Un poema sobre las cuatro estaciones del año

Nueva versión

Las cuatro estaciones del año

Primavera en declive por ascenso

de calor y sofoco en levantar.

Entre calles y campos en disenso

a regocijo en plazas y alternar.

En devenir veraniego a propenso

de sudores, descanso y respirar.

Antitrago de oxigeno en suspenso,

resta vida en carencia pulmonar.

La suavidad de otoño halla consenso

en ciervos, árbol, sombra y madrugar.

Mientras agua de pantano en descenso

sigue en sequía y pastos a incendiar.

Helada, lluvia, migas, pan inmenso,

en soledad de manta y despertar,

a paz, sosiego, abrigo, oler a denso

y líquido de aceite que ayunar.


——————————————————————————-

Cuatro estaciones tiene un año

Primavera

La Primavera relega a suspenso,
de bochorno en tardes y levantar.
Y calles, aceras, fiesta y descanso
por regocijo en plazas y alternar.

Verano

Verano, sol y calor en ascenso,
antitrago, consuelo y respirar.
Aunado a oxigenar en descenso
merma vida, en carencia pulmonar.

Otoño

Arroyos de Otoño aúnan consenso
a ciervos, árbol, sombra y madrugar.
En caudal de pantanos en remanso
sigue sequía y pastos a incendiar.

Invierno

Lluvia de Invierno, pan e hierba por pienso,
a suavidad de manta y despertar.
Matanza, entre abrigo, brasas, incienso,
aceite, olivo, orujo y estrujar,
traen flores, y otra vez a empezar.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
lasprovincias.es