como fuera de la pista es muy grande y especial. No podemos vivir el uno sin el otro. Creo que es la mejor perrita que voy a tener TODA mi la vida. Y es de lo que más quiero en este mundo. Es una pasada de perra que nada tiene que envidiar a otras razas de trabajo.

  • Iria me ha regalado estar en el IFCS de Holanda 2016, IMCA República Checa 2016, clasificación para el Campeonato de España de la RSCE, dos terceros puestos en el Campeonato de España FEAEC 2015/16 y 2016/2017, campeona indiscutible de Jumping de FEAEC en Large dos años consecutivos y estamos clasificados para el IMCA 2017 de Austria.

Ver Post >
Los bomberos que amaban a los animales

La despensa de Modepran, tras la donación.

Es una frase hecha. O más bien una versión del título del conocido libro “Los hombres que no amaban a las mujeres”. Permítanme la licencia los chicos de los Bomberos Municipales de Valencia. Porque más allá del guiño, el título no les hace honor. Ni el del libro ni el del blog, sobre todo el tiempo del verbo, en pasado. Que los bomberos adoran, idolatran y aman a los animales hace mucho que lo han demostrado. Sobre todo con su fundamental Unidad Canina, esa élite que salva vidas de personas extraviadas en el monte, en grandes catástrofes y capaces de viajar al último confín del mundo cuando un terremoto deja a la población sepultada bajo montañas de escombros y un infierno de angustia. Pero el gesto que acaban de tener confirma con creces su pasión por los animales.

Hace unos días, LAS PROVINCIAS se hacía eco de la urgente petición de auxilio de Modepran. La protectora pidió el “envío de comida blanda para perros”, en concreto “paté y salsas para perros”. La solicitud se convirtió en viral en las redes sociales. Y la llamada ha tenido su efecto más que logrado.

Uno de los miembros de la Unidad Canina, con las latas de comida.

Hoy viernes, representantes de los Bomberos Municipales y la Unidad Canina se han presentado en la sede de Modepran con un alijo de felicidad y futuro para los habitantes del refugio. Más de 200 latas de comida en una furgoneta del cuerpo de bomberos que han dejado boquiabiertos a los voluntarios de la protectora. No sólo a ellos. Inquilinos caninos como Pincho o Tigre (los situados bajo estas líneas) se han desecho en halagos hacia los bomberos, entre ellos José Varea, sargento de la Unidad Canina.

Un integrante de la Unidad Canina y una integrante de Modepran, con Pincho y Tigre.

Al sargento José Varea lo podéis ver en las dos siguientes fotos. No puede quedar más claro en ellas cómo adora a los animales y cómo estos lo adoran a él. En una, el sargento es agasajado por lametazos de Yesed y otro perro de Modepran. En la que cierra este post palmea el lomo de Raiser, ”sonriente” con el pañuelo de la protectora.

José Varea, con Yesed y otro 'peludo'.

La colecta ha sido una iniciativa particular de los bomberos, a título personal de los miembros del servicio municipal y de la Unidad Canina, nada oficial ni institucional. Algo salido de su amor por los animales y de su inquietud por el futuro de Modepran. BRAVO por los bomberos de Valencia, BRAVO por la gente de bien, BRAVO por los amantes de los animales y BRAVO por la labor que cada día desarrolla la protectora, a pesar de la falta de medios y de las zancadillas institucionales.

El sargento Varea y Raiser.

Ver Post >
Diez supervivientes en busca de hogar

Todos los valencianos volvemos a tener este domingo una cita con la humanidad, con la solidaridad, con el cariño y con las historias de superación. A las 12 horas, en la explanada del Bioparc, con la protectora AUPA (Adopta un perro abandonado) y el propio parque natural como organizadores, tendrá lugar el 9º Desfile de Perros Abandonados. Por allí pasarán Blaky, Álex, Bartolo, Grecia, Loris o Lucy, algunos de los canes que buscan una nueva vida. Estas son las historias de 10 supervivientes, una decena de luchadores que sueña con ser adoptado por alguno de los asistentes. Su promesa, llenar de alegría y entusiasmo su nuevo hogar.

 

Blaky, la mendiga del corazón roto

 

Blaky va camino de los siete años y es una perra mestiza con una dura historia a sus espaldas. Erich era un señor alemán que pedía la voluntad a los transeúntes en una acera de Puçol. “Nunca el tratamiento de ‘señor’ ha estado utilizado con más propiedad”, subrayan desde Auna. Erich era un señor de los pies a la cabeza. Siempre educado, correcto y limpio. Era muy agradecido y todos lo que le trataron le apreciaban. Quedó demostrado al día siguiente de morir. El lugar donde mendigaba amaneció lleno de flores y velas. Alguien hace años le dio dos cachorros de una camada que, como tantas otras en nuestro país, vino al mundo destinada de antemano al abandono.

Esas dos perritas, Blaky y Ringo, tuvieron suerte, porque hallaron al más cariñoso y responsable de los amos. Adoraba a sus perros. Los alimentaba bien, antes incluso que a sí mismo. verdad. Blaky y Ringo eran su única familia. Hace dos años Ringo enfermó. Aunque Erich hizo todo lo posible para curarla, pagando lo que podía y los veterinarios pusieron el resto, no pudieron salvarla. El vínculo con Blaky se hizo más estrecho si cabe. Ya solo se tenían el uno al otro. Hasta que Erich falleció. Blaky fue llevada a la perrera que gestiona AUPA. Triste, comiendo poco, acercándose a la puerta para ver si regresa Erich. Es muy educada y cariñosa. Si desde algún lugar Erich puede ver a Blaky, solo descansará tranquilo cuando encuentre un hogar donde alguien vele por ella.

 

 

Zeuss, cinco años atado a un árbol

Zeuss es un precioso labrador de 5 años. Alguien se encaprichó de él, pero cuando era tan solo un bebé de pocos meses, decidió que ya no podía tenerlo y lo regaló sin preocuparse de si lo iban a cuidar, a querer y a tratarlo como es debido. Así fue como Zeuss pasó 5 años atado a un árbol, sin ningún tipo de protección y de cuidados, hasta que la policia lo rescató. Cuando AUPA se hizo cargo de él, estaba en condiciones lamentables. Además de desnutrido y con una plaga de garrapatas, tenía una otitis severa, por la que ha tenido 2 intervenciones. Tampoco andaba bien, pero las radiografías revelaron que era tan solo por falta de costumbre. Ahora Zeus ha vuelto a nacer. Está completamente recuperado, es alegre, bueno, noble, obediente, muy comilón y juguetón. Solo espera compartir el resto de su vida con una familia a la que dar todo su amor.

 

 

Álex, el solitario del monte

Este vivaracho mestizo de podenco de apenas 10 meses tenía una hernia escrotal muy grande y una rotura de rotula de nacimiento. Y esas fueron las razones que llevaron a los desalmados de sus amos a abandonarlo sólo en el monte. En AUPA lo tuvieron que operar de urgencia. Su vida peligraba. El domingo correteará por la explanada del Bioparc en busca de amor de sus nuevos amos. Hay algo que le encanta: cazar moscas.

 

 

 

El juguetón: Bartolo

Desde AUPA lo describen muy gráficamente. Es un perro muy alegre, juguetón y cariñoso. Tiene un pequeño problema de acumulación de colesterol en la cornea, pero esta respondiendo muy bien al tratamiento, y ello no le impide en absoluto hacer una vida normal. Se lleva bien con todo el mundo, es obediente y le encanta jugar, tanto que a veces “jugando un poco bruto”, señala la protectora.

 

 

Grecia, amarrada a un poste

Sólo hay que mirar el rostro de esta preciosa perra mestiza de 10 meses para comprobar que es la bondad hecha animal. No pueden haber ojos con mayor cariño y dulzura. Y eso que tiene una terrible historia detrás. Con unos 6 meses la dejaron atada a un poste en un camino en el monte. En AUPA hablan claro sobre cómo alguien puede actuar así: “No sabemos que puede llegar a pensar esta gentuza dejando que sus perras críen sin control y/o cogiendo cachorros y luego abandonándolos en cuanto crecen. Lo que tampoco entendemos es la cantidad de personas que se hace cómplice de actos tan crueles y no denuncia por el miedo al que dirán. Si tu vecino tiene una perra embarazada y consigue “regalar a todos los cachorros”, lo mas seguro es que lo haga de esta forma (abandonándolos en una perrera). O también si tiene un perro que, de repente, desaparece!…entre todos podemos ayudar a los perritos si hablamos con las protectoras que se encargaran de denunciar. Es desagradable, triste y cada vez mas indignante la falta de respeto a la vida que tiene mucha gente”. Grecia forma parte de una camada de cinco hembras, tres de las cuales ya están felizmente adoptadas.

Grecia, atada a un poste.

 

 

La simpatía de Lara Croft

A Lara le ha costado mucho acostumbrarse a la vida en la perrera. “Sabemos que estuvo días vagando sola por un pueblo sin que nadie pudiera cogerla. Cuando entró estaba muy apática, gruñía y no quería relacionarse ni con perros ni, mucho menos, con personas. Ahora Lara, esta preciosa perrita de tamaño mediano-grande, que nació calculamos que en agosto del año pasado, está súper simpática”, explican desde AUPA. La protectora la describe como muy sociable, curiosa, juguetona, “le encanta la compañía y los mimos y se porta muy bien”. Ojo, tiene sus preferencias: “sigue desconfiando de los hombres, lo suyo son las chicas”. Ah, y le pirra otra cosa: jugar con las mantas.

 

 

El glotón Loris

Es un precioso y pequeño Rottweiler de nueve meses. Sólo tiene una debilidad. Lo único que le pierde es la comida. Por lo demás, es un perro muy noble, cariñoso, sociable, simpático y obediente. “Esto nos confirma una vez más que no existen los perros peligrosos. Solo personas crueles e irresponsables”, enfatizan desde la protectora.

 

 

Lucy, la maga de las puertas

Mestiza, con cuatro añitos, no hay puerta que se resista a Lucy. Las abre todas, con mucho ingenio, explican desde AUPA . Aunque está algo gordita, también es muy buena saltando vallas. Además de ágil es muy divertida, muy dulce y cariñosa, obediente y en casa se porta genial. Lo único que necesita es alguien que le haga compañía. Un perrito le vale, pero tiene que ser ella quien lo elija.

 

 

Lupo el pegajoso

 

Entro con un collar de pinchos muy apretado en el cuello. Con dos añitos Lupo es un poco inquieto cuando esta rodeado de perros grandes. Le encanta la compañía de las personas y es muy pegajoso cuando quiere caricias. Simpático y cabezota, con Lupo tendrás un compañero fiel. Eso sí, desde AUPA recomiendan que esté con personas que ya hayan tenido perro porque necesita confianza y unas pautas a seguir.

 

 

La dulce Miss

 

Es una de las ancianitas de los supervivientes que desfilarán el domingo en el acto de AUPA y Bioparc. Tiene unos 10 años. Quizás la abandonaron por su edad. Sin embargo, es una perra ideal, dulce, muy obediente, siempre está de buen humor y da buena energía. No hay más que contemplar su mirada de vieja sabia.

 

 

Ver Post >