Las Provincias
img
POR FIN ME PROHÍBEN CORRER
img
Carlos Pajuelo | 26-11-2017 | 07:21

POR FIN ME PROHÍBEN CORRER

 

         Quiero que se sepa que a mí el alcalde Ribó me gustaba mucho porque al principio- uno o dos días- llegaba en bicicleta a su despacho de la Alcaldía; era un punto a su favor la imitación a los Reyes de Suecia o Dinamarca, no estoy seguro, pero por ahí andaba el asunto.

 

         Luego tuvo un detalle democrático y abrió a las masas el balcón municipal por excelencia y las gentes jugaban a saludar y por un momento se sentían protagonistas y eso es muy de agradecer. Se lo contaban a otros de otras ciudades para dar envidia.

 

         Luego y durante bastante tiempo tomó algunas decisiones en materia de subvención que no me gustaron.

 

         Me apresuro a dar noticia de que yo no he pedido nunca subvención alguna quizás porque tenía la íntima sensación de que no soy subvencionable.

 

          Y eso que yo, al principio cuando era más pequeño me presenté a los premios de novela y me dijeron que me quedé segundo, al menos eso me dijo el funcionario al que iba a recoger mis copias que, en plan futbolístico me anunció que había dado en los palos de la portería, en el larguero.

 

         Como no es el Planeta a los segundos que les vayan dando y es que en esta Valencia llena de artistas das una patada en el portal de cualquier casa y te salen dos pintores tres músicos y uno o dos novelistas. Paciencia hermanos que ahora voy a núcleo del titular.

 

         Rápido. Acabo de recuperar el cariño gaseoso por el alcalde. Como no va a ser menos que Madrid, Valencia también goza de la tenencia de una boina atmosférica que no es del mismo tipo, pero es boina de humo de paja de arroz-  a mucha honra- y de partículas en suspensión para quien las quiera respirar.

 

         El alcalde que mima a sus conciudadanos ha aprovechado la oportunidad y se ha lanzado a sugerir- que prescindamos del deporte – bicicleta, andar etc.-por nuestra salud.

 

         Nosotros no imponemos, sugerimos (no olvidemos nuestra ascendencia fenicia que nos permite negociar todo y si acaso nos marcamos una manifestación unitaria o casi unitaria, a excepción del PP que se ha ido directamente a “negociar” con el PP central a ver si cae algo en favor de su lideresa local. Ç

 

         Ayer, dicen que había más senderistas, ciclistas, andaristas que nunca.

 

         Yo me he sumado a la petición del alcalde y me he encerrado en casa a escribir esto, por ejemplo, y habrá que ver como camino del pasillo en mi vivienda con una mascarilla a prueba de partículas.

 

         Ahora cuando mi mujer me insta a andar con el argumento de que es saludable le exhibo la recomendación. Tengo el otoño salvado y me tomo un grog con la excusa de que hace frío, lo que es una flagrante mentira.

 

         ¿Qué que es un grog? Voy a ello. Más Wikipedia.

 

         Esta bebida fue consumida durante más de dos siglos en la armada británica. Su origen se debe al almirante inglés Edward Vernon, apodado por sus subordinados ‘Old Grog’ a causa de un impermeable que siempre llevaba puesto y que estaba confeccionado con un tejido llamado ‘grogham’. En el año 1740 Vernon emitió una orden según la cual el ron debía ser rebajado con agua bajo la vigilancia de un oficial, y que la marinería disfrutaría dos veces al día. Para darle un sabor más agradable añadieron a esta mezcla de ron y agua el azúcar y la lima, originando la que hoy es la receta conocida como ‘grog’. La misma bebida con ligeras modificaciones era consumida por los temibles piratas del mar Caribe con el nombre de Bumboo.

El objetivo buscado por la armada era rebajar el consumo de ron por la marinería para mejorar su rendimiento en la gobernanza de los buques y a la vez mantenerlos conscientes en los momentos previos a las batallas navales. La ración diaria se mantuvo en la Royal Navy hasta el 31 de julio de 1970. Día que fue conocido como el Black tot Day.

El termino grogui (del inglés groggy) se empleaba para adjetivar el estado en el que quedaban los que abusaban de esta bebida.

Ingredientes

2 onzas de ron jamaicano oscuro
1 onza de zumo de lima o limón
1 cucharadita de azúcar
un palito de canela
Agua hirviendo

Preparación

Poner a hervir el agua junto a barrita de canela y el azúcar durante un minuto. En un vaso servir el ron y el zumo de limón. Completar con la infusión de agua saborizada. Añadir una pizca de nuez moscada en polvo, remover y servir caliente.

Presentación del cóctel Grog

En copa Irish Coffe, para no quemarnos. Se puede acompañar con la película Piratas del Caribe.

 

Con eso en el cuerpo no se puede correr. ¿No?.

Sobre el autor Carlos Pajuelo
Profesor emérito Universidad, escritor , publicitario y periodista. Bastante respetuoso con los otros. Noto la muy mayoría de edad física. Siempre me acuerdo de aquello de "las horas hieren y la última mata" y para aquel que trate de averiguar que significa esto ; cada uno que crea y piense lo que quiera