Las Provincias
img
Autor: abc123
TRÁFICO PRIVADO KAPUTT
img
Carlos Pajuelo | 21-11-2017 | 6:32| 7

TRAFICO PRIVADO KAPUTT

         Ayer recién dejado el autobús 81 y esperando un cambio en el semáforo frente a mí, paró un vehículo extranjero. Y no me asombré.        Digo esto porque hace unas docenas de años ver un turista era cosa de mirar mucho y de asombro y si además el turista era de color – antes negro- la cosa era importante y vergonzosa.

         Aquí me conviene poner en común con mis lectores que eso del negro no es baladí y paso a comentar.

         ¿Vergonzosa?

         Digo esto porque mis hijos, llevados de la mano, como debe ser, y no sueltos porque el corazón del padre, el mío, verlos de tanto correr me da miedo de que haya un atropello y luego vete tú a saber; decía que mis hijos señalaban con el dedo de la mano libre a la persona de color -antes negro-que deambulaba tranquilamente al tiempo que decían ¡Papá mira, un negro ¡.

          Lo decían con tal potencia de voz que traspasaba el normal espacio interfamiliar y los transeúntes amagaban una sonrisa de comprensión como se amaga en los pueblos que están creciendo; era una sonrisa de comprensión, amable como la que exhibe Oriol Junqueras entre oración y oración en la cárcel. Asumiendo el 155. Cosas.

         Dos párrafos más arriba del coche que se había parado ante mí me preguntó- no el coche que todavía, todo llegará, no habla por sí solo-un joven con su cabeza rapada- brillante como una bola de billar (¿se las harán afeitar así? porque tan brillante no puede ser, digo yo, pero claro,como era extranjero…no sé) como se llegaba a la plaza del Ayuntamiento en un intento, muy de agradecer, de español ( ya quisiera yo hablar chino así o urdú que me parece más exótico)  Como llegar a la Plasa del Ayuntamiento?

         Al verme pensar, a la vista del atasco bestial en el que se estaba, otro que estaba a mi lado me hizo de interprete y me tradujo lo que yo ya había entendido. Me hice el hombre dominador de idiomas.

         Si hombre, si, que lo he entendido. Pongo esta cara porque le va a ser muy difícil atravesar la muralla de coches, que las obras, el carril bici, las reparaciones etc, dígame usted como le explico yo a este alemán, es alemán sabe usted, que hay un señor que se llama Grezzi que nos está machacando y ahora se descuelga con que busquemos circuitos alternativos. Si no hay.

         Mientras el alemán cansado, supongo, de ver como yo había pegado la hebra con el vecino del paso cebra se puso en marcha aprovechando un hueco y miró el GPS buscando su alternativa. Ese ha acabado en Castellón o en el Saler, vaya usted a saber.

         Algún día hablaré yo sobre el GPS.

         Desde que el carril bici , los atascos etc. han tomado la ciudad yo ando más, me he sacado un bono oro- ya tengo una edad-y siento sobre mis carnes la espesa atmosfera de la hora punta y de vez en cuando me acuerdo de mi jubilación y subo a un bus  a las once de la mañana y me puedo sentar y ver las caras de los amigos del concejal, supongo.

         Al tráfico privado le quedan dos telediarios. Tengo un amigo que le ha regalado el coche a su hijo y el joven está muy contento…está empezando.

         Yo me he rendido. Pronto vendrá la Navidad y yo me voy a sentar en el Ateneo, al lado de los grandes ventanales, y allí me tomaré un cortado al tiempo de observar las riadas de gente, las colas de los coches, las mesas atascadas y los extranjeros yo no serán una curiosidad museística.

         Amo este pueblo de Valencia. ¡Que quieren ustedes!

Ver Post >
LUZ Y TAQUIGRAFOS
img
Carlos Pajuelo | 20-11-2017 | 7:08| 7

LUZ Y TAQUIGRAFOS
“Luz y taquígrafos” es una expresión que popularizó el presidente del gobierno en su día, Antonio Maura, en el Congreso de los Diputados y que viene a significar “claridad en los planteamientos y que quede por escrito para
que conste”.

¿Se practica ahora en el seno de nuestra Administración? Lo digo por el asunto de la luz en el despacho del Sr. Presidente de Les Corts. Un asunto que, a mí, disculpen, me da risa

¿Por qué figuran dos argumentos distintos a la hora de razonar el cambio de luces en el despacho del Sr. Morera, a la sazón Presidente de Les Corts?

Se ha armado mucho revuelo noticioso con la aparición de un gasto de 4.500,- euros del ala en el despacho en el que, habitualmente, habita en Sr. Presidente de Les Corts.

 Todo porque la razón esgrimida no parece igual en el comunicado y en el argumentario justificativo de la compra de bombillas.

Frente a la sencilla demanda de más luz porque cuando llega algún medio audiovisual no se le ve bien o queda flojo de luz, se argumenta que con la nueva iluminación se ahorrará en gasto energético.

¿Está fuera de la Ley el hecho de que el Presidente desee quedar mejor consigo mismo, con su familia, con los ciudadanos al ver que su imagen queda regular cuando a algún medio se le ocurre la peregrina idea de ir a verle a su despacho a ver que dice?

No pasa nada. La cuestión es que no hace falta cambiar el argumento y tanta reunión de cabezas pensantes para cambiar unas bombillas que se quedarán en Les Corts y que el Sr. Morera no se llevará a su casa…supongo

Todo esto viene a ser como humo de caña de color blanco, que se dispersa enseguida que se acaban las cañas que quemas. Si lo comparamos con las conversaciones escuchadas entre dos ex presidentes autonómicos los Srs. González y Zaplana que parecen sacadas de una taberna por el tono y el contenido. Da vergüenza ajena el tono, el contenido y el desprecio para quienes han sido sus valedores.

Se pregunta uno en manos de quien estamos. Lo de las bombillas es el chocolate del loro.

 

 

 

 

 

 

Ver Post >
GIRO ORDENANCISTA EN LOS MERCADOS
img
Carlos Pajuelo | 17-11-2017 | 5:50| 7

GIRO ORDENANCISTA EN LOS MERCADOS

         Mientras usted lee esto, una parte de la ordenanza de mercados en Valencia perpetra, en manos del Pleno Municipal, una interesante modificación a la altura del artículo 25 de la misma.

         Al parecer se prohibirá “vocear los productos y los precios” exponiéndose a un cierre de siete días si ocurre.

         Alguien del Ayuntamiento debe ser un estudioso o un admirador histórico de las normas que los Comités de Salud Pública, en plena Revolución Francesa, impusieron en los mercados de la época y que, sospechosamente, son idénticos a lo que ahora mismo se discute en el Pleno del Ayuntamiento de la ciudad “carril” o sea en la Valencia de nuestros atascos y de nuestras entrañables gorrillas que, frente al mercado, se disputan a grito pelado el espacio a dominar para encontrar aparcamiento.

         ¿Surgirán nuevos empleados que recorrerán con magnetófonos los pasillos del Mercado Central o del Cabanyal, o Rojas Clemente a bordo de silenciosos monopatines para “pescar” a los desobedientes?

         Nuevos trabajos para los que tengan carnet del partido, digo yo. Toma ya.

         ¿Qué será de esas frescas verduleras, llenas de buena voz y carnes, que animan al personal comprador a que miren “la tomata” o de esas “pescateras” que tienen la cloxina más fresca de la “contorná”?

         Si dicen que hemos de preservar la cultura popular y garantizar que los viejos barrios de pescadores no caigan en manos de los especuladores del suelo y del ladrillo.

         ¿Qué hacemos ahora, sino cercenar una parte de la expresión popular que forma, según los sociólogos y estudiosos, un retazo del constructo del alma del indígena local?

         ¿Han estado en Barcelona, en Madrid u otras plazas para documentarse?!No estamos en Alemania, coño!

         Voto para que no voten el cambio del articulo 25. A mí no me molesta que griten la mercancía en el interior mercantil; prefiero que se ocupen de la limpieza de los restos en el suelo y así evitar que Doña Amparo resbale y acabe con sus santas posaderas en el suelo, al tiempo de generar un revuelo de ayes.

         Honor y gloria a las voces debidamente entonadas y a las frases que las adornan. Es más, estoy por un concurso al estilo de la televisión e instaurar un premio a las más entonadas y graciosas de contenido.

         No al mercado muermo, donde el silencio sepulcral lo va a convertir en un lugar cuasi religioso donde tratar las mercancías como piedras preciosas.

         No veo al tomate de El Perelló o las sardinas adoradas en silencio, tomadas por unidades y elevadas a la categoría de ídolos convirtiendo la compra en un acto de sumisión alejados del extraordinario y culto regateo.

         No a la reforma del 25. Soy una voz en el desierto.

Ver Post >
Fe de erratas
img
Carlos Pajuelo | 15-11-2017 | 10:24| 7

La anterior entrada que versa sobre Doña Lucía Bosé se ha repetido en el mismo espacio dos veces. Debe ser algún problema mío de desconocimiento de las teclas que no las he tocado bien. Lo siento. De todas formas la repetición dice lo mismo. Muy amables

 

Ver Post >
CUIDADO CON LOS HEREDEROS
img
Carlos Pajuelo | 15-11-2017 | 10:20| 7

CUIDADO CON LOS HEREDEROS

 

Fiscalía de Madrid solicita dos años de prisión para la actriz Lucía Bosé por un delito de apropiación indebida que supuestamente habría cometido al vender en una subasta un dibujo de Picasso que, en realidad, pertenecía a una antigua empleada de hogar que había fallecido.(Fuente:Las Provincias)

El caso es que Reme, nombre de la muerta y por tanto desaparecida sirviente, en casa de Doña Lucía, tenía en su poder diversas cosas acumuladas en los 50 años de estancia en la casa- que ya son años-y entre ellas un dibujo dedicado a ella por Pablo Picasso.

¿Cómo es posible que el artista malagueño hubiera o hubiese fijado su ardiente mirada en Reme y le obsequiara con un dibujo dedicado y firmado?

¿Había alguna extraña, o no tanto, relación sentimental entrambos?

¿Doña Lucía conocía esa relación y seguía la pista a ese dibujo?

¿Las herederas, sobrinas de Reme, estaban sobre aviso o solo se enteraron de lo de su tía a través de la subasta que puso en marcha Doña Lucía, una vez que había pasado cierto tiempo?

¿Es legal aplicar aquí lo de “quien se va a Sevilla pierde su silla” equiparando el refrán a la desaparición de Reme por muerta, es equivalente a lo irse?

Son demasiadas preguntas a las que yo no puedo contestar, entre otras cosas porque no me llamo Lucía y tampoco soy sobrina heredera. ¿Entonces?

Nada que añadir salvo una reflexión. Cuando una o uno – monta tanto-se muere o se va de un lugar y se deja cosas, no quiere decir que las ha  abandonado y no vale el decir “es que me dijo que me lo quedara todo” No señora.

Hay que tener en cuenta a los herederos, que tienen  su corazoncito y sobre todo tienen  su bolsa presta a beneficiarse de lo que les han dejado.

Es que se han pasado 10 años sin venir y ni siquiera en Navidad han dicho esta boca es mía y cuando estuvo enferma ni se acercaron a ver como se encontraba la tía Reme.

Es igual. Alguien les habrá dicho. “¿Oye eso no era de vuestra tía?” y se han lanzado a acudir a la Fiscalía.

No vale decir. Me dijo que todo era mío y que dado que había vivido 50 años en mi casa, pues eso; que era como su hermana, su madre vaya usted a saber.

Doña Lucía puede haber tenido en su momento un bache, todos los tenemos, financiero y – con gran dolor de corazón, como dice todo el mundo,- se ha visto obligada a subastar ese dibujito que le proporcionó una inyección de nada para sus cosas, apenas 200 mil pavos y ya se sabe lo caro que está el maquillaje y el mantenimiento de un determinado tren de vida. No somos nadie.

Dos cuestiones finales.

Lo que se dejan los sirvientes en tu casa no es de uno. Y los herederos son los que son, aunque no te gusten sus caras o no hayan ido en su puta vida a ver al muerto, ni siquiera en su lecho de muerte.

Declaro aquí que no tengo sirvientes y que Picasso no me ha dedicado nada. Lo digo por si acaso.

 

Fiscalía de Madrid solicita dos años de prisión para la actriz Lucía Bosé por un delito de apropiación indebida que supuestamente habría cometido al vender en una subasta un dibujo de Picasso que, en realidad, pertenecía a una antigua empleada de hogar que había fallecido.

         El caso es que Reme, nombre de la muerta y por tanto desaparecida sirviente, en casa de Doña Lucía, tenía en su poder diversas cosas acumuladas en los 50 años de estancia en la casa- que ya son años-y entre ellas un dibujo dedicado a ella por Pablo Picasso.

¿Cómo es posible que el artista malagueño hubiera o hubiese fijado su ardiente mirada en Reme y le obsequiara con un dibujo dedicado y firmado?

¿Había alguna extraña, o no tanto, relación sentimental entrambos?

¿Doña Lucía conocía esa relación y seguía la pista a ese dibujo?

¿Las herederas, sobrinas de Reme, estaban sobre aviso o solo se enteraron de lo de su tía a través de la subasta que puso en marcha Doña Lucía, una vez que había pasado cierto tiempo?

¿Es legal aplicar aquí lo de “quien se va a Sevilla pierde su silla” equiparando el refrán a la desaparición de Reme por muerta, es equivalente a lo irse?

Son demasiadas preguntas a las que yo no puedo contestar, entre otras cosas porque no me llamo Lucía y tampoco soy sobrina heredera. ¿Entonces?

Nada que añadir salvo una reflexión. Cuando una o uno – monta tanto-se muere o se va de un lugar y se deja cosas, no quiere decir que las ha  abandonado y no vale el decir “es que me dijo que me lo quedara todo” No señora.

Hay que tener en cuenta a los herederos, que tienen  su corazoncito y sobre todo tienen  su bolsa presta a beneficiarse de lo que les han dejado.

Es que se han pasado 10 años sin venir y ni siquiera en Navidad han dicho esta boca es mía y cuando estuvo enferma ni se acercaron a ver como se encontraba la tía Reme.

Es igual. Alguien les habrá dicho. “¿Oye eso no era de vuestra tía?” y se han lanzado a acudir a la Fiscalía.

No vale decir. Me dijo que todo era mío y que dado que había vivido 50 años en mi casa, pues eso; que era como su hermana, su madre vaya usted a saber.

Doña Lucía puede haber tenido en su momento un bache, todos los tenemos, financiero y – con gran dolor de corazón, como dice todo el mundo,- se ha visto obligada a subastar ese dibujito que le proporcionó una inyección de nada para sus cosas, apenas 200 mil pavos y ya se sabe lo caro que está el maquillaje y el mantenimiento de un determinado tren de vida. No somos nadie.

Dos cuestiones finales.

Lo que se dejan los sirvientes en tu casa no es de uno. Y los herederos son los que son, aunque no te gusten sus caras o no hayan ido en su puta vida a ver al muerto, ni siquiera en su lecho de muerte.

Declaro aquí que no tengo sirvientes y que Picasso no me ha dedicado nada. Lo digo por si acaso.

Ver Post >
Sobre el autor Carlos Pajuelo
Profesor emérito Universidad, escritor , publicitario y periodista. Bastante respetuoso con los otros. Noto la muy mayoría de edad física. Siempre me acuerdo de aquello de "las horas hieren y la última mata" y para aquel que trate de averiguar que significa esto ; cada uno que crea y piense lo que quiera