Las Provincias

img
¡QUÉ HACER CUANDO LLAME A TU PUERTA UN ZOMBI?
img
Carlos Pajuelo | 19-04-2017 | 15:37

¿Qué hacer cuando llame a tu puerta un zombi?

        El senador MULET nos ha deleitado, al menos los medios se han hecho eco de ello, llevando al Gobierno al desconcierto mediante la pregunta acerca de si si ,o si no, tiene el Gobierno un protocolo en el caso de una invasión zombi.

        Yo no me atrevía a preguntarlo pero la cuestión es esencial para una estrategia de defensa. ¿Sabe algo Mulet o el CNI que nosotros, pobres mortales, no sepamos en materia de muertos vivientes?

        ¿La señora ministra, una vez que la bandera está en su sitio, tras acabar el periodo de Semana Santa a media asta, tiene noticias de este misterioso asunto envuelto en la bruma de la superstición?

        ¿Se ha descubierto una trama en la casta de los zombis?

        Se sabe que Compromis está a la que salta. Hay preguntas sin contestar.

        ¿El Sr, Mulet ha sido sorprendido en su Castellón con una suerte de zombi vestido a la usanza del famoso escultor local Ripollés? ¿Ha sido víctima de algún brebaje administrado en pleno éxtasis? ¿Es un agente doble al servicio de una potencia extranjera que trata de distraernos con payasadas y preguntas mediáticas que nos hagan olvidar la inutilidad de su función senatorial individual y colectiva?

        Compromis no para. Este senador por Castellón se queja de la ambigüedad de las respuestas gubernamentales (quizás no le falte razón)  y fatigado se ha montado una pregunta basada en los comics de la factoría Marvel.

        Espero con interés supremo la respuesta que no está en el viento.

        Imaginemos que soy yo el que tuviera que responder y que ese muerto viviente llamara a mi puerta.

        Primero identificación protocolaria. ¿Quién es, de donde viene y adonde va? O sea lo entierro en la burocracia.

        Hace tiempo que no practico vudú y por lo tanto no estoy acostumbrado a revivir al personal y prefiero administrar un buen caldo (sopa de cocido o una copa de Rioja) que resucitan a un muerto.

        Se dice que el zombi no tiene voluntad propia y que además carece de alma lo que, filosóficamente, da que pensar.      ¿Es o no es persona?

        Esa duda la debe tener él y lo desconcierto con mis preguntas, mientras llamo al 091 Brigada Cazafantasmas.

        Como el zombie no piensa, ni tiene voluntad, a lo mejor ustedes creen que no come, pero un zombi autentico come marisco y a veces toma la forma de un político y se puede pasar ahí toda la vida dando el cante.

        Mulet parece haber rizado el rizo y espera que alguien diga algo. Supongo que nombrarán una Comisión para parlamentaria  y mandarán a Haití a estudiar vudú a quien le corresponda.

        Tenga a mano una bala o mejor dos de plata, y sobre todo ajos que sirven igual para zombis y vampiros…y para el reuma.      Y este preguntón cobra todos los meses. Eso es para encarar la declaración de la Renta. Hacienda somos todos. Ja y Ja…con permiso.

 

 

Sobre el autor Carlos Pajuelo
Profesor emérito Universidad, escritor , publicitario y periodista. Bastante respetuoso con los otros. Noto la muy mayoría de edad física. Siempre me acuerdo de aquello de "las horas hieren y la última mata" y para aquel que trate de averiguar que significa esto ; cada uno que crea y piense lo que quiera