Las Provincias
img
POBRES PERO FELICES…DICEN
img
Carlos Pajuelo | 01-12-2017 | 06:37

POBRES PERO FELICES…DICEN

Pese a que la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) (una letra menos y estos señores podrían llegar a fecundarnos y es lo que tienen las siglas, los acrónimos)- digo que nos sitúan en el puesto número 12 que es de los peores del país en materia económica y el tres en felicidad colectiva. por eso el título empieza por pobre y podría seguir por honrados, pero no.

         Ya no es lo mismo que cuando un tratante de ganado o un comerciante de naranjas te daba la mano, ahora tienes que comprobar que no se ha llevado el reloj.

         Al escribir esto recuerdo al actor Carbonell en una entrevista a Mario Conde tras  darle la mano en plan saludo, miró a cámara y dijo “no se la ha llevado o la tengo entera” Cosas del cambio de las costumbres. Sigo.

          En esta ocasión es: pobres pero felices.

         Los catalanes y vascos junto con nosotros ocupamos el número tres de felicidad. Mire usted por donde y luego nos quejamos. Ya decía Aznar que siempre íbamos de víctimas, mientras él seguía acumulando conferencias y subvenciones a su Fundación. a cuenta de su experiencia como político…creo que sigue dándole a la sin hueso.

         Así cualquiera y no me extraña que el chuleta diga: “Nos ha jodido Mayo con tanta flor”. Cosas.

         Me llama la atención que los catalanes con la que tienen encima sean felices. Allá ellos

         Yo no quiero hacer leña del árbol caído, pero tengo una amiga que anoche me contaba que su hija, que trabaja allí, se quiere volver porque el ambiente está deviniendo en irrespirable, como en Madrid, aunque en la Corte es por la boina atmosférica.

         Por cierto, una pequeña desviación sobre Madrid.

         Leo que van a organizar el tráfico humano y habrá calles de ida y otras de vuelta, calles de una sola dirección para la gente de a pie.

         El otro día estuve en Madrid adonde voy de vez en cuando a ver que pasa y noté la emoción de la multitud y nunca sabes si te están tocando el culo o te pretenden robar la cartera y eso emociona hasta el stress y acabas en una farmacia tomando Almax – a mi es que me da ardor todo eso y ahora ocurrirá lo mismo, pero en una sola dirección.

         Nos quitan felicidad y por eso vuelvo al Mediterráneo donde me atufan, me torean con paellas de medio pelo , cuando voy con amigos de fuera ya que procuro disimular una hostelería que huele a fritanga etc.

         Antes decía yo- no me disperso en el contar es que me viene el pensamiento y no lo puedo contener-que pese a nuestra precaria condición económica de número 12 somos felices.

         De eso abusa el establishment – creo que se escribe así- y el Gobierno que al ser tradicionalmente felices o meninfots no nos hace caso ni con el Corredor Mediterráneo, ni con casi nada.

         Nos hacemos una paella en casa- que está más buena- y tomamos un algo más, nos fumamos un puro y tan felices.

         A mi esto de las encuestas y de los análisis a cojón caído – o sea que ya ha pasado- me hace gracia, pero mucha. Son forenses del dato.

         La felicidad es una cuestión subjetiva. Hay tipos que nunca tienen bastante y acumulan y otros que tomándose un bocata de atún con olivas-mi caso-. son tan felices y si lo haces al lado del mar con un poco de sol, es para cagarse- con perdón.

         También es cierto que un tratamiento más justo de los dineros comunitarios nos vendría mejor.

         Voy a pensar que pasaría si tuviéramos una Hacienda más llena de maravedíes. Ya les diré algo. Hoy hará sol y es viernes. Uff! Casí res porta el diari.

Sobre el autor Carlos Pajuelo
Profesor emérito Universidad, escritor , publicitario y periodista. Bastante respetuoso con los otros. Noto la muy mayoría de edad física. Siempre me acuerdo de aquello de "las horas hieren y la última mata" y para aquel que trate de averiguar que significa esto ; cada uno que crea y piense lo que quiera