Las Provincias
img
EL INSULTO
img
Carlos Pajuelo | 24-02-2018 | 07:17

EL INSULTO

            Nomdedéu compara en Twitter a Eva Ortiz (PP) con un “chimpancé con una ballesta” y los ‘populares’ piden su cese

         Esta es la noticia de la semana, a nivel local, que ha trastocado el casi sereno devenir de la política en el marco de lo general, incluidas las psicocofonías atribuibles a nuestra ex alcaldesa Doña Rita Barberá, desaparecida de ese mundo hace algún tiempo ya, merecedora, como todos de un descanso eterno en paz, y que por lo visto no termina de irse del recuerdo de algunos, como los que hicieron burla en la exaltación de la nueva fallera Mayor de su barrio Doña Mónica Oltra.

La fallera se siente menos estremecida por esa cuestión y más bien un tanto tibia por las palabras insultantes del Sr. Nomdedeu D.Enric secretario de empleo a la sazón y adscrito a Compromís, que no es, por cierto, un indocumentado con su titulación.

La Sra. Ortiz hubiera podido, además de pedir su cese, recordarle parte de su pasado relacionado con su gestión en la castellonense clínica Santa Teresa. Pelillos a la mar que dirían en Compromís.

Ante la falta de nuevas iniciativas derivadas de la gestión, los políticos juegan al insulto. Han olvidado que las aulas de primaria deben haber quedado atrás ¿No?

En todo caso conviene ser creativo si es que hemos inaugurado la etapa del insulto personal, cualquiera que sea el soporte utilizado.

En este mundo de progreso y cambio hay que disponer de preparación. La formación se impone y por ello, no vendría mal, un seminario de insultos o un master en desprecio al otro.

Mientras se monta por algún emprendedor el “negocio” de la metáfora insultante, quisiera informar a nuestros insultadores públicos de la existencia de un libro escrito por D. Pancracio Celdrán Gomáriz bajo el título de “El Gran libro de los insultos” que nos permite en un poco más de 1000 páginas

insultar a modo y de forma un tanto creativa que obligaría, quizás, a buscar el significado.

Aporto algunos como el de: Camandulero (hipócrita, bellaco y embustero. Persona que sin dar golpe aspira a vivir del cuento) o este otro: Chachorro (persona rustica o zafia) Entonado( que se da mucho pisto).

Pobres. Están necesitados de titulares.

 

Sobre el autor Carlos Pajuelo
Profesor emérito Universidad, escritor , publicitario y periodista. Bastante respetuoso con los otros. Noto la muy mayoría de edad física. Siempre me acuerdo de aquello de "las horas hieren y la última mata" y para aquel que trate de averiguar que significa esto ; cada uno que crea y piense lo que quiera