Las Provincias
img
MUJERES Y HOMBRES TIENEN ERECCIONES MIENTRAS DUERMEN
img
Carlos Pajuelo | 30-10-2017 | 08:31

MUJERES Y HOMBRES TIENEN ERECCIONES MIENTRAS DUERMEN

         Dado que ya se ha fijado un calendario para las elecciones generales en Cataluña y la cuestión, de momento, está encarrilada, creo que podemos descansar unos días de tratar el asunto como si no hubiera otra cosa en el mundo.

         Les prometo a los integrantes de una de mis tertulias aportar algo diferente y nuevo.

         Repaso con cierta impaciencia portales, diarios, veo televisiones incluso algunas marginales y me encuentro con un titular y contenido que da respuesta a mis inquietudes en el  orden sexual, sabiendo que esto “mola” a los viejos verdes, a mis tertulianos.

         Yo estoy inquieto por todo, porque estoy vivo.

          Doy con un material que habla, científicamente, de erecciones

         Los catalanes creo que llaman a la erección “trempar” lo que es muy figurativo y conozco que muchos padres y madres se asombran cuando, en la obligada visita nocturna para comprobar si están dormidos, observan como sus hijos desde muy temprana edad, tan temprana que se puede hablar de niños, ofrecen el espectáculo de una erección mientras el niño, o no tanto, duerme.

         “Pedrito es un vicioso. Es como tú” le puede decir Maruja a su marido que, por cierto, luce una semi sonrisa comprensiva y una cierta chispa en los ojos muy parecida a la que tiene cuando el nene mete un gol.

         Ni una cosa ni otra. Es la naturaleza que en forma de cerebro teclea en nuestro cuerpo dormido ajeno a la voluntad, perdido el control.

         También muchas personas hablan en sueños, se mueven, se ríen o lloran e incluso llegan a levantarse de la cama y se dan un paseo. Nadie dice nada o se extraña.

         He sabido que un vecino se pasea por la noche enrollado en una bandera nacional. No es para tanto, le diría yo, pero dicen que no conviene despertar a un sonámbulo

         Bien pues también se tienen erecciones en esa fase REM. La terminología científica cambia el nombre y lo llama tumescencias peneales nocturnas y se han inventado unas siglas, como siempre, (TPN). ¡Pesaditos con las siglas!

         Como aquí y ahora se estudia todo , se ha descubierto que tienen una duración de hasta 15 minutos y que se pueden tener hasta 4 o  5 veces.(fuente: Magnet).

         Lo he comentado en mi tertulia y ha habido cierto revuelo porque hay gente madurísima que quiere pasar de la noche al día, que trata de investigar el cómo eso que se da en el sueño se produjera despierto.

                                               Uno que es médico nos dice que en la noche no hay estímulos sexuales y que hay juega el sistema endocrino y el nervioso, aprovecha para colocarnos una conferencia, y yo he estado a punto de contestar con otra destinada a llenar de dudas e imágenes borrosas la figura de Napoleón y ya que estábamos la de Marat; pero me he contenido y me he lanzado a vaciar la vejiga, no sin antes comentar que no eran los cuerpos cavernosos los que me empujaban sino la maldita próstata.

         Como curiosidad apunto que en el siglo XVIII las mujeres que alegaban disfunción eréctil como causa de separación, tenían que aportar pruebas y a la sazón y durante los sueños, observadores comprobaban si el hombre tenía TPN y si era así no se le concedía a ella separación por ese motivo.

         Eso demuestra, o no, el refrán como síntesis de sabiduría. “La jodienda no tiene enmienda”

         La tertulia derivó y cada uno dispuso de su tiempo para mezclar lo de Cataluña, el trempar y la práctica del sexo y se llegó al acuerdo que no todo iba a ser política ni religión, ni futbol. ¿De qué hablaremos la próxima

Sobre el autor Carlos Pajuelo
Profesor emérito Universidad, escritor , publicitario y periodista. Bastante respetuoso con los otros. Noto la muy mayoría de edad física. Siempre me acuerdo de aquello de "las horas hieren y la última mata" y para aquel que trate de averiguar que significa esto ; cada uno que crea y piense lo que quiera