Blogs

Carlos Pajuelo

Pajuelo: la chispa

VOY A CAMBIAR

VOY A CAMBIAR

        Esta mañana la duda me ha corroído hasta llegar a mi voluntad. Todo ha empezado con la noticia, de la que me he enterado a través de la parada del bus. En la parada de los autobuses uno se entera de todo y eso que yo leo este diario que lo cuenta casi todo.

        Algunas líneas han desviado su rumbo, incierto en sus tiempos, habitual y prometo que no me he acordado de la mamma del Sr,.. Grezzi porque soy muy respetoso con las madres en general y con la mía en particular- que estoy seguro de que si no hubiera sido así desde el cielo me hubiera enviado un angelical capón, aunque confieso que si me he acordado de este señor en concreto.

        Luego le he pedio perdón aéreo porque la culpa no la tenía él, sino las carreras que se lanzan por doquier donde los carreristas corren por todo aquello que se les ocurre.

        Está de moda correr a favor de alguna causa y el caso es correr por correr. Y digo que voy a cambiar porque yo no corro nada y ando menos de lo que debiera, según dicen los galenos que siempre tiene opinión sobre la salud de uno, aunque luego se demuestre que tienen alguna importante pifia.

        Me he vuelto a casa a poner en marcha el llamado plan B que consiste en llegar, tomarme un cortado doméstico y ponerme a leer y he leído con un orden preestablecido desde hace mucho tiempo.

        Primero diarios atrasados nacionales y alguno extranjero- mayormente para dar el cante cuando intervengo en alguna tertulia- y mire usted por dónde me he enterado que hoy por ayer ,en Ginebra se celebran varias carreritas” de diferentes modalidades” o sea a pie, a pie con bastones, media maratón y alguna más que no me acuerdo y todo eso es en Ginebra cerca del lago Leman y héteme aquí que me persiguen los carreristas y entre ellos está Undargarín que por lo visto está muy nervioso por la inminente cárcel y no hace más que dedicarse al deporte de fondo(bicicleta, tenis, correr) y está semi cachas que con eso de la trena ha envejecido, dicen los que le han visto.

        Hace deporte siempre hacia delante como tratando de escapar a un destino, señalan, ineluctable y su esposa participa pero andando, lo que me parece, por cierto más prudente.

        El ex duque debía aprender de El Lute que en su día en y en el trullo se hizo abogado. Este señor corre,

        A la vista de que todo el mundo corre, yo he vuelto a la bici estática y he montado 15 minutos.

        No parece mucho pero a mí me ha servido para “Carpe horam”, que es más que “carpe diem” porque siendo una hora inmediata no has de esperar al día y por si acaso no llegas al final del día.

        Tras una ducha intensa, y eso que no he sudado nada, porque el disco de la dificultad lo tenía a paso de hombre y luego me he recuperado con un blanco y negro- embutido de Onteniente con pisto. Tengo que cambiar.

       

Temas

Por Carlos Pajuelo

Sobre el autor

Profesor emérito Universidad, escritor , publicitario y periodista. Bastante respetuoso con los otros. Noto la muy mayoría de edad física. Siempre me acuerdo de aquello de "las horas hieren y la última mata" y para aquel que trate de averiguar que significa esto ; cada uno que crea y piense lo que quiera

mayo 2018
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031