Blogs

Carlos Pajuelo

Pajuelo: la chispa

EL INCIDENTE

EL INCIDENTE

En toda vida existe un acontecimiento que marca, se produce un antes y un después; esa circunstancia es un hecho y si uno se dedicase a profundizar en la vida del otro y se hiciese relatar su desarrollo, se daría cuenta de cuan verdad es eso.

Una mirada cruzada largamente con ella o con él, un compartir pupitre con quien luego será un jefe de algo, un camarada del ejercito, cuando el ejercito era una obligación para los jóvenes, una fe religiosa que hace que seas cofrade, una filá en una geografía como la nuestra dada a los moros y cristianos … y para que seguir.

Considero que ha quedado establecido que en esos marcos se puede dar el antes y el después.

El fin de un año y el comienzo de otro se ha convertido en un crisol de objetivos que tienen la consistencia del aire y nos marca ,con la honestidad derivada de una mezcla del jolgorio general y de ciertas dosis de alcohol de diversa graduación, nos empuja a amar, o a decir que nos amamos más que ninguna fecha del año y que en ese momento puede parecer verdad, que se evapora al día siguiente con la misma naturalidad que ha llegado.

Eso no es un antes y un después. Voy a relatarles mi “antes y después” de anoche; lo hago en un acto de confesión general y pública para que las gentes asuman que soy humano- cosa que ya se sabía, aunque yo lo resalto “ad major gloria” de la humana debilidad.

Vamos `pues y déjate Pajuelo de metáforas y de voces perifrásticas y afronta tu miserable realidad. Hazlo a manera de diario de a bordo. Bien.

Eran las nueve de la noche y en el horizonte aéreo empezaban a sonar las risas de algunos grupos que parecían desplazarse en busca de la juerga finalañera.

Teníamos en la mesa algunas ricas viandas y ciertas figuras de copas destinadas a la libación de generosos vinos y alguna botella de cava (al margen de su procedencia separatista o no).

En un momento mágico me llevaba a la boca un suculento gambón , rescatado convenientemente del frío polar al que los armadores lo había sometido para su conservación, y estando en plena degustadeglución un “boom, un ruido a la altura de mi honesto vientre, me paraliza y asombra a mi paciente esposa; palidezco, me tiento con suavidad infantil y compruebo, o Dios mío, que ha saltado el botón de mi cintura, el que sostenía mis calzones, al tiempo dirijo mi raudas manos a la cabecera de los tirantes y respiro, están ahí.

¿Ha sido la Divina Providencia que ha utilizado el gambón como palanca para mover mis proverbiales carnes y lanzar un aviso vital?

¿Es eso un antes para proclamar el compromiso de un después diferente?

¿Debo hoy, primer día del año 2018, entrar en una dinámica gastrocorporal distinta que me lance a iniciar un riguroso propósito de dejar mi cultivado paladar en manos de la avena, la lechuga, la quinoa y otros horribles nombres?

Yo, labrador exquisito de mis propias carnes, heredero del hambre existencial, majado de postguerracivilista , lloraré lagrimas de bullabesa, sudaré ausencias de paletillas de cabrito- con perdón- y me zambulliré en la miserable veganía.

Ese es mi triste después. Lectores míos tenedme compasión, amigos del alma no me sometáis a la tortura de veros manducar en las bellas tertulias, mientras yo me inundo de brebajes inmundos en pos de recuperar el botón perdido.

Adieu. Siento dolor por mi compañero Trelis a quien leo, y degusto con él, las bellas recetas con las que anima a las almas perdidas. No podré ejecutar sus danzas gastroexóticas y me limitaré a la humilde acelga. Ya no soy lo que era.

El maldito botón ha sido la señal. Adieu al paraíso. Me voy a beber el último whisky. Bon jour

Temas

Por Carlos Pajuelo

Sobre el autor

Profesor emérito Universidad, escritor , publicitario y periodista. Bastante respetuoso con los otros. Noto la muy mayoría de edad física. Siempre me acuerdo de aquello de "las horas hieren y la última mata" y para aquel que trate de averiguar que significa esto ; cada uno que crea y piense lo que quiera

enero 2018
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031