Las Provincias

img
NO ES SI
img
Carlos Pajuelo | 15-04-2017 | 08:17

NO ES SI

        Ha pasado el congreso regional del PP y la Sra. Bonig ha sido reaupada a los altares de la formación pepera,  lo que, supongo, le ha dado nuevas alas y la ha puesto en modo despegue.

        Se la ve `pasear con el elegante Ministro de Fomento, que gasta más en trajes que en proyectos para la Comunitat.

        Ella pasea con un  gentleman y se la ve contenta. Madrid conmigo, digo yo que se diría a sí misma.”Xiquetes tomeu nota”

        Antes de la fecha congresual, su solido puño golpeó las asombradas narices de la sede central en Génova; era un alarde de convicción mutable, produciendo un enarcamiento de cejas en algún responsable de la cosa regional.

        Declaraba su indignación por el trato presupuestario a la Comunidad.

        La Ministra de Defensa, supongo, a la vez en si misma tripartita, al ejercer, como mínimo, tres cargos de esencialidad precaria, lo que no deja de ser paradójico, se puso ojiplatica al saber de ese puñetazo virtual de la solida Sra. Bonig.

        Sucedió  antes del Congreso regional pepero  consciente de que aquí nos tratan peor que a los Mossos de Escuadra catalanes que, por cierto, se han comprado unas granadas alemanas de nada, por si algún día hay que hacer sitio para los okupas de Ada Colau.  Me desvío del hecho central.

        Bonig y los suyos se han dado cuenta que una discrepancia con el amo puede costar caro y erosionar su posición pos congresual. Yo digo que está marcada ya. Al tiempo.

        En un giro coperniquiano le ha dado la vuelta  a la tortilla de la discrepancia y ahora se muestra comprensiva, a la par que luchadora, que no se sabe muy bien que significa en términos facticos.

        Es un “yo amo a España y sueño con Valencia” o al revés, que todo es posible.

        Ha enseñado al Ministro novel de Fomento por la calle y este se ha dejado vacilar a cambio del encargo de “calmar” a la solida Bonig, devenida en “muelle” empleando la prosa del Conde Duque de Olivares.

        Tempus fugit. O sea que el tiempo vuela y la sonrisa de hoy puede anunciar las lágrimas de mañana. ¿Qué quiere decir eso? Nada. Discrepar es peligroso Preguntar a Rajoy

       

       

Sobre el autor Carlos Pajuelo
Profesor emérito Universidad, escritor , publicitario y periodista. Bastante respetuoso con los otros. Noto la muy mayoría de edad física. Siempre me acuerdo de aquello de "las horas hieren y la última mata" y para aquel que trate de averiguar que significa esto ; cada uno que crea y piense lo que quiera