Las Provincias

img
LA RESERVA
img
Carlos Pajuelo | 25-03-2017 | 07:07| 0

LA RESERVA

         Hay expectación en torno a saber quién nos pagará la extra de Junio… si es que llegamos vivos.

         Digo esto porque se baraja la posibilidad de emitir deuda pública y así no tocar más la llamada “hucha de las pensiones” que está en 15000 millones aproximadamente y eso no es nada para los que somos, se ve.

         La reserva no se toca, dicen unos y otros señalan: “está para eso”.

         Antes de que se pongan de acuerdo los Ministerios de Trabajo y Economía y sea Moncloa quien desempate, me gustaría decir que yo sé quién va  a pagar las pensiones.

          Somos nosotros los que las vamos a pagar y es que se da la circunstancia de que antes ya las habíamos depositado durante los años preceptivos sin dejar de contribuir religiosamente.

         Lo digo porque al parecer hay instituciones que se arrogan el privilegio de ser ellas las que pagan y conviene recordar que quien paga siempre es el mismo o sea el ciudadano.

         Si nosotros pudiésemos hacer llegar este mensaje a todos, incluidos a algunos funcionarios, a lo mejor seríamos más amables y eficaces con el otro.

         Yo mantengo una reserva o lo que es lo mismo, mantengo una duda interna sobre si los políticos han llegado a  asumir que están ahí para servir.

         Cuando yo estaba activo, laboral y oficialmente, expresado en términos de cotizar a la Seguridad Social,  me invadía una sensación casi corpórea de satisfacción molecular, porque sabía que estaba abriendo una cuenta para el futuro y que se me devolvería en forma de pensión que se actualizaba cada año.

         Ahora me invade otra sensación corpórea opuesta; se trata de una suerte de pánico celular que se transforma en modo reserva.

         Para expresarlo con mayor precisión;  es como si el combustible del vehículo te marcase que te queda poco y tienes la duda de si llegarás o no a la próxima estación de servicio.

         La diferencia es que en la estación puedes recargar y en el Fondo de pensiones, como no te lo recarguen otros, “palmamos”. He escogido el camino de la redención y me voy a ir a rezar, con vela incluida, postura recatada a la Virgen de los Desamparados a ver si ayuda. Muy buenas.

Ver Post >
EL PEDO DE AURORA
img
Carlos Pajuelo | 24-03-2017 | 08:33| 0

EL PEDO DE AURORA

         Hace unos días me ha llegado, a través de wassap, una noticia que no sé si creérmela; de momento la pongo en duda.

         Un juez de violencia de genero ha culpado a un marido, tras la pertinente denuncia de la esposa, de atentar contra la dignidad de ella porque, por lo leído, tras una discusión genuinamente matrimonial por cualquier cosa, él se dio la vuelta, cansado del asunto, y al irse se le escapó una ventosidad de considerable estruendo, digo yo, que terminó de alterar la psiquis de ella que, ni corta ni perezosa, presentó una denuncia alegando, supongo, burla, escarnio etc.

         Fue admitida a trámite y ahí estamos.

         Eso me hace reflexionar sobre el nivel de sensibilidad que se muestra a día de hoy y me lleva a cuando yo me pegaba patadas importantes por debajo de la mesa en la escuela con un compañero de Alboraya, que a su vez me las devolvía con pericia sin igual de cuyas patadas se me han reforzado los tobillos.   

         Nadie entonces pensaba que aquello era acoso escolar y entonces cuando Doña Vicenta- mi querida maestra- nos descubría nos imponía un castigo de mayor permanencia o nos dejaba sin recreo, momentos que aprovechábamos para seguir dándonos patadas. Se ve que era la escuela de la vida.

         El titulo de esta columna tiene que ver con un cuento escrito por mí a raíz de un suceso real, un “sucedido” en un ascensor que terminó con una posible historia de amor entre dos jóvenes vecinos.

         Ella tenía una cierta aerofagia, quizás por el consumo excesivo de judías de El Barco de Ávila, digo yo, con chorizo y a él se le cayó el alma a los pies cuando asistió, como espectador único, al escapa biológico de Aurora.

         Nunca más coincidieron y pronto ella desapareció de la finca habiéndose truncado una posible y enternecedora relación.

         Con aquel pedo se frustró, creo, una historia que hubiera cristalizado en el incremento poblacional y al tiempo todos perdimos a dos posibles contribuyentes (que son los hijos que yo les atribuyo por gracia del que escribe).

         Hay que mantener pietro el oscuro  agujero final de nuestras veleidades gastronómicas y evitar compartirlo.

         Lo de contigo pan y cebolla tiene sus limites…se ve.

Ver Post >
LA DUDA
img
Carlos Pajuelo | 21-03-2017 | 10:59| 0

LA DUDA

         Cuando tienes ante ti un acontecimiento (ahora lo llaman evento)  personal y te enfrentas a la necesidad de elegir a quien invitar o no, surge la duda.

         Sopesas con cuidado el límite de tu relación y evitar así traspasar la frontera de la indiscreción o la inconveniencia.

         A mi me pasaba mucho esto cuando ejercía de profesor y recibía alguna llamada; la llamada podía desarrollarse así, más o menos.

         ¿Dígame?

         Hola. Soy fulano de tal (nombre y apellidos)  ¿No te acuerdas? (cuando el otro nota tu duda, porque no tienes ni puñetera idea de quién es y el tono te descubre)

         ! Ah! si (lo dices casi maquinalmente por educación) y entonces pasa al ataque para recomendar a su hijo o a su sobrino.

         Ser o no ser. Es el paradigma de la duda. No saber a qué carta quedarse. Yo soy.

         Este diario ha sido generoso conmigo a la hora de dar noticia de que mañana presento mi última novela en el Colegio Mayor Rector Peset a las 19,30 hrs. y me siento obligado a dar las gracias por esa atención.

         Yo no quiero caer en la duda y entonces he invitado a todo el que he podido y no he caído en el error de la selección. Yo presumo de liberal y todo el mundo, en principio, es respetable y a considerar.

         Ahora la duda se aloja en mi interior. Vendrán o no vendrán esa es la cuestión. Veremos y lo contaré. Me dispongo a anotar las anécdotas.

         Como va de exiliados españoles ayer, me trajeron documentos manuscritos de un exiliado en Francia y de otro en Argelia.

         Gracias por leerlo y yo mismo me voy a seguir leyendo lo de los manuscritos. Muy amables.

Ver Post >
MIRAR DEBAJO DE LAS ALFOMBRAS
img
Carlos Pajuelo | 17-03-2017 | 08:44| 0

MIRAR DEBAJO DE LAS ALFOMBRAS

            Algunos de mis amigos dicen que me he vuelto paranoico porque cada día me fío menos de nada y nadie y que estoy sembrando la duda sobre la seguridad y sobre la necesidad de resistirme a guarecer la vida íntima de las personas, aunque estas personas lleven sobre si el peso alado de la corona.

            Lo digo porque un medio de información ha dado a la luz unas grabaciones de hace 26 años hechas al Rey con ocasión de una de sus conversaciones con la mujer de ese momento que, al parecer, le hacía feliz y le gustaba mucho.

            ¿A mi y a usted que nos importa?

            Hombre es que se trata de una autoridad que debe dar ejemplo y demás.

            ¿Dispone el espiado de un dispositivo que habitualmente forma parte de la característica que hace al hombre diferente de la mujer?

            De hecho ha surgido la polémica con un autobús estos días ha propósito de recordar a ellas y a ellos de las diferencias naturales y físicas que nos diferencian

            Todo este aparato gramatical para no hablar de pene y vulva. Cosas del lenguaje políticamente correcto y de la cosa gramatical perifrástica       

            Se ve que alguien cercano al monarca, en plan topo de película de espías, había puesto en la pared, bajo las alfombras, etc. unos adminículos de origen técnico británico para que todo lo que el hoy emérito dijera se escuchase y pudiese usarse para beneficio de terceros.

            Dícese del  Partido Socialista en el caso de la corrupción del hermano de Alfonso Guerra, el llamado Juan, que hacía y deshacía asuntos y favores a cambio de alguna recepción de comisiones. O sea como ahora.

            Que las grabaciones obtenidas fueron moneda de cambio para que en el discurso de fin de año el peso indigno de la corrupción despareciese del texto. No sé.

            Yo he mirado debajo de la manta porque las alfombras las tengo quitadas porque tropiezo con los bordes y me da miedo.

            Yo soy emérito también y viejo (dirás mayor- me dicen-y yo soy consciente de que no; se llama viejo y punto) y aunque mis coqueterías, si las hubiera no interesan a nadie yo lo niego todo.

            ¿Entonces? Nada. Que ya está bien de perder el tiempo con grabaciones, espionajes etc. que al final siempre son lo mismo. Acudir al refranero y a lo coloquial. “La jodienda no tiene enmienda”  Muy buenas.

Ver Post >
TRAS EL 8 DE MARZO
img
Carlos Pajuelo | 15-03-2017 | 09:17| 0

TRAS EL 8 DE MARZO

         El pasado 8 de Marzo fue el Día de la Mujer y las manifestaciones en favor de la igualdad y contra la violencia de género salpicaron la geografía de nuestro país y la de otros.

         Esta presencia pública de la mujer, con testimonios de todo tipo, es la muestra de que algo está cambiando, aunque todavía no del todo, si vemos las estadísticas de violencia y asesinatos a los que estamos sometidos por parte de los violentos.

         Hay más días tras el 8 de Marzo.

         Los niños ven a sus padres enzarzarse en una pelea barriobajera por un falso gol o una falta no pitada. Con ojos como platos esos niños imitarán a sus papas porque creen que los conflictos se resuelven así. La violencia está sembrada.

         Son los sociólogos, los psiquiatras y otros profesionales sobre los que recae hacer teoría sobre las causas de esta situación.

         Yo me limito aquí a opinar que la base de la equidad en el trato con el otro está en la educación primaria, en la familia y en considerar a los medios no como el reflejo de la realidad, cuando nos ofrecen series, películas, etc.  donde, a veces, la creatividad ha sido sustituida por simple violencia. Es la  agresividad en todas sus formas.

         Muchos se limitan a reproducir esos roles y deben pensar que eso es lo normal cuando lo estamos viendo todos los días.

  •   Todo esto viene a consecuencia de haber leído una noticia que me ha impactado y que tiene que ver con una mujer de 23 años de origen cubano, afincada en Chicago y al parecer un genio.
  •  De madre cubana, está considerada una de las mentes más brillantes del MIT, después de graduarse con la nota más alta de la historia. Tiene una oferta permanente de Jeff Bezos.
  • Nacida en Chicago, de madre cubana y padre estadounidense, González Pasterski se centra en la comprensión de la gravedad cuántica, explicando la gravedad dentro del contexto de la mecánica cuántica. Investiga sobre los agujeros negros y el espacio-tiempo.
    • Investiga los agujeros negros y el espacio tiempo, usa emoticonos, no tiene cuenta en Twitter, ni el curriculum en LinkedIn. Su smartphone no es de última generación.
    • ¿Y si después de todo el asunto, a lo mejor, se resuelve con aplicarse al estudio todos los implicados, incluidos los papás y el Sr. Marzá, conseller a la sazón de la cosa, por ejemplo?
    • ! Ah!, se me olvidaba, menos artilugios tecnológicos iría bien. Buenas fallas.
Ver Post >
EL MICROONDAS TE MIRA
img
Carlos Pajuelo | 14-03-2017 | 08:24| 0

EL MICROONDAS TE MIRA 

         Kellyanne Conway es el nombre de una asesora próxima al inquilino  actual de la Casa Blanca que empieza a ser conocida por sus declaraciones sorprendentes.

         Al margen de recomendar que compren los diseños de la hija del Sr. Trump (probablemente dentro de la línea de América first- América primero)  que , por cierto, hicieron crecer las ventas un 300%.

          Eso da idea de la fuerza de ciertas recomendaciones dependiendo  del origen de las mismas y de considerar que ante las noticias de los diarios hay otras perspectivas, poniendo así en duda la veracidad de la información; esta señora se ha dejado caer con una noticia que a mí me ha puesto los pelos de punta.

         Afirma que es posible, probable o a lo mejor, que el Sr .Obama espiaba al Sr. Trump ( América first) a través del microondas.

         No afirmo, ni niego nada. Después del televisor mirón para la CIA, los teléfonos que me siguen, las encuestas de Marzá para averiguar cuántos homosexuales hay en los colegios por aquello de la diversidad y transversalidad, puedo llegar a creérmelo todo.

         Sin embargo lo del microondas me pone. Yo no tiro comida, aunque la vieja costumbre de la posguerra de besar el pan que se caía al suelo me ha desaparecido. Un día uno de mis hijos me vio haciéndolo y creía que me había vuelto loco. Me contengo ahora.

         Decía que yo no tiro comida y ayer me calenté unas lentejas sobrantes con un poco de chorizo de Pamplona (me gusta Pamplona) y noté como a través del cristal cada lenteja era un ojo y todos me miraban y me dio miedo.

         Ahora me tengo que ir a la ferretería de la Plaza del Collado, detrás de la Lonja, que tiene de todo, a asesorarme sobre qué tengo que poner delante del cristal para que no explote aquello y que al tiempo me quite del objetivo “microondatico”,  no sea que me vea quien sea, el cómo, en un momento dado, me rasco el escroto o me meto el dedo meñique en el agujero de la nariz y se sepa por fin que soy un guarro.

         ¿No sería más fácil el que una bella encuestadora se citara conmigo y me hiciera todas las preguntas del mundo y yo encantado de contestar y no estar ahí con el televisor, la cámara, el teléfono a ver qué hago? Para no caer en la discriminación de género que cada uno se cite con quiera o pueda.

         La desaparición de las porteras ha sido un error estratégico.      Perdón,  que ya me voy a la ferretería que luego tengo unos ejercicios de reptar por el pasillo de mi casa porque creo que en los picaportes de las puertas hay cámaras y microchips que están conectados con drones y a su vez con satélites que ofrecen al Comité de Seguridad Mundial, la imagen de cómo me toco los santísimos huevos mientras espero que se calienten las lentejas que están de muerte. Muy buenas.

Ver Post >
LA ESTAFA
img
Carlos Pajuelo | 11-03-2017 | 07:21| 0

LA ESTAFA

(Las Provincias hoy papel y digital)

        Se ve que hay gente que ha percibido la capacidad de algunos seres humanos para la solidaridad y la explota.

        El Sr. Sanz es un personaje, detenido estos días, que tiene un radar especial para hacerse valer desde su enfermedad extremosa, inventada o exagerada. Un convecino que descubrió en su cuerpo el modo de ganarse la vida… hasta su captura y necesitar ser médicamente atendido por una descompensación en la tensión. Un detalle emocional a tener en cuenta.

        En nuestro Estado garantista a lo mejor eso es un atenuante.

        El hombre de los 2000 tumores merece estar en la cúpula de la banda de los estafadores que juegan con la credibilidad de la gente. Este tipo en vez de vender preferentes, que tampoco estaba tan mal para quienes  habían inventado el señuelo o el de disponer de tarjetas “black”, tenía en su cuerpo mismo montado un banco. Menos papeleo y menos permisos legales.

        Cada vez inventaba un tumor nuevo y como la solución parece que estaba en USA- donde allí lo arreglan y lo curan todo- pues hala, a la marcha. Yo pido y alguien caerá y cayó bastante gente hasta ser objeto de galas benéficas. Un fenómeno del montaje y del show.

        Paco Sanz tenía admiradores por la vía de la pena.

        Se nos mete una especie de Caballo de Troya en el alma y cuando los medios nos dan noticia de algún caso – recuerdo el caso de la niña Nadia-  eso debe afectar a un sentimiento falso de culpa, al estilo de: “pobre, con lo bien que yo estoy y fíjate este que además no le ayuda nadie” y das un algo, como él decía, aunque no sea más que un euro, que igual eso me evita el que me salga un tumor nuevo.

        Con este tipo de sucesos empieza a instalarse en ti una semilla de desconfianza hacia las ONGS y entre estos casos y los salarios que se llevan algunos dirigentes de las mismas, solo te quedas con Caritas y Médicos sin Fronteras- por lo menos es lo que me pasa a mí.

        Entre este mercado persa instalado en Valencia al calor fallero y los que piden se multiplica  la Feria del pedir. Perro mundo.

 

 

 

        

Ver Post >
LA RESPUESTA
img
Carlos Pajuelo | 08-03-2017 | 06:33| 0

LA RESPUESTA

            Al parecer las respuestas a consideraciones político religiosas, de hábitos de vida, de conductas alimentarias, son especialmente críticas en un tiempo en el que se diría que el personal está hipersensible. Hay que tener cuidado.

            Puedes no gustar y te persiguen por tierra, mar y aire.

            Viene esto a cuenta del hecho de haber leído, el que suscribe, una contestación de la Sra. Milá, en un programa de televisión conocido, a uno de los participantes, bioquímico valenciano, por cierto, que hacía referencia a la inexistencia de enzimas prodigiosas en la alimentación.

             Y eso a propósito de la lectura de un libro, con un titulo parecido, escrito  no hace mucho y previamente ponderado por la Sra. Milá.

            Como el contenido de la crítica del bioquímico no gustaba a la Sra. esta se despachó con un ” estás muy gordo” y señalándole la cintura añadió sobre  la peligrosidad de su circunferencia. Una falta de tacto, exculpada por la fama de la señora a la que parece que se le consiente todo. Alto señora mía.

            Alto ahí. Eso me toca de cerca. Mi cintura es ostensiblemente redonda y cuando me la señalan directa o indirectamente, como es el caso por alusiones  físicas y virtuales, siempre contesto que es cosa de la guerra.

            Yo me refiero a la guerra civil española donde se pasó hambre y al ser yo mayor, digo que me queda el regusto de repetir algún plato por si acaso.

            Después está el precio de conseguir esa circunferencia. Yo no voy a tirar por la borda miles de pesetas primero y ahora euros, porque a la Sra. Milá, por ejemplo, le dé por estar delgada. Allá ella. Yo soy un liberal y digo que la cintura del otro es muy respetable.

            Lo de la guerra impacta y deja en silencio. Descolocas y luego regateas aprovechando el silencio asombroso del otro.

            La guerra es un concepto terrible y suele dejar perplejo al personal. Nadie se imagina a que guerra me refiero y la cara que le queda a la gente es parecida a la que se me quedó a mi cuando oí decir a un secretario de estado, en una comisión parlamentaria  ayer martes, opinar sobre los inmigrantes, sugiriendo por tres veces que se echan al agua. No están en un deporte de natación.

             Ignoraba el ilustre e indocumentado secretario- al que yo echaría al monte- que es la guerra la que les empuja a salir de su casa o aunque no fuera la guerra y fuera el simple hecho de querer mejorar sus condiciones de vida actuales.

            Lo decía “el pollo” al tiempo que el Sr. Presidente del Gobierno decía justamente lo contrario en una reunión europea.

            Convendría pensar en las respuestas públicas y privadas. Las patadas al alma agrietan el escroto y alteran el metabolismo. Recomiendo  calma, amables lectores. 

Ver Post >
LO TRANSJURIDICO
img
Carlos Pajuelo | 25-02-2017 | 16:10| 0

LO TRANSJURIDICO

Papel y digital hoy en Las Provincias

                Se ha  instalado en el vocabulario del ciudadano español de hoy,  un aporte de conceptos y  palabras que mueven al debate y a la confusión, según sea la vía que las origina e interpreta.

                Primero, se decía, era imputado y ahora es investigado y muchos dicen que es lo mismo con otras palabras y otros difieren, con autoridad ministerial, que son cosas distintas y cada uno de los imputadosinvestigados coge el rábano por las hojas, las hojas que encajan con su especial situación.

                Asistimos con asombro tridimensional al juego dialectico en el que probos y probas políticos serviciales, asumen con la máxima dignidad y seriedad en sus facciones la afirmación rotunda de “me iré” en cuanto me imputen…y no se van. Lo han dicho públicamente, se han comprometido más allá de la mesa camilla de su acogedora salita siglo XIX, por ejemplo.

                ¿Por qué no se van?  ! Ahí le has dado Pajuelo! Afirman que eso no va con ellos.

                Es que usted, su partido, lo ha firmado y creo recordar que era la condición número 93 la que lo contempla cuando la investidura del actual Presidente.

                Si, claro que sí y así se cumplirá cuando se produzca el hecho.

                Ya se ha producido.

                 No. No es lo mismo. Yo se lo voy a aclarar.  

                Y ahí empieza la función transjurídica o sea que es un sí pero no. Es un devenir transformista, una emigración semántica en estado de cristalización lenta. Es como la tarara. La tarara si, la tarara no.

                Es una  sensación de inseguridad que da mucho que hablar.

                Yo creo que uno va al Juzgado cuando lo llaman y no va de visita porque pasaba por allí y en la cafetería el bocata es más barato y el café es bueno y de paso tocas poder judicial.

                Yo entré en modo ilusión cuando con la firma del pacto entre C´s y PP.

                Asistimos con esperanza desenfrenada a ese Pacto entre Ciudadanos y el Partido Popular y yo mismo llegué a exclamar, presa de un virus democrático renovador un! Por fin!            Algunos se han dado cuenta del juego de favores, corruptelas, corrupción mayor y estafas a la buena fe de los ciudadanos.  No vamos bien. Veremos

Ver Post >
LUZ AL FINAL DEL TÚNEL . LA NASA ME LA DA
img
Carlos Pajuelo | 23-02-2017 | 08:09| 0

LUZ AL FINAL DEL TÚNEL o LA NASA ME LA DA

            La Nasa me ha tranquilizado a primera vista y me ha quitado de golpe la culpabilidad sobre el exceso de tiempo consumido con agua caliente cuando me ducho y cuando circulo en un superatasco como el de ayer en Valencia y cuando se me pasa la hora valle de la compañía que siempre tiene razón.

            Diversas riadas de serotonina – siempre recomendadas por psiquiatras y adláteres – se han abierto camino por los millones de células sin usar de mi cerebro humano y a poco que puedan por los diferentes grupos de animales que llenarán a buen seguro las naves astrales en una huida nueva en modo Noé y su arca.

            ! Ah! y Hollywood hará una película del momento del despegue y la llamará “Novanave esperance” en un alarde de creatividad semántica.

            Ha sido un viento de esperanza, una lluvia de refresco en un tiempo de sequedad del alma ahora que la Antártida está más delgada cada día.

            Hay 7, el número mágico por excelencia, planetas ahí afuera esperando una visita terrícola. Seguro que Mr. Tremp, que es más rico que yo, irá antes y de momento la NASA, que debe necesitar dinero a espuertas, ha visto ahí, en esto de los planetas nuevos, una fuente de ingresos pentagonales.

            Pronto se abrirá una lista y los más dados a la risa a costa de los políticos estarán montando sus monólogos y los memes surgirán como los champiñones tras la lluvia en el bosque.

            Ahora viene un concurso, seguro, de alguna marca para nominar a los planetas y los platós se abrirán a Salvames vestidos de astronautas.

            Yo estoy contento y lo iba a escribir en francés pero no quiero pecar de pijo y que tampoco se me vea el plumero por si falto en una coma y al leerlo mi compañera María José me suspenda.

            Sigo leyenda la Nasa news y mi gozo en un pozo. Estamos “solo” a 40 años luz de nada.

            “Osti” diría yo si fuera Puigdemont, el catalán que habla español centralista en sus reuniones secretas como antaño Aznar con el catalán, que dicen que se entrenaba con ·Els segadors” en el baño. Mientras hacía abdominales. ! Que tío”.

             No me creo nada.

La cosa más rápida que conocemos es la luz, la cual viaja a una velocidad de 186,000 millas o 300,000 kilómetros por segundo en el espacio vacío. Para tener una idea de qué tan rápido es esto, ¡la luz puede viajar siete veces alrededor de la Tierra en un segundo!la galaxia grande más cercana, Andrómeda, está a 2.3 millones de años luz de distancia.

            Solo de calcular lo de los 40 años me canso. No creo que vaya yo en la expedición, así que me borro de la lista. Uno menos.

Ver Post >
Sobre el autor Carlos Pajuelo
Profesor emérito Universidad, escritor , publicitario y periodista. Bastante respetuoso con los otros. Noto la muy mayoría de edad física. Siempre me acuerdo de aquello de "las horas hieren y la última mata" y para aquel que trate de averiguar que significa esto ; cada uno que crea y piense lo que quiera