Blogs

Carlos Pajuelo

Pajuelo: la chispa

EL POSTUREO CAMALEÓNICO SINDICAL

EL POSTUREO CAMALEÓNICO SINDICAL

         Mientras en París continúan más de 100 detenidos por los disturbios generados por los 1400 manifestantes identificados como más especializados en antisistema y que pretendían conmemorar el mítico mayo del 68-mediante el clásico rompe cristales, ataca bancos y franquicias yanquis, aquí el aire de los sindicatos va a menos.

        Ya han pasado 50 años de aquel sueño aupado por la unión de muchos a los estudiantes de Nanterre y La Sorbona mantiene una atmosfera de tensión que se proyecta sobre el cercano Barrio Latino. Hay mucho que reivindicar en Francia y aquí. Solo cambian los protagonistas y su puesta en escena.

         La policía antidisturbios macroniana estaba atenta y pese a todo, muy pocos heridos presumirán de heridas como medallas en la batalla callejera.

         Hoy es 3 de mayo y la batalla está en Madrid con tanto dimisionario ausente

         Está lejos el tiempo de lo cocktails Molotov, de las carreras al ritmo igualitario de la Internacional, cogidos del brazo bajo pañuelos rojos hoy trocados en su mayoría morados. Un apuntarse tarde a las manifestaciones feministas.

         Los sindicatos acusan bajas en las afiliaciones y debe ser porque la calle ha sido tomada por los pensionistas, por los que reclaman limpieza a los partidos, los que exigen freno a los abusos sexuales mediante contundentes mensajes como el “yo te creo hermana” .

         Todas estas manifestaciones se originan y desarrollan al margen de los tradicionales sindicatos que todavía no han sabido adaptarse al color y densidad de la calle de hoy en día.

         Entre tanto trabajo temporal, tanto autónomo, las filas nutridas otrora de camaradas de Comisiones, de UGT, de CGT etc. van adelgazando.

         Según las leyendas que pueblan el continente africano el camaleón goza de una simbología extensa y su evidente y posible cambio de color habla de su capacidad de adaptación, de su sociabilidad que es conocida y pone una pata detrás de la otra y caza a distancia. Que aprendan los sindicatos del camaleón.

         Yo propongo aquí a los líderes sindicales que se modernicen, que asuman un nuevo lenguaje y que promuevan las reivindicaciones.

         El justo reajuste de las pensiones – que por cierto no nos las paga el Gobierno, sino que nos devuelve lo ya depositado por los trabajadores en años de prepago- se ha conquistado en la calle y no en los despachos; en todo caso es un tanto en el que participa el grupo político vasco que, con base en los apoyos a los presupuestos estatales, ha sacado tajada. ¿Cuál? Ya nos enteraremos.

         Creo en la unión, en la lucha y en la lucha sindical dinámica.

Temas

Por Carlos Pajuelo

Sobre el autor

Profesor emérito Universidad, escritor , publicitario y periodista. Bastante respetuoso con los otros. Noto la muy mayoría de edad física. Siempre me acuerdo de aquello de "las horas hieren y la última mata" y para aquel que trate de averiguar que significa esto ; cada uno que crea y piense lo que quiera

mayo 2018
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031