Las Provincias

img
El hombre a un piano pegado
img
César Campoy | 21-12-2016 | 12:58| 0

Luis Prado publica ‘Plays Standards, Vol. 1’, donde revisita, en vivo, a The Who, Nacha Pop, The Zombies, The Lovin’ Spoonful, La Mode o Led Zeppelin

 

Hace un par de años, el valenciano Luis Prado, uno de los pianistas más importantes y solicitados (Miguel Ríos, Ariel Rot, M-Clan) de la música contemporánea española, viajó hasta los estudios madrileños de La Cabaña para mostrarle, al productor José Nortes, los temas que (tras sus magníficas experiencias en The Flauters y Señor Mostaza) debían formar parte de su primer disco en solitario, el brillante Mis terrores favoritos (Hall of Fame, 2016). Aprovechando la coyuntura, Luis aprovechó para registrar tres decenas de versiones, tan sólo a piano y voz, de algunas de aquellas sintonías que, a lo largo de estos lustros, han influido en su manera de componer e interpretar. Todas ellas (quien haya asistido a alguna de aquellas sesiones en directo de Prado en las que, incluso, aceptaba peticiones a discreción del público, sabrá de qué hablamos), una vez que son procesadas por el cerebro de este artista y servidas a partir de virtuosa y personalísima digitación, acaban adquiriendo una nueva dimensión; la misma que, ahora, ha quedado plasmada en Plays Standards, Vol. 1 (Hall of Fame), una colección de 10 de aquellas revisiones. Luis Prado en estado puro.

 

Luis, en busca de inspiración. Por Javier Sánchez Salcedo

Ver Post >
Ranchera y fandango
img
César Campoy | 15-12-2016 | 13:29| 0

‘Lobo de bar’, el último disco de La Pulquería, vuelve a mostrar la vena más pendenciera y comprometida del grupo

 

Impredecibles como pocos, pero con las ideas más claras de lo que parece, La Pulquería se ha convertido, definitivamente, en uno de los proyectos valencianos con más predicamento fuera de nuestras fronteras, merced a una peculiar filosofía que podríamos denominar como anarquía estudiada, sembrada con el inicio del siglo y que, desde la publicación, en 2004, de aquel apabullante Corridos de amor y su celebérrimo El día de los muertos (luego llegaron C’mon Fandango, el directo Hey, Ho, Chingón! y Fast Cuisine), ha ido sumando, sin descanso, fieles a esa causa gamberra y comprometida, a base de una atrayente mezcla de estilos (del rock contundente, a lo mestizo y fronterizo, pasando por la eficaz fanfarria).

 

Camaradería, entre borrascas y anticiclones. Por Cristina Cuenca

Recién finiquitada la primera parte de la gira que les ha llevado por toda la península, aprovechando la edición de su último trabajo, Lobo de bar, aprovechamos para pulsar el momento en que se encuentra La Pulquería: «Esta gira ha sido una sorpresa. Somos una banda con doce años de recorrido, y la gente que hemos visto en los conciertos viene luego a hablar con nosotros, y nos ha conocido hace apenas cuatro. De modo que hay un relevo generacional motivante y sintomático, que empuja mucho y que fascina», aseguran, mientras comienzan a planificar nuevas rutas de cara a 2017, con aquellos directos ya vividos, años ha, en tierras Latinoamericanas, en el recuerdo: «Fuera hay que ir. Es sano y necesario. Arrancar en otro país es como volver a empezar, y una forma increíble de hacer turismo. Vamos a ponerle una vela a San Patrón de los Pilotos de Avión para que no paremos. En cuanto al territorio nacional, la gira tiene su prolongación natural en los festivales que ya mismo empezarán a celebrarse, de modo que, aunque no nos lo propongamos, entiendo que seguiremos girando. Aunque las salas tienen un sabor especial donde realmente nos encontramos más cómodos».

 

 

Quien haya asistido a uno solo de los espectáculos en directo de este combo sabrá de lo que hablamos. Lo tremendamente energético de sus conciertos se ha convertido en el secreto que hace posible que, sin variar radicalmente la propuesta en escena y sonora, la esencia de La Pulquería siga siendo tan adictiva: «Seguramente, somos un grupo para hiperactivos. Nos prescriben 9 de cada 10 médicos relacionados con la salud mental. Las madres nos mandan a sus retoños en plan terapia. Así llegan a casa tranquilitos y con garantía de una semana de descanso. Si no queda satisfecha, señora, la invitamos gratis al próximo concierto», aseguran.

Tras su retorno en 2014, después de una pausa, que no se sabía si sería definitiva, anunciada (cómo no) por sorpresa, la banda ha tardado dos años en publicar su nuevo disco. ¿Hubo dudas a la hora de tomar la decisión? «El estudio es tremendamente estresante. Una cosa es componer en casa y hacer arreglos con la banda en el local, y otra cosa es someterte a la contrarreloj del estudio. Creo que a nadie le gusta someterse al estrés voluntariamente, así que volver al estudio se hace como paso necesario pero, personalmente, no lo vivo como algo deseable. Aunque por supuesto hay tiempo para las risas y los experimentos, y son precisamente esos momentos en los que salen las ideas que no tenías previstas. ¿Cuál será nuestro siguiente paso? Creo que aún estoy digiriendo este», añade Huracán Romántica, vocalista del grupo.

 

 

Lobo de bar, como adivinarán, es un trabajo vibrante y directo, pero también repleto de sentimiento y bofetadas de realidad, como las que La Pulquería nos brinda en temas como El diablo va a ganar o El viaje de los perdidos. Además, el grupo se ha valido de la connivencia de la cantautora Rozalén y del mítico Jaime Urrutia, para dotar de más brillo a la criatura: «Ha sido gracias a una alineación de planetas. A María la conocimos en un festival, y en seguida surgió la idea de hacer algo juntos, y, en cuanto al maestro, pues tuvimos la fortuna de tener amigos en común que nos facilitaron el contacto. Ambas han sido experiencias memorables», explican, mientras caemos en el hecho de que, desde que aquel Corridos de amor viera la luz a través de la multinacional Sony-BMG, el proyecto ha ido sumergiéndose, progresivamente, en una suerte de liberalización que, con el tiempo, les ha llevado, incluso (éste es el caso) a optar por la autoproducción: «Cada vez somos más conscientes de que quien mejor entiende nuestra música y nuestras intenciones somos nosotros mismos y, sobre todo, en este último disco, hemos decidido, prácticamente en todas las canciones, qué era lo que queríamos hacer. Manuel Tomás también ha puesto parte de su talento en algunos cortes, pero, a grandes rasgos, se puede decir que hemos producido nosotros. Y aunque todos compartimos mesa de debate, en caso de dudas, quien tiene la última palabra y quien está más encima del proceso es el autor de cada canción. Por otra parte, no tenemos ningún interés especial en autoeditarnos, si las condiciones son buenas. Autoeditarse es un trabajo que no es nuestro trabajo. Nosotros componemos y tocamos. Si alguien se hace cargo de eso, mejor que mejor. Pero, obviamente, no a cualquier precio. Se trata de llegar a un acuerdo que satisfaga a las partes, cosa que, de momento, no se ha dado», aclaran, aunque, nos asalta la duda: algo se echará de menos de trabajar con una multinacional, ¿no? «Los contactos, la promoción, la facilidad para estar en el candelero. La visibilidad, en una palabra. Eso es lo que ellos hacen bien, y lo que es difícil de lograr desde la independencia».

 

 

No obstante, faltaría más, lejos de morirse de pena, La Pulquería sigue en pie, y mira al frente, discurriendo por esa senda que, avanzábamos, oscila entre lo poco predecible, y esas pistas que nos invitan a ver este proyecto como uno de los más profesionales de esta tierra, merced a lo estudiado que parecen estar muchos de los elementos relacionados con la promoción y la mercadotecnia que rodean al concepto. ¿Qué hay de meditado y de improvisado en la manera en que La Pulquería vive la música? «Pues, como bien dices, hay dos lados de La Pulquería. Uno absolutamente anárquico que es el de la composición. En ese nunca sabemos qué nuevo elemento entrará a formar parte de la ensalada pulquera. Sabemos que habrá rock, pero no sabemos al lado de quién le tocará sentarse en cada viaje. La otra parte, la del marketing, es un camino de llano, ordenado y bien planeado. Y lo es, precisamente, porque nosotros no intervenimos en él. Si no… sería otro desastre. Me refiero a que podemos aportar ideas y ayudar a incluir conceptos como el ‘PulqueBus’, el ‘PulqueTour’ o cualquier otra animalada, pero, afortunadamente, hay un equipo solvente detrás, coordinado por Actúa Music, que se encarga de llegar a los plazos y de que se comunique todo debidamente», finalizan.

 

 

El disco de la semana

 

VVAA

Ara ve Nadal (Mesdemil)

El romance entre Navidad y música contemporánea, adivinarán, viene de largo. Las más grandes leyendas del pop, el rock o el soul vienen rindiendo su peculiar homenaje al villancico desde tiempos inmemoriales: de Los Brincos a The Beatles, pasando por Elvis Presley, Frank Sinatra, The Jackson Five o The Beach Boys. En el plano colectivo, también abundan ejemplos memorables, como los llevados a cabo por la Motown, aunque, tal vez, la criatura sonora más adorada y recordada sea aquel magnánimo A Christmas gift for you, en el cual Phil Spector tiró de muro de sonido para construir, con la connivencia de Darlene Love, The Crystals o The Ronettes, uno de los tributos navideños más inolvidables.

Inspirados en aquella aventura, más de una veintena de artistas y productores de la tierra han unido sus fuerzas para crear un disco que revisita el cancionero valenciano en torno a la Navidad, a partir de miradas tan diversas, como diversas son las fuentes de inspiración. Hay quien, como en el caso de Tardor, hacen suyo el clásico A Betlem me’n vull anar; quien, como Mox, va un poco más allá y remoza por completo L’olla de Nadal; quien, como Arthur Caravan, bucea en la tradición más próxima para brindar un Pastorets i pastoretes alcoyano, casi psicodélico; quien, como Sva-ters, acaba marcándose una latina Nadala de Carcaixent; quien, como Herba Negra y Bit Beat Boy, opta por las referencias hip-hop para recuperar Barrabàs, o quien, como Feliu Ventura, Gent del Desert, Lilit i Dionís (junto a Mark Dasousa) o Andreu Valor, deciden tomar una senda más, digamos, tradicional, a la hora de recuperar Ai, Pep!, la antiquísima Ou, ou, quina meravella, la Nadala del poble de Callosa d’en Sarrià o Parrampim. En definitiva, un documentado trabajo al servicio del elemento festivo tradicional.

Ver Post >
Los 10 para 2017
img
César Campoy | 16-12-2016 | 10:49| 0

El espléndido momento de creación que atraviesan nuestros artistas, reflejado en algunas de sus propuestas musicales para el año que entra

 

Luis Prado: Clásicos del pop y el rock, a piano y voz

Hace un par de años, Luis Prado viajó hasta Madrid para, entre otras cosas, registrar, con la connivencia de José Nortes, y a piano y voz, tanto algunos de los temas que debían formar parte de Mis terrores favoritos, como unas cuantas versiones. Algunas de estas últimas fueron publicadas en un epé en 2015, vía Discos Epicúreos. Otras diez han sido recuperadas, ahora, para conformar Luis Prado Plays standards, un disco publicado por Hall of Fame. Se trata de clásicos variados que van, del Aquella chica de La Mode o Relojes en la oscuridad de Nacha Pop, pasando por el Oh you pretty things de Bowie, Darling be home soon de Lovin’ Spoonful, el Rock and Roll de Led Zeppelin, Only a northern song de The Beatles, This will be our year de The Zombies, Turn your radio on de Malcolm Scarpa, Substitute de The Who o The night they drove old dixie down de The Band. «Una tarde cantando al piano algunas de mis canciones favoritas, algún ruido de anillos contra las teclas que se cuela por el micro de voz… y ese increíble piano Steinway de finales del XIX», asegura Luis.

 

Ver Post >
La reina del baile
img
César Campoy | 01-12-2016 | 11:16| 0

Mireia Vilar presenta Madre salvaje en el Espai Octubre Concerts el próximo 15 de diciembre

 

Animarse a entrar en el universo de esta artista valenciana representa una mágica aventura. Y supone liberarse de rancios prejuicios y absurdas etiquetas. La fábula ideada por Mireia Vilar significa, para el oyente, un viaje hacia lo desconocido, repleto de sorpresas y sensaciones de lo más variadas, a partir de una mezcla de estilos (y lenguas: valenciano, castellano, inglés…) que tienen en común el elemento sensible. Una suerte de onírico cuento, ideado y brindado con mimo por esta artista multi instrumentista; servido a través de letras que se balancean entre lo real y lo fantástico, y que este 15 de diciembre presentará en público en el Espai Octubre Concerts de Valencia.

 

Buscando inspiración. Por Beatriz Conca

Ver Post >
Señales desde lo infinito
img
César Campoy | 22-11-2016 | 12:35| 0

Pülse presenta, el 9 de diciembre en la sala Wah-Wah, su primer trabajo, una suerte de viaje sideral basado en un cúmulo de sensaciones provocadas por sensibles atmósferas

 

Hace tres años, el fotógrafo y diseñador valenciano Arte Fenollar decidió ampliar sus horizontes artísticos ideando Pülse, una aventura sonora que flota en ambientaciones electrónicas sumamente evocadoras en las que rebotan acordes que remiten al rock británico de los 90 del siglo pasado, así como hipnóticas brumas psicodélicas. Tamaño continente, como era de prever, tan sólo podía ser macerado en letras que remiten a lo espiritual, al universo, a lo metafísico.

 

Chicos espaciales

Ver Post >
Nostalgia de Brooklyn
img
César Campoy | 15-11-2016 | 11:40| 0

Cisco Fran presenta su primer trabajo en solitario, Gigante, el próximo 26 de noviembre en la sala George Best de la capital valenciana

 

Tras tres décadas dirigiendo la locomotora que guía los destinos de La Gran Esperanza Blanca (LGEB), Cisco Fran ha decidido editar un trabajo en solitario, Gigante (Peanut Records, 2016), arropado por una increíble y celestial nómina de colaboradores (Santi Serrano, José Sala, Juanma Pastor, Rebeca Ibáñez, Gilberto Aubán, Eduardo Hirschfeld, Txema Mendizábal…). ¿Deuda pendiente, exorcismo necesario? «Es más sencillo, las canciones lo pedían. Hablaban desde mi interior con fuerza y profundidad. Con la banda, estas canciones habrían sido otras; vi claro que tenía que buscarles un acomodo diferente. Es verdad que son más íntimas que otras, pero tampoco mucho más. No he cambiado demasiado mi forma de expresarme», aclara. Efectivamente, el espíritu de LGEB permanece (faltaría más); no obstante, cuando uno degusta con calma Gigante (que será presentado el 26 de noviembre en el George Best de la capital valenciana) puede adivinar ciertos elementos (poco tangibles, más bien sensoriales), que invitan a establecer marcas emocionales que, en ocasiones (la conmovedora Desaparecer) acongojan: «He intentado buscar unos tempos nuevos, unos ritmos diferentes, permitir que existieran espacios vacíos en algunos temas, que dieran una profundidad a la canción a la vez que tiempo para adentrarse en el ambiente de la misma. Es verdad que mi voz y mi forma de escribir siguen estando ahí, pero yo pienso que sí hay una diferencia clara».

 

Solo en la carretera. Por VikPamNox

Ver Post >
Recuperados de la resaca
img
César Campoy | 09-11-2016 | 16:39| 0

Doctor Divago regresa a la sala Wah-Wah tras casi año y medio sin pisar un escenario en Valencia

 

Más de un año llevaban Doctor Divago sin subirse a un escenario en Valencia. La agenda de la banda estuvo reservada, en 2014 y 2015, a la celebración de sus 25 años de carrera: disco, libro, documental, gira… Con aquella vorágine y con aquella resaca hizo el amor el grupo hasta caer desfallecido: «Fueron meses intensos y agotadores, con varias celebraciones y acontecimientos. Hubo cosas muy gratificantes, como la publicación del libro de Mariano López y la del documental de Rubén Soler, hacer Los Conciertos de Radio 3 de nuevo, nuestro recopilatorio Especial de la casa… Las fiestas de aniversario fueron emotivas y estimulantes, y pudimos realizar una gira por distintas ciudades en unas condiciones un poco más dignas de lo habitual, ya que la AIE, después de muuuchos años de presentar nuestra candidatura, nos incluyó en su programa Artistas en Ruta», recuerda Manolo Bertrán, vocalista, guitarrista y alma mater del proyecto.

 

Sin reproches, por Jorge Bellver.

Ver Post >
¿Valencia suena?
img
César Campoy | 03-11-2016 | 13:43| 0

Castellón y Valencia albergan, este mes, la celebración de los festivales TroVAM!-Pro Weekend y MUV!

 

La música valenciana vive uno de los momentos más decisivos de su historia. Posiblemente nos encontremos en una de las fases más prósperas en lo que a diversidad de artistas, productores, ediciones, medios de comunicación y difusión, actuaciones y festivales, calidad y variedad, se refiere. No obstante, el gran público (el mayoritario) sigue dando la espalda a una escena y una industria que tratan de importar, adoptar y adaptar modelos de estructura y funcionamiento que, en cualquier país mínimamente desarrollado del planeta, han cristalizado. El asociacionismo (en sus más diversas vertientes), o la intención de que la música moderna adquiera un estatus de arte con mayúsculas, y acabe desembarcando en las instituciones educativas, son algunos de los objetivos que varios profesionales del sector llevan tiempo empecinados en lograr.

De hecho, a lo largo de los próximos días, varios puntos de la Comunitat van a ser testigos de dos ejemplos más de ese laborioso proceso que trata de normalizar uno de los sectores profesionales valencianos con mejor materia prima.

 

Gener, uno de los platos fuertes del TroVAM!

Ver Post >
Una vida de tango
img
César Campoy | 27-10-2016 | 11:19| 0

Candi retorna a los orígenes, a las raíces puras y primeras del género, y presenta su nuevo espectáculo, ‘Vuelvo al sur’, en La Beneficència

 

Existe una diferencia inmensa entre hacer música y vivirla. En el segundo de los casos, cuando no eres capaz ni de comprar una barra de pan sin que en tu mente suene esa banda sonora que acompaña tu existencia, estas maravillosamente perdido. Si, además, es un estilo tan racial y embriagador como el tango el que consigue anidar en tu alma, la dulce condena se multiplica por cuatro. Esto vendría a ser lo que le sucedió a Candi Imbernón que, tras varios años militando en el pop, acabó quedando prendada de aquellos aires de bandoneón procedentes del Río de la Plata. Tal fue el grado de obsesión alcanzado por la cantante valenciana que, ni corta ni perezosa, decidió, a finales del siglo pasado, dejarlo todo y viajar hasta Argentina para buscar unos orígenes que no eran los suyos, pero, suyos sí los sentía.

 

Candi, en penumbra

Ver Post >
Ahuyentando viejos fantasmas
img
César Campoy | 20-10-2016 | 15:14| 0

Seis años después de su separación, Polar vuelven a subirse a un escenario coincidiendo con la celebración del Deleste

 

Surgidos, a mediados de los 90 del siglo XX, en aquella Valencia musical que soñaba con asaltar los cielos impulsada por la tristemente fallida Explosión Naranja, a Polar le bastó, apenas un lustro, para convertirse en uno de los emblemas del buen hacer sonoro que emanaba de esta tierra. En su década y media de vida, Jesús de Santos, Miguel Matallín, Paco Grande y Jesús Sáez prácticamente lo lograron todo en el universo independiente. Tras hacerse con el Circuit Rock valenciano, de hecho, pisaron los escenarios del FIB, el BAM, el Tanned Tin o el Primavera Sound, y actuaron en compañía de referentes como Damon & Naomi o Luna. Seis años después de ofrecer su último concierto, la banda retorna, en exclusiva, con motivo del Deleste 2016, que se celebra los días 4 y 5 de noviembre en la Rambleta: «Surgió de una manera natural. Juan Enrique León soltó la chispa proponiéndonos tocar en el aniversario de Tranquilo Niebla, pero sólo nos dio una semana de margen para decidirnos. Polar no es un grupo de prisas, precisamente, pero eso nos volvió a poner en contacto. A partir de ahí, un par de conciertos, barras de bares y cervezas de nombres extraños hicieron el resto», aseguran.

 

El cuarteto, en 2016. Por Pau Martínez

Ver Post >
Sobre el autor César Campoy
Curioso por naturaleza. Más de media vida escribiendo.

Otros Blogs de Autor