Las Provincias
img
Autor: abc123
CHARNEGUITIS
img
Carlos Pajuelo | 19-05-2018 | 5:19| 7

CHARNEGUITIS
Es el caso que yo no conozco personalmente al recién nombrado
presidente de la Generalitat catalana y no parece que me lo vayan a
presentar por el momento y ya tengo de este señor una opinión. ¡Qué
cosas!
¿Cómo es posible? La cascada de repeticiones de las cosas que ha dicho
y escrito han salido a la luz de los medios y nosotros que vivimos,
todos los que escribimos y los que nos leen, en gran parte de lo que
oímos o leemos, nos hemos dejado llevar y lentamente se ha cristalizado
en nuestro interior una suerte de opinión negativa hacia el recién
estrenado president.
Por lo leído, este señor estaba a las puertas de la bancarrota cuando
el beatifico Sr, Mas le ofreció un puesto que le salvó” de dormir o
vivir bajo un puente” Quim dixit.
De repente halló el principio de una vocación; el nacionalismo era
rentable y mira por donde su fortuna personal, su posición iba
mejorando al tiempo de sus excesos antiespañoles. Muerte al vil
charnego. Los españoles son malos y no merecen vivir en la rica y
fecunda Catalonia.
Había contraído una charneguitis y todo lo español le producía
inflamación…y dinero.
Hoy ha cumplido, a lo mejor, su sueño íntimo. Ya le da igual y nadie me
dice que no desee ser objeto de persecución y cubrir, lavar así su
egoísmo financiero. “La pela es la pela”
Por sus hechos los conoceréis, se dice y en eso coincide el Sr. Rajoy
que desea juzgarle por lo que haga y no por lo que diga. Esta actitud
es nueva y no coincide con algunas actuaciones que la Justicia ha
llevado a cabo al condenar a otros por lo que dicen.
Este asunto de lo catalán o lo vasco trae mucha cola, una cola que se
remonta en el tiempo y que con su paso se va pudriendo. Se oscila con
las ganas de acabar de una vez, supongo, y el consentimiento de creer
que se pueden ir calmando si les vamos dando cuerda y de estas dos
suposiciones surgen las opiniones y las conductas aplicativas de
diversos resortes que no terminan de acabar con el problema que , a
simple vista, parece insoluble y distrae mucho.

Ver Post >
La esperanza de un pueblo
img
Carlos Pajuelo | 17-05-2018 | 2:35| 7

LA ESPERANZA DE UN PUEBLO
Este titular podría haber salido de la neurona de un asesor que
trabajase para un candidato a diputado, si las listas fueran abiertas,
o del ya elegido preparando su reelección.
Siento decirles que el titular tiene un origen más modesto y
personal.
He creído leer que hay un proyecto para dejar caer un rebaño de ovejas
por el viejo cauce del Turia urbano y así convertir, supongo, ese
espacio con un encuentro relativo con la Naturaleza más prístina, con
las raíces del campesinado más auténtico y con el proceso de cuidado
del medio ambiente. No sé.
Como las palabras son como los racimos de uvas, una palabra se enreda
y se adhiere a otras y entre todas se convierten en un pensamiento, en
una opinión y a veces, mire usted por donde, en una conducta.
El caso es que la palabra oveja me retrotrae a la anual demostración
madrileña del paso por la Puerta de Alcalá de unos centenares de
ovejas, para seguir reivindicando el derecho de paso del ganado, en
otrora normal por allí.
¸ En mi caso hay algo más. Recuerdo en negro sobre blanco el asunto
para compartirlo con ustedes.
En una tertulia entrañable que se dice, mis contertulios se
intercambian entre si sus planes de estancias en el verano que es largo
sobre todo para gentes de edad provecta, como es el caso.
Todos ponen los ojos en medio blanco al referirse a su pueblo y
omiten, supongo, las moscas y las horas posibles de aburrimiento
posmediodia con “la calina”, si fuera el caso, cayendo a plomo
derretido sobre los caminos de recién asfalto o tierra apisonada, que
de todo hay.
Ya sé que hay pueblos de verdor extraordinario, de umbrías recoletas y
arroyos rumorosos donde ubicarse entreteniéndose con la lectura de
algún un libro- a ser posible mío que sería muy de agradecer.
Cuando llega mi turno no tengo pueblo que ofrecer porque soy de aquí
mismo, de la calle Alboraya y lo más noble de mi origen radica,
mejorando lo presente, en haber sido vecino de un noble con casa
solariega que hoy ocupa la Cruz Roja (he aquí un posible oxímoron
(Figura retórica de pensamiento que consiste en complementar una
palabra con otra que tiene un significado contradictorio u opuesto;
puede ser el caso de la cruz y lo rojo, no sé y perdonen y es que no se
me va la pelusa profesoral…y aprovecho ) .
Menos da una piedra, digo yo, y así cuando llegue la Revolución podré
presumir de un pedigrí combativo, popular etc. aunque a mi no me de
para comprarme un casoplón por la vía política de Irene y Pablo
podemitas de primera hornada…oye que también tienen derecho, que dice
uno de la tertulia.
¿Dónde estaba? En el pueblo y las ovejas. Que yo no tengo pueblo donde
ir en verano, invierno e incluso en primavera.
Yo era consciente de eso hace tiempo y hubo un momento más juvenil que
surcaba las carreteras locales del entorno, en una especie de circulo
concéntrico, con base en Valencia a ver si encontraba un lugar y
siempre había una pega.
Finalmente me puse aire acondicionado, amplié mi biblioteca y la
engrosé con novela negra que me parece más de vacaciones y ahí estoy.
Por eso agradezco al alcalde- al que nadie le agradece nada, por
cierto- que me ponga unas ovejitas con su pastorcillo a ser posible en
plan zagal y que habilite un aprisco cerca del Museo de las Ciencias o
el Reina Sofía, buscando el contraste de “ciudad amable” que no olvida
sus raíces.
¿Cuándo llegará el momento? Me aprovecharé de mi condición de
periodista a pie de calle para ser el primero en ir a disfrutar y me
haré un par de selfis con las ovejitas y el zagal para que en la
posteridad nadie diga que Pajuelo no tenía pueblo. Seguiré informando

Ver Post >
DEL BUS FETIDO Y COMO COMBATIRLO/crónica de lo humano
img
Carlos Pajuelo | 16-05-2018 | 5:01| 7

DEL BUS FETIDO Y COMO COMBATIRLO.

Una crónica de lo humano

         El bus iba atestado de personal variopinto. Un par de asiáticos, varios sudamericanos, abuelitas sentadas en los asientos verdes previstos para ellas, un par de ejecutivos con teléfono pegado a la oreja, una señora de color(antes negra)- gritando en suajili, digo yo, a pulmón caído y algunos estudiantes también con sus móviles y un resto de personal que parecían jubilados.

         Hasta aquí todo en la línea de lo normal; muchos estábamos cogidos a las barras haciendo equilibrios para cuando frena o acelera el o la conductora y así evitar pasarte todo el trayecto pidiendo perdón al de delante o al de atrás y si es ella más cuidado todavía, tal como está el panorama.

         Súbitamente un olor denso, olor a col fermentada o a huevos podridos invade la atmosfera:

         Yo tengo una amiga que a esto le llama un doberman y al preguntarle en su día por ese calificativo, señaló que es el único pedo que agrede a su dueño. Es como el perro mencionado

         Una serie de gestos, unas miradas de soslayo y yo estuve, lo prometo, a punto de hacer una dejada corporal como de desmayo, al tiempo de exclamar “gases lacrimógenos, ha sido un o una terrorista civil”

         Es evidente que este suceso no se resuelve abriendo los medio cristales superiores porque siempre hay gente que hasta estando en el fondo del infierno, donde dicen que arden las llamas, alguien grita, cuando entra uno o una nuevo en el infierno grita: “esa puerta”.

         Es gente muy friolera que parece aguantar mejor la densa atmosfera invisible de un aire cargado de fetidez de alcantarilla.

         Grezzi, por favor, aparte usted unos dineros para instalar pedometros.

         Le sugiero que ante un nivel de atmosfera enrarecida por  los aires del personal, el pedometro dispare un automático de aviso al conductor o conductora que frene el bus, se abran las puertas y suene la quinta de Beethoven o el ritmo de un vallenato en honor de nuestros colombianos, si lo fueran o una cumbia, al tiempo que una dosis de azahar se expande por el entorno.

         Un azahar extraído de las naranjas bordes de la ciudad, antes de que se conviertan en pulpa pisable donde resbalan los abuelos que vienen de recoger a los niños del colegio, porque los papas están en el curro.

         Por fin la realidad se impone y lo humano se hace presente al margen del telediario que parece una sección de sucesos o las interminables monsergas de los que quieren implantar la republica en la zona de Valencia al Norte.

         El columnista se ha repuesto ya, pero no ha tenido más remedio que escribir lo sucedido y dar cuenta de que somos humanos, tan humanos como la reina que, en Canarias, en el transcurso de una visita, no tuvo más remedio que rascarse sus partes íntimas en un gesto natural que se ha recogido por algún paparazzi y que se ha publicado gráficamente.

         ¿Esta rascada la hace menos reina o la sitúa al nivel de la masa amorfa?

         Más humana. Se sabe ya que no es de cartón piedra. Puede no gustarnos lo del bus o lo de la reina …pero esas miserias humanas nos hacen más reales, más próximos.

         No obstante, se recomienda al personal que ahora, y más en el verano próximo, se venga lavado y arregladito de casa. Muchas gracias

 

Ver Post >
EL ENGAÑO
img
Carlos Pajuelo | 14-05-2018 | 4:01| 7

EL ENGAÑO

         Todo ha empezado esta mañana. Pronto, muy pronto, me he querido dar un pequeño homenaje y dado que era lunes he pensado que las gentes, en modo trabajo, se suelen dar homenajes cuando pueden, sobre todo lo hacen los fines de semana.

         Y así está todo de lleno los sábados y domingos, que lo mejor es quedarse en casa y ver la procesión, el traslado y todo lo que gira alrededor de la Virgen, incluidas las señoras de negro con teja llegando casi tarde por el lío del tráfico (que en este caso no tiene la culpa Grezzi…creo).

         He pedido un café con leche no muy caliente, no es la primera vez que quedo con los labios y el paladar escaldados, y al dudar entre tostada con tomate o aceite y sal ,me inclino, finalmente, por un croissant en razón de mis encías (lo siento, pero es lo que hay con las miserias humanas que son las que son); tenían una pinta estupenda los croissants con su brillo que les ponen que los hace aparecer más dorados y con más cuerpo ,como si anunciaran un “cómeme a mi primero” etc.

         El café con leche estaba a  temperatura adecuada y cuando hinco el mini cuchillo en una de las aletas o cuernos del “croi” ,las puntas del cuchillito se doblan, mala señal, continuo impertérrito, a la segunda estocada busco el cuerpo central y aquello estaba duro, correoso y pregunto a la atenta camarera el clásico: ¿Son de hoy?

“Por supuesto señor, los traen todos los días desde la panadería de la calle de al lado. ¿Quiere que se lo cambie?” No, gracias. Ha sido el brillo sobre la pasta lo que me ha engañado.

         ¿Cuántos y cuantas nos engañan con su aparente brillo? Puede que dentro estén más correosos, estén duros y no podamos tragarlos ni con 155 bocados.

         Mariano, o sea Sr. Rajoy, al loro que nos la tratan de “meter doblada” (dicho popular en la zona del Alicante interior, por ejemplo). ¡Cuidado con Quim Torra y su “Trabajaré por una república y una constitución catalana”! ¿Será un canto a la CUP o será verdad?

         Asumo el asunto y el homenaje fallido me hace pensar y ahora cuando escribo me detengo en dos asuntos que me preocupan.

         Ya tenemos en Cataluña un president, como cito más arriba, que viaja mañana a Berlín, supongo que a verse con Carles, lleno de esperanza por la vuelta a poner en marcha la supuesta republica y acompañado de los tuits borrados donde nos ponía a parir al resto de los “indígenas” de la madre patria.

Vorem.

Luego está el flash que me da A´punt. Tiempos dedicados a la reunión en Lérida de la Cup mucho  y tiempo escaso dedicado a la multitudinaria presencia humana en los actos de la patrona de Valencia. Me dicen, no puedo afirmar de pleno porque no lo he visto, que poco. Un aviso para navegantes. Creo, si fuera así, que eso es un error táctico.

¡Cuidado con el brillo exterior de cosas, personas y croissants! Dentro pueden estar correosos y nos podemos dejar “los piños” al tratar  de entender o masticar.

Ver Post >
LOS MITOS Y LA IDENTIDAD
img
Carlos Pajuelo | 13-05-2018 | 8:06| 7

LOS MITOS Y LA IDENTIDAD

Me ha ocurrido estos días y no tengo rubor alguno en confesarlo públicamente.

Me refiero a que la derrota de Nadal, el tenista, me ha supuesto un golpe de decepción que yo no esperaba y de golpe he perdido el interés por la final. No obstante, la veré porque el tenis me gusta …pero ya no es lo mismo.

El Sr. Nadal, conocido mayormente como Rafa, forma parte del imaginario colectivo reciente y es un ejemplo puesto ahí por su esfuerzo, por sus victorias y por el constante dato de esto mismo, realzado por los medios de comunicación que siempre se refieren a él como un deportista ejemplar.

Nos obvian las ganancias en dinero que por ello se embolsa; de hecho, parece no importarnos mucho y en todo caso añadimos un “se lo merece”.

Es probable que se haya convertido en un ídolo de masas, en un símbolo de como mediante el esfuerzo, los más humildes de origen pueden alcanzar la gloria del triunfo.

Un viento de esperanza popular, como se tenía ese viento con los boxeadores o los toreros con éxito. Nos señalaban un camino para salir de la pobreza. No se tenía, a lo mejor la posibilidad del estudio, de la Universidad, de la “carrera”. Era otro camino, otros tiempos ya preteridos.

No pasa lo mismo con los futbolistas a los que siempre se les asimila como equipo y me llama la atención el caso del Valencia Club de futbol que siendo propiedad de un señor, parece nuestro.

Un señor que no tiene nada que ver con nuestra tierra y se supone que le dará igual atrás que adelante, en materia de sentimientos locales (no veo al Sr. Lim entendiendo la misa de infantes, o la tradicional lluvia de flores al paso de la Geperudeta o los bailes en la Plaza de la Virgen)

No digo que no tenga sus sentimientos como todo ser humano, pero serán otros. Serán los de su ciudad; es decir, los mismos que los nuestros, pero en su cultura.

Criticamos que se lleve al Valencia a Arabia Saudí como si fuera nuestro: algo hay ahí que puede ser ligado con la necesidad de identificarse que tiene el humano. ¿Será eso parte de la identidad de la que tanto se habla?

Me ha pasado lo mismo cuando me enteré de que la pareja de españoles que nos han representado en Eurovisión el muchacho le había obsequiado con un libro a su chica (me dije: hombre un libro) y perdí cierta química cuando supe el titulo “España de mierda”, creo que se llama. Vaya.

Podía hablar de Fernando Alonso que el otro día “tocó” pódium y como no quiero que me digan machista, afirmo que hay mujeres que hacen las delicias del personal con la halterofilia, el tenis también, el bádminton (he tenido que consultar como se escribe), la gimnasia rítmica etc. pero están empezando ahora sus carreras y van, en todo caso, camino de convertirse en mitos.

Para otros, los mitos descansan en soportes diferentes – escritores, poetas, empresarios, científicos-pero los tienen y eso podría tener que ver con la necesidad de referentes y constituyen raíces que no es aconsejable eliminar, absorber, limitar, despreciar porque de ahí pueden surgir actitudes y conductas manifiestamente mejorables.

El desprecio o la eliminación son el crisol y la cuna de los delitos de odio de los que tanto se habla ahora.

Me da igual ahora quien gane el Trofeo tenístico en Madrid. ¡Que hagan buen tenis!

Ver Post >
Sobre el autor Carlos Pajuelo
Profesor emérito Universidad, escritor , publicitario y periodista. Bastante respetuoso con los otros. Noto la muy mayoría de edad física. Siempre me acuerdo de aquello de "las horas hieren y la última mata" y para aquel que trate de averiguar que significa esto ; cada uno que crea y piense lo que quiera