Las Provincias
img
¿LA HORMIGA DE LA DAMA DE ELCHE ES UN TOPO DE COMPROMIS?
img
Carlos Pajuelo | 27-09-2017 | 05:56

¿LA HORMIGA DE LA DAMA DE ELCHE ES UN TOPO DE COMPROMIS?

         Mientras en el Congreso de los Diputados Pablo Iglesias le lanza preguntas, en total 6, en torno a la Gürtel y el jefe de la formación popular, que vive en La Moncloa, se inhibe con una larga cambiada con base en Venezuela e Irán, el amo de Podemos quiere acumular más poder al purgar a la responsable de garantías.

         El miedo estaliniano muestra el Gulag al disidente, como un ejemplo del avance hacia la nada. ¡Que pena de las concentraciones en la Puerta del Sol! En Podemos se masca el eclipse democrático.

         Mientras ocurre lo citado, una aventurera y marchosa hormiga penetra por un conducto en el cubo que aísla y aloja al busto de la dama de Elche.

         Curiosamente un visitante da la voz de alarma y los vigilantes de seguridad caen en estado catatónico espiritual y no se explican cómo se les ha podido pasar.

         Esa hormiga era una espía enviada por un comando de Elche, seguro; aficionados a la arqueología y fundado por una sociedad secreta de iberologos.

         Mulet D. Carlos senador de Compromís ha hecho bien preguntando y de paso marcarse un punto de participación ciudadana asumiendo el rol de “reclamador” al Museo, de que ya es hora de que el Gobierno devuelva el busto que no goza de garantías, como demuestra la hormiga exploradora.

         Srs. Del Gobierno, dice Mulet, devuelvan el busto. Lanza la siguiente andanada:

         “Seguro que eso nunca hubiera pasado de estar la Dama en su lugar de origen, en Elche. Es un síntoma más de desgana y avaricia de un gobierno centralista que sólo entiende que la capital ha de disfrutar y ofrecer los principales reclamos arqueológicos: de un museo que alberga esculturas, arquitectura y legado de toda la península, casi todas expoliado a sus propietarios, para mostrarlo en una ciudad que seguramente no ha aportado nada significativo a esta colección museográfica, pero que a pesar de ello retiene todo el legado de otros territorios”

         Yo no me voy dice el acosado Rajoy, que muestra un talante de que “aquí me las traigan todas”. Monten una segunda moción de censura, señala en plan provocativo con media sonrisa sobre la barba y su famoso ojo derecho que se extravía en un descuido, cuando se pasa de provocador.

         ¿Y la hormiga espía?

         Algunos señalan que han querido liquidarla los del servicio de seguridad y los propios que instalaron el cubo transparente.

         Como espía no sabemos su nombre y quizás algún día su nombre y una condecoración cuelgue bajo el busto, en la peana con una leyenda que hará referencia a la “operación busto”.

Elche no está sola. “Todos somos la Dama”.

         Su misión ha sido un éxito de público…pero el busto se queda en el MAN (Museo Arqueológico Nacional) que se mantiene fuerte ante los Mulet.

         Una pena que esa fortaleza no se proyecte en otras áreas y se demuestre que las heces nacionalistas no llevan banderas cuatribarradas, ni ikurriñas, ni españolas-

         La mierda (los timoratos del lenguaje pueden decir heces que es más fino y académico)nos iguala, aunque comamos calçotada,  angulas o cocido.

         El senador tiene marcha con esto y pronto veremos, creo yo, otros insectos. Muy buenas. Hoy no voy a la playa, aunque sigue haciendo calor.

Sobre el autor Carlos Pajuelo
Profesor emérito Universidad, escritor , publicitario y periodista. Bastante respetuoso con los otros. Noto la muy mayoría de edad física. Siempre me acuerdo de aquello de "las horas hieren y la última mata" y para aquel que trate de averiguar que significa esto ; cada uno que crea y piense lo que quiera