Las Provincias

img
Categoría: rescates
Vida quiere otra vida

Vida.

Esta es una llamada de auxilio con fecha de caducidad. Un llamamiento a la solidaridad con Vida, una pequeña podenca hallada con su familia en medio del monte en Valencia y que sufre una malformación en las patas delanteras que le impide andar con normalidad. Ahí va un vídeo en el que se aprecia.

 

 

Aquí lo cuentan sus rescatadores, poniendo voz de ‘Vida’…

 

“Hola, mi nombre es Vida. He sido rescatada junto a mi mamá y mi hermanito de mitad del monte. Allí nacimos, y allí hemos vivido hasta ahora….
Nos ha costado mucho sobrevivir, sobre todo a mi, pues como veis, soy diferente. O eso oigo decir a mis rescatadores…

Por lo visto, nací con una malformación en mis patitas delanteras que me impide andar con normalidad…, así que he oído que me tendrán que hacer pruebas para ver qué me pasa y si puedo llegar a andar mejor.

¡Pero yo estoy muy contenta! Ya no vivimos en la calle, y aunque oigo continuamente que soy diferente, no es verdad, soy como los demás, solo quiero amar y ser amada, ser feliz y tener una familia pronto que me quiera a pesar de mis “diferencias”.

 

 

Zeus, el hermanito de Vida, también en adopción.

 

 

Una vez más el héroe es Michel, en esta ocasión ayudado por Daniel, un voluntario que ahora se lanza a la salvación de animales codo con codo con Michel, y Amparo, la chica que dio el aviso de que Vida, su madre y Zeus, que es como se llama su hermano, estaban abandonados en el monte y quien ahora los tiene en su casa de acogida. Dani tuvo LITERALMENTE que dejarse la piel en el rescate, pues resultó herido al tener que meterse en una madriguera para sacar a los dos cachorros, que se habían resguardado en ella, aterrorizados.

 

Daniel, tras el rescaye con la jaula-trampa.

La dolencia no le impide a Vida ser una preciosa cachorrilla llena de vitalidad, alegría y ganas de jugar. Sus rescatadores lanzan dos llamamientos de ayuda: el primero y más importante, el dirigido a encontrar una casa para Vida. Y el segundo, sufragar una operación que le harán este miércoles y para lo que se necesita una no pequeña suma. Aquí lo cuentan:

La pequeña Vida ya ha visitado al veterinario. Su operación nos cuesta 700€. No tenemos ese dinero, pero no vamos a dejarla sola. Tenemos que conseguirlo. Vida merece volver a caminar lo mejor posible. Merece tener calidad de vida, y por eso vamos a luchar.

Radiografía de una patita de Vida.

El veterinario nos recomienda operar cuanto antes, pues es un bebé y sus huesos no dejan de crecer, y eso juega en su contra. Así que sin saber aún muy bien como, y confiando en que conseguiremos el dinero, el miércoles que viene operaremos a Vida.

IBAN ES79 3058/2015/81/2720004100

SWIFT / Código BIC CCRIES2AXXX
Titular: Miguel Nebon Huerta
Paypal: michelnebon@hotmail.com

Tenemos unos días para conseguir 700€ que cambiarán su destino. Ella se lo merece, pues ha demostrado ser una luchadora que quiere vivir solo por el hecho de haber sobrevivido en esas condiciones en la calle.

Y por supuesto recordaros que una vez recuperada VIDA necesitará un hogar definitivo. ¿La adoptas?

 

 

¿¿Nos ayudas a ayudar a Vida??

 

 

Ver Post >
Una cena que salva vidas

Veinte euros pueden salvar muchas vidas. Y esto es lo que cuesta la cena benéfica organizada por Michel Rescue Dogs, una de las ongs más activas de la Comunitat en lo que a rescates caninos se refiere. Aunque más que ong habría que decir rescatador. Porque como ya he contado aquí muchas veces (siempre son pocas), la labor de Michel Nebón Huerta es prácticamente en solitario. Un ángel de la guarda sin más tiempo que el que le queda libre de su trabajo y sin más dinero que el de los donativos que recibe para su labor.

Michel, en su 'jaula-trampa' con la que rescata a los 'peludos'.

El año pasado salvó decenas, cientos de vidas de perros abandonados. Luego contaré algunas de esas historias. Pero lo importante es la cena benéfica, con 20 euros de menú, “en la que todo lo recaudado irá para Michel Rescue Dogs, porque todavía nos quedan muchos perros por salvar”, como subraya Michel. La cena es a las 21.30 horas del viernes 3 en el restaurante vegetariano Pomma, en San Antonio de Benagéber, abierta a todo el que quiera acudir, con un menú puramente vegano. 

- Endivias rellenas
- Crema de verduritas de invierno
- Delicias de setas y queso con nueces
Sushi vegano
Mini hamburguesa vegetal
Tarta de pera 

También se puede hacer una aportación al ‘Menú 0′. La cena tiene aforo limitado y para reservar tu plaza (si es que aún quedan y previo ingreso) hay que escribir a michelnebon@hotmail.com o llamar al 698 412 415.

No es la única iniciativa solidaria. Michel también vende sudaderas, para chico y chica, a 25 euros cada una de ellas, “cuyo beneficio será para ayudar a seguir con los rescates y afrontar los gastos de los ‘peludos’.

 

 

Para que sigan siendo posibles imágenes como esta, Michel en la cama, con gripe y fiebre después de rescatar a tres perros en la calle, “un ángel sin alas”, como le dicen sus seguidores en Facebook.

O esta otra imagen, una mami y sus tres bebés rescatados a finales de enero, mientras diluviaba en Valencia, “con gran trabajo de Dani, Andrea y Andrea Zurilla, que es la que se hace cargo de ellos”, como destacaba Michel.

Para seguir disfrutando de miradas como la de Fanny, rescatada con apenas 10 kilos de peso en la calle, al borde de morir congelada, “una perra tremendamente buena, ¿te animas a adoptarla?”, era el mensaje del rescatador en su perfil de Facebook.

O con cartas tan BELLAS como esta, escrita por Michel para Lolo, uno de sus perros rescatados, un podenco que acabó pereciendo:

 

Carta para Lolo:

Hoy tengo que despedirme de ti, amigo Lolo. Me siento triste e impotente. Triste porque apenas has podido disfrutar de tu nueva vida desde que fuiste rescatado. Impotente porque te has ido demasiado rápido, sin que hayamos podido hacer más por ti.

Sin duda fuiste uno de mis rescates más especiales. Jamás olvidaré tu llanto de dolor al llevarte en brazos, y aún así, tu movimiento de cola agradecido, porque aunque dolorido, sabias que por fin estabas a salvo.

No tengo suficientes palabras de agradecimiento para GALGOS DEL SOL, que han cuidado de ti este mes y medio que has estado con ellos. Hablan maravillas de ti, ya que, sin duda, te hiciste querer por todos sus voluntarios enseguida.

Todos estamos tristes por tu injusta partida amigo, pero a la vez, nos quedamos con la satisfacción de que conociste el lado bueno del ser humano, de que te vas sintiéndote querido, cuidado y respetado, lejos de aquella triste cuneta en la que te habías echado para morir…

Ahora ya puedes descansar en paz, correr libre sin dolor, y seguro que ser muy feliz junto a todos los angeles de cuatro patas que te estarán esperando al otro lado.

Muchas gracias por cruzarte en mi camino Lolo. Buen viaje. Jamás te olvidaré ❤.

 

ENTREGA, SENTIMIENTO Y BELLEZA con los perros como protagonistas. Por muchos años de Michel Rescue Dogs.

 

Donativos en IBAN ES79 3058/2015/81/2720004100
SWIFT / Código BIC CCRIES2AXXX
Titular: Miguel Nebon Huerta
Paypal: michelnebon@hotmail.com
Teaming

 

 

 

Ver Post >
La adorable “asesina” Bunny

Esta es la historia de Bunny. Muchos al verla por la calle, cuando su ama aún no se había convertido en su verduga, debían pensar al cruzarse con ella: ‘¡Uf!, me cambio de acera, no sea que me vaya a pegar un bocado, que con los pitbulls nunca se sabe…”. La leyenda negra que acompaña a esta raza. El estigma que no se pueden quitar de encima los perros de presa. Eso pese a que razas como los collies, huskys o samoyedos, por su carácter nervioso o cruce de genes caninos, acaban resultando más nerviosos y, por ello, propensos a protagonizar alguna que otra agresión. Quizás ese estigma fue la razón que llevó a su propietaria a abandonarla. La siempre acusadora mirada de otras madres cuando sus niños intentaban tocar su cabezota. El recelo de los dueños de otros perros. La injusticia en la que caemos siempre que generalizamos. Con perros o con humanos.

No pretendo negar que los pitbulls, los Staffordshire, los dogos argentinos, los rottweiler o los presas canarios llevan en su ADN la agresividad, la defensa de los humanos que los propios humanos les hemos inculcado. Aunque luego aborrezcamos de ellos. Pero sólo hay una gran verdad: un perro es lo que es su amo. Si el amo es un descerebrado, el can lo será. Si no, será todo lo contrario: un corderillo. En este post, lo de “una imagen vale más que mil palabras” alcanza la proporción de verdad absoluta. Así que no escribiré más. Ha sido lo justo para introducir este maravilloso vídeo. El vídeo del rescate de Bunny. El vídeo con el que, si alguien después de verlo sigue pensando que los pitbulls son perros asesinos, es que no le cabe ni un ápice de cordura ni ternura en el cuerpo.

Ver Post >
Así se queda un perro tras siete meses de abandono

Alexia vaga entre camiones. Alexia se acerca tímidamente, para luego retirarse atemorizada, ante el paso de cualquier persona. Se aproxima en busca de comida. Quizás más bien de una caricia, en busca del cariño que hace meses que le falta. Alimentar el alma acaba salvando más vida que alimentar el propio cuerpo. Es el sentimiento que emana del cuerpecillo aún blanco y saludable de Alexia. Pero luego huye. Con la cabeza agachada, las orejas arrugadas y el rabo entre las piernas. Y su cuerpo se desvanece otra vez entre los camiones, clientes y humanos con prisa que pasan por la gasolinera de Valencia.

 

Una vez más, una imagen vale más que mil palabras. Y la sucesión de estas dos imágenes, entre las que han pasado siete meses demuestran una cosa: el abandono es maltrato. Aunque no golpees al animal, aunque no lo sometas a tortura ni lo tengas atado sin comida ni agua, abandonar es maltratar, idéntica salvajada. Y como ello debería esta penado por el Código Penal. Ahí va la imagen que lo dice todo: el efecto de siete meses de abandono y el aspecto de Alexia antes y después.

 

Alexia hace siete meses y ahora.

 

Hace años Alexia debía ser la niña mimada de casa. Quizás no hace mucho más de un año. Entonces debía ser la reina de la casa, chalé, casa de pueblo o la que fuese su morada. Hasta que Alexia dejó de ser el caprichito del hijo de papá, se convirtió en una carga demasiado grande para el malnacido de su amo o empezó a no cazar bien y el inhumano de su dueño decidió que prefería tener una boca menos que alimentar. A los hijos de puta no les hacen falta excusas ni argumentos. Alexia acabó en la calle. Y si no llega a ser por la lucha, tesón, entrega, humanidad y bondad demostrada por un grupo de rescatadores, DURANTE SIETE MESES de intentos para ponerla a salvo, hoy estaría muerta. Este vídeo, obra de Michel Nebón, lo resume muy bien todo.

Espero que usted, el ser sin corazón que lee este y está pensando en abandonar a su perro, o acaba de hacerlo, no pueda pegar ojo, ni comer, ni siquiera respirar después de haber visto este vídeo. Eso que le ha ocurrido a Alexia le va a ocurrir a su buen amigo. No lo hagas. Y si ya lo has hecho, búscalo. Tiene remedio. Él, igual que Alexia busca el rostro de su amo entre los desconocidos que pasan a su lado en la gasolinera, estará esperándote. Siempre. Le hagas lo que le hagas. Esa es la grandeza de los animales que nos falta a los seres humanos. 

El ‘alma mater’ de esta historia vuelve a ser Michel Nebón. Sé que muchos dirán que me repito, que demasiado a menudo es el protagonista de este blog. Yo digo que nunca es demasiado. Que lo que hace él, en este caso ayudado por otras personas, no tiene nombre. Y que las decenas de perros y gatos a los que ya ha salvado la vida, hacen que nunca sea demasiado nombrarlo en este blog. Alexia es ya otra de ellas. Ahora lucha por recuperarse de ‘riquetsia’, sarna de dos tipos y anaplasma.

Su última heroícidad y la moraleja que saca de todo esto, es explicado perfectamente por Michel en su página de facebook. Y aquí lo reproduzco: 

Alexia es el reflejo del abandono. Del abandono en estado puro. Su deterioro físico no se debe a ningún tipo de maltrato, nadie le ha hecho nada, nadie le ha pegado… El abandono en sí, es MALTRATO. Alexia fue abandonada en perfecto estado de salud. Y solo 7 meses después, este es su lamentable estado. No hace falta pegar ni maltratar para matar a un animal. Cuando abandonas un animal, lo condenas a muerte.

Alexia ha estado a punto de morir. La hemos rescatado justo a tiempo, pues el abandono estaba acabando con ella. Muchísimas gracias a Rafa Ardevol, Vicente Cervero (SOS RESCUE), Betty Morena, Carlos y Noelia, por estar ahí, por rescatar a Alexia, por no mirar a otro lado. En definitiva, por salvarle la vida. Esa vida que le habían arrebatado al abandonarla.

¿Cuanta tristeza, cuanta soledad, cuantas penurias habrá pasado este ángel hasta llegar a este estado? Se acabó pequeña. Jamás volverás a sufrir. Ahora solo nos queda darle un empujón, seguir ayudándola a recuperarse, a sanar sus heridas, físicas y psicológicas. Y para ese duro camino es para el que os pedimos ayuda. Necesitamos vuestra ayuda para poder costear los tratamientos que conviertan a Alexia de nuevo en la preciosa perra que era hace solo 7 meses.

¿Nos ayudas a ayudarla?

ES79 3058/2015/81/2720004100
SWIFT / Código BIC CCRIES2AXXX
Titular: Miguel Nebon Huerta
Paypal: michelnebon@hotmail.com

 

 

 

Ver Post >
La policía salva una vida

En esta historia hay poco que contar. Más bien es de ver. De ver y comprobar el gran servicio público que hacen los policías. Ya sea por un ciudadano, rico o pobre, desvalido o necesitado; o ya sea por un perro, que no es la primera vez que lo vemos, o incluso por un gato. Ahí va la gesta.

Los héroes de a pie son policías del distrito Marítimo de Valencia. La víctima, un pequeño gato callejero, atrapado bajo la rueda de un coche en un descampado de la zona este de la ciudad. No se sabe si el vehículo lo atrapó por accidente o si el minino quedó inmovilizado al meter la zarpa donde no debía. El caso es que los policías no lo dudaron. Había que salvar esa vida.

Policías en acción en el Marítimo.

Primero intentaron sacar con sus propias manos al gato, pero sin éxito. El minino, aterrorizado, bufaba y lanzaba zarpazos a los agentes, sin saberlos sus rescatadores. La patrulla del Marítimo se pertrecharon de un gato (este hidráulico) para levantar el coche y salvar al gato de carne y hueso. Y en unos segundos lo lograron. Basta ver el vídeo para constatar aquello de que los gatos tienen siete vidas. No hay más que verlo correr a toda pastilla en cuanto queda libre.

El buen servicio de los policías fue convenientemente destacado por el Gabinete de Prensa de la Jefatura Superior de Policía de Valencia, en su cuenta de Twitter @polprvalencia, con este mensaje.

 

ENHORABUENA HÉROES

Ver Post >
El rescate de los tres olvidados

Es difícil no empezar este blog de otra manera que con el anterior vídeo. En el se resumen la alegría de un rescate y, al mismo tiempo, el dramatismo y la angustia que lo rodean. En él aparece Michel, alguien que no es la primera vez que protagoniza una entrada en este blog. Un rescatador casi profesional. Un ángel para los perros abandonados. Alguien a quien en este país de gobiernos en funciones, políticos de sainete y pandereta y famosos de músculo fácil y botox rebosante habría que tratar como un héroe. O incluso pagarle un sueldo por el servicio que hace y su desbordante solidaridad. A cambio de nada. De hecho, poniendo de su bolsillo para salvar la vida a las decenas y decenas de canes a los que ya ha evitado una muerte más que segura. Igual que él, Sos Rescue, ResCat&Dog y Galgos del Sol, los otros ángeles de la guarda de esta historia.

Una de las podencas rescatadas.

Lo que no se ve, o más bien se oye en ese vídeo, es a Michel llorando. Sollozando. Con la voz entrecortada al ver el estado en el que se encontraba una de las cachorritas rescatadas. “Me derrumbé, no paré de llorar en todo el día, por la injusticia de ver a esa pequeña así y la crueldad del trato que recibió, lo mucho que ha debido sufrir”, explica Michel.

Vagando al borde de la muerte.

El milagro se ha gestado esta semana. Una historia con muchos mimbres detestables que ya se han repetido en ocasiones pasadas. Una de las lacras del mundo animal en España. Perros de caza abandonados a su suerte. Vagando entre olivos de un pueblo del interior de Valencia.

El más pequeño de los olvidados.

Una vez más dio la voz de alarma una ciudadana. Varios perros abandonados en una zona rural. Hasta tres equipos se desplegaron en el lugar para turnarse desde el pasado martes para rescatar al grupo de animales: los nombrados ResCat&Dog, Sos Rescue y Michel Rescue Dogs. Entre olivos, campos de cultivo y terrenos yermos pudieron ver alrededor de media docena de canes. Comiendo despojos, bebiendo aquí y allá. Al borde de la muerte sobre todo tres de ellos. Tres de los olvidados. Lo que parece una madre y sus dos hijos. Al menos tres podencos de una misma familia.

Durante días se turnaron los héroes de esta historia para tratar de ponerlos a salvo. Y al final, la jaula trampa de Michel, la misma que ha llevado cerca de la esperanza de un hogar a decenas de perros, acabó poniendo a salvo a los tres olvidados, tres podencos, los tres con la piel destrozada, con llagas, con costras, desorientados, famélicos, en los huesos y con la mirada perdida.

Michel y una de las chicas de ResCat&Dog.

Por suerte ya están en manos de los voluntarios y voluntarias de Galgos del Sol.

Y no me caso de decirlo: GRACIAS, GRACIAS Y GRACIAS

Ver Post >