Las Provincias

img
SORIA SOMOS TODOS
img
Carlos Pajuelo | 21-02-2017 | 10:56

SORIA SOMOS TODOS

            No me refiero a la hermosa ciudad de Soria que ofrece un aspecto cuidado y recoleto, con sus referencias a Machado presente en casi cada esquina.

            Los versos del profesor te acompañan.

            Yo me refiero al Sr. Soria  a la sazón ex. Ministro que al parecer, las crónicas lo expanden, muestra su capacidad de inventiva o de regate en corto a la hora de desviar a córner las preguntas simples de los compañeros “de la canallesca”.

            Los que informamos u opinamos somos unos canallas porque dicen que sacamos de contexto las respuestas  e incluso los hechos.

            ¿Ha pagado o no de su bolsillo el ex la pasta de la suite ocupada por él allende los mares o ha sido “un detalle” de su amigo el hotelero?

             Si no ha pasado por caja  ha sido alguien que le quiere mucho. El benefactor.-parece ser un patrocinador hotelero que muestra su amistad inquebrantable a la hora de ofrecer a su amigo canario el canto del cisne de una suite a toda pastilla.

            Esos son amigos y no los de mi tertulia que solo me felicitan por mi cumpleaños con un modesto y, eso sí, cariñoso “felicidades”

            He estado mirando en mi amplia agenda de contactos a ver si caía el nombre de este señor hotelero de posibles, para apresurarme a ofrecerme como asesor de algo. No es no. O sea no lo tengo.

            Yo amo las suites y he visto en las películas, desde mi más tierna y calurosa adolescencia,  como “el chico”· obnubila a “a la chica” mediante el juego del entonces champagne (hoy cava) al tiempo que un sonriente botones abre la puerta del paraíso en forma de mar azul al fondo y  al abrir, también lo hace el botones, la suntuosa puerta del baño las sales de colores exóticos están ahí( conforme entras en el mismo a la izquierda) invitándote a tomar una relajante y espumosa inmersión en lo que luego ha dado en llamarse spa , entonces era bañera redonda para dos, como si fuera un adelanto.

            Me come la concupiscencia y me noto lujurioso como el cura de Beniparrell machándose los euros falsos… movido, quizás, por Lucifer o solo los quería, en un acto de caridad, quitarlos de la circulación para evitar a otros caminar por la senda del pecado.

            Los caminos del Señor…Soria son inescrutables por lo que declara siempre; solemne, firme en sus convicciones, enhiesto el ademán, perfecto en su vestimenta y con sus gafas de sol  estilo Martirio.

            Yo lo comprendo. Tengo un sobrino en Panamá, me gustan las suites y el ser ministro no debe ser moco de pavo.

            Dicen que tocas un timbre y aparece un señor y le puedes pedir un café y que avisen al coche. !Collons con Soria! ¿Por qué has dimitido tonto? No pasa nada. Di que no lo sabías y que era el amor lo que te cegaba.

Sobre el autor Carlos Pajuelo
Profesor emérito Universidad, escritor , publicitario y periodista. Bastante respetuoso con los otros. Noto la muy mayoría de edad física. Siempre me acuerdo de aquello de "las horas hieren y la última mata" y para aquel que trate de averiguar que significa esto ; cada uno que crea y piense lo que quiera