Las Provincias
img
Autor: abc123
CARLOS PAJUELO
img
Carlos Pajuelo | 06-01-2018 | 8:25| 7

LA CHISPA

CARLOS PAJUELO

CON DOS BOTONES

 

Se ve que hay cosas que no cambian. He leído que el Sr. Kim, conocido en Corea del Norte como «el amado líder», le ha dicho a Trump- conocido en USA y el resto del mundo como el Presidente de Estados Unidos, que él tiene un botón nuclear encima de su mesa 24 horas (debe dormir sobre la mesa o tiene dos mesas iguales con botones intercambiable para el disparo de las armas nucleares) que, según él, pueden llegar al corazón del mundo financiero Wall Street y al corazón político de la nación (La Casa Blanca y el Senado).

Yo no sé si se hablan mediante el teléfono rojo. Ese es un teléfono que siempre se ha visto en algún plano peliculero y un teléfono «extremoso» o sea para el final y para intentar parar la crisis. Como se ha hecho en ocasiones en la llamada guerra fría.

No sé si estamos en guerra fría o caliente, pero estamos, al parecer, en un intercambio amenazador.

Kim ha dicho que tiene un botón y Trump le ha contestado que el suyo, el botón, es más grande y poderoso.

Creo que han utilizado twiter ; más virtual no puede ser la cosa. Ahora se ha convertido en una especie de lenguaje diplomático a la modernísima usanza y no como antes que hacía falta eso que se llama «cartas credenciales», que se presentan al Jefe del Estado y suelen ir acompañadas de mucha pompa y circunstancia, como nos enseñaba el NODO en tiempos de Franco. Es un lenguaje barrio bajero. Total para decir «El mío es más grande que el tuyo y es más poderoso» no hace falta ir a Harvard.

En mi tiempo escolar y en los recreos a veces se hacían concursos de a ver quién llegaba más lejos a la hora de mear e incluso algunos decían «la manga riega aquí no llega»; cosas de críos que ya apuntaban maneras para ver quién era más- Era el yo más. Luego uno crecía y aquello se trocaba en otras competiciones.

 

El amado líder y el rotundo Trump juegan a ver quien es más burro y nos terminan de joder el planeta. Si esto sirviera para algo les diría: Calma.

Ver Post >
LAS FIESTAS SIRVEN PARA ESCONDERLO
img
Carlos Pajuelo | 04-01-2018 | 4:02| 7

 

LAS FIESTAS SIRVEN PARA ESCONDERLO          

         Ayer un amigo mío con quien mantengo una relación salpicada de repaso a las noticias, me aseguró que, gracias al 155, la cuestión catalana iba por buen camino.

         Me dio un ataque de risa sana-que le hizo fruncir los labios más el entrecejo y con esa faz me hizo apresurarme a precisar que la risa no tenía que ver con él, si no con el hecho de observar como la tradición en este caso, había oscurecido cualquier otro asunto incluido el procés.

         Le hice una reflexión acerca del modelo de risa y de sus diferencias defendiendo mi risa frente a otras; se diferencia la risa sana, digo yo, porque termina en a y de hecho mientras yo sigo riéndome, usted puede ejercitarse en modo risavocales y comprobará cuan ridículo resulta reírse en i y es más estoy en condiciones de asegurar que con cada una de esas terminaciones vocales uno podría hasta caracterizar al personaje que representa

         La tradición se ha comportado aquí, en este y otros asuntos, a manera de un telón de colores donde impera la música del villancico, la necesidad de cuidar los árboles, el constante bombardeo de anuncios incitadores al consumo y alguno que otro con la intención de quedar bien con nuestra conciencia atendiendo a alguna obrita de caridad participativa.

         Entretanto imagino a los actores del DUI, los de la cárcel y los huidos preparándose, unos de cara al día 4 a ver que hacen con el Sr. Oriol, que va, lentamente adquiriendo constancia de empezar a ser considerado como un héroe sacrificado por la patria, que él desea implantar; parece mantener, se dice, una pugna interna con el huido Puigdemont que está hilando tácticas de camuflaje para atravesar la frontera como un partisano.

         Me permito – lo hago desde mi humilde pasión por la lectura de novelas de espiones- aconsejar algunos disfraces para que Puigdemont siga dando el timo; descarto la peluca por sobrepasada la historia de un Carrillo Santiago que en su día llegó a pasearse por la Castellana madrileña sorprendiendo a Martin Villa ministro entonces del recién llegado Suarez. Para peluca Puigdemon lleva la suya que es autoportante.

         Doy paso a la calvicie total-que todo sea por la causa, lentillas de color azul, tacones internos a la italiana para recrecerse un poco, terno de color gris ejecutivo para alejarse de los antisistema que dan en descuidados( mi amigo que es radical dice que guarros, yo no me atrevo a juzgar) y viajar en coche solo, porque  si se rodea de guardaespaldas y seguidores del procés dará el cante, aunque también puede hacerse acompañar por un pibón de señorita de medio muslo al aire, para distraer la lubrica mirada del aburrido guarda de fronteras.

         Se lo leo a mi amigo y me dice que el opta por trajes de nieve y el enyesado de un pierna y brazo para simular un accidente de esquí.

         A la vista de eso me permito recomendar al personal lector que mientras llegan los Reyes y pasa la lotería del Niño se entreguen a lo lúdico y piensen en cómo se disfrazaría para poder  llegar a recoger el acta en el parlamente sin ser visto.

         Termino no sin antes recomendar la compra de un invento procedente de Corea del Sur que es una especie de tela que le hace a uno invisible.

         O también que no vuelva.

Ver Post >
EL INCIDENTE
img
Carlos Pajuelo | 01-01-2018 | 5:30| 7

EL INCIDENTE

En toda vida existe un acontecimiento que marca, se produce un antes y un después; esa circunstancia es un hecho y si uno se dedicase a profundizar en la vida del otro y se hiciese relatar su desarrollo, se daría cuenta de cuan verdad es eso.

Una mirada cruzada largamente con ella o con él, un compartir pupitre con quien luego será un jefe de algo, un camarada del ejercito, cuando el ejercito era una obligación para los jóvenes, una fe religiosa que hace que seas cofrade, una filá en una geografía como la nuestra dada a los moros y cristianos … y para que seguir.

Considero que ha quedado establecido que en esos marcos se puede dar el antes y el después.

El fin de un año y el comienzo de otro se ha convertido en un crisol de objetivos que tienen la consistencia del aire y nos marca ,con la honestidad derivada de una mezcla del jolgorio general y de ciertas dosis de alcohol de diversa graduación, nos empuja a amar, o a decir que nos amamos más que ninguna fecha del año y que en ese momento puede parecer verdad, que se evapora al día siguiente con la misma naturalidad que ha llegado.

Eso no es un antes y un después. Voy a relatarles mi “antes y después” de anoche; lo hago en un acto de confesión general y pública para que las gentes asuman que soy humano- cosa que ya se sabía, aunque yo lo resalto “ad major gloria” de la humana debilidad.

Vamos `pues y déjate Pajuelo de metáforas y de voces perifrásticas y afronta tu miserable realidad. Hazlo a manera de diario de a bordo. Bien.

Eran las nueve de la noche y en el horizonte aéreo empezaban a sonar las risas de algunos grupos que parecían desplazarse en busca de la juerga finalañera.

Teníamos en la mesa algunas ricas viandas y ciertas figuras de copas destinadas a la libación de generosos vinos y alguna botella de cava (al margen de su procedencia separatista o no).

En un momento mágico me llevaba a la boca un suculento gambón , rescatado convenientemente del frío polar al que los armadores lo había sometido para su conservación, y estando en plena degustadeglución un “boom, un ruido a la altura de mi honesto vientre, me paraliza y asombra a mi paciente esposa; palidezco, me tiento con suavidad infantil y compruebo, o Dios mío, que ha saltado el botón de mi cintura, el que sostenía mis calzones, al tiempo dirijo mi raudas manos a la cabecera de los tirantes y respiro, están ahí.

¿Ha sido la Divina Providencia que ha utilizado el gambón como palanca para mover mis proverbiales carnes y lanzar un aviso vital?

¿Es eso un antes para proclamar el compromiso de un después diferente?

¿Debo hoy, primer día del año 2018, entrar en una dinámica gastrocorporal distinta que me lance a iniciar un riguroso propósito de dejar mi cultivado paladar en manos de la avena, la lechuga, la quinoa y otros horribles nombres?

Yo, labrador exquisito de mis propias carnes, heredero del hambre existencial, majado de postguerracivilista , lloraré lagrimas de bullabesa, sudaré ausencias de paletillas de cabrito- con perdón- y me zambulliré en la miserable veganía.

Ese es mi triste después. Lectores míos tenedme compasión, amigos del alma no me sometáis a la tortura de veros manducar en las bellas tertulias, mientras yo me inundo de brebajes inmundos en pos de recuperar el botón perdido.

Adieu. Siento dolor por mi compañero Trelis a quien leo, y degusto con él, las bellas recetas con las que anima a las almas perdidas. No podré ejecutar sus danzas gastroexóticas y me limitaré a la humilde acelga. Ya no soy lo que era.

El maldito botón ha sido la señal. Adieu al paraíso. Me voy a beber el último whisky. Bon jour

Ver Post >
EL PRESIDENTE GREZZI
img
Carlos Pajuelo | 30-12-2017 | 7:52| 7

EL PRESIDENTE GREZZI
         Según él, su padre le ha dicho “ten cuidado “y ese consejo es bueno, y lo digo en honor de los padres que en el mundo somos. ¿Pero, de que tener cuidado?
          Digo yo de la envidia posible y progresiva, de sus actuaciones, al parecer a espaldas de colectivos técnicos y formados para el urbanismo y con una idea general del como ha de ser esta ciudad, y a espaldas también de los vecinos agrupados.
         La envidia es un patrimonio, no reconocido públicamente, de la humanidad .
         Deben tenerle envidia los arquitectos, pongo por caso, porque a la chita callando sus carriles, destinados a los velocípedos montados por sendos ciclistas que arrostran los peligros de ser atropellados por un peatón y viceversa, van modificando la urbe y van siendo los ejes de una ciudad que se pasa todas las legislaturas pendientes de un modelo consensuado.
         Como es el presidente de la EMT, da a luz sus cambios constantes de paradas, de nomenclatura y recorrido de los autobuses cuya organización preside.
         No sé si su equipo directivo y demás anexos le dan la razón y en todo caso me lo imagino construyendo la ciudad de los mil años. A lo mejor tiene una maqueta o un mega plano y sobre sus cuadriculas ejerce la función de Fhurer y entra en rabia si se le contradice. Cosas
         Este concejal de color verde, políticamente hablando, que procede de un último domicilio en Italia, al parecer en Bolonia, vino aquí de la mano del amor, preside la EMT hoy y algo más en movilidad.
         Como somos gente de buen vivir y liberales acogemos a todo aquel que se aproxima; este recién llegado, eso sí de la mano del amor, lo que constituye un beneficio, dice que se siente valenciano como el que más y habla del 2000 como fecha utópica de su neonato valencianismo.
         Yo creo que todavía no se cree el ser concejal y además de movilidad y así disponer del cómo han de circular “sus” autobuses y ciclistas.
         Por lo que he leído de cambios evitaré pasar por la calle Poeta Querol, una vez iniciada la reforma de la Plaza de la Reina.
         Grezzi es un concejal con suerte…de momento.

Ver Post >
2018.EL GAS MÁS CARO
img
Carlos Pajuelo | 28-12-2017 | 8:20| 7

  1. EL GAS MÁS CARO

 

            Un amigo que está muy atento a la evolución de los textos del BOE ( una afición que yo admiro, porque en ese a manera de libro oficial, se le puede ver el plumero a la trayectoria política de la aplicación de nuestros recursos)- ha descubierto que en esta época, como cada año, el Gobierno anuncia los peajes y cánones asociados al acceso de terceros a las instalaciones gasistas.

            Eso en cristiano no administrativo supone que las empresas que nos suministran el gas pueden repercutir en la factura del consumidor mediante un cargo adicional. O sea que suben el gas o la van a subir. No paran.

            Y ahí nos la han dado. Poca ironía cabe aquí, más bien lo que cabe es la sensación de que el Constitucional, un tribunal clave, es ninguneado en demasiadas ocasiones.

            ¿Usted se acuerda de una plataforma, en plan película por su colores y tamaño, anclada frente a las costas de Castellón(Comunidad Valenciana) y Tarragona ( futura y potencial Tabernia sede de los constitucionalistas fatigados de tanto procés) que se llama Castor?

            Hace algún tiempo fue gran noticia porque su uso parecía generar pequeños terremotos en el área costera frente a ella. Ahora está de nuevo en entredicho porque generará nuevos terremotos en la factura del gas, amén de los que ya generó en su día. Son implacables y eso que lo hacen por el bien común, aunque parezca que al final es el bien individual.

            El juego de socializar las perdidas y privatizar los beneficios es una trampa.

            Hace muy poco tiempo un decreto gubernamental de urgencia autorizaba el pago de 1.350 millones de euros aproximadamente a la empresa que fue la adjudicataria del proyecto. Acudimos a las fuentes y a la memoria

            Para recordar el asunto pensemos en un pozo de petróleo submarino en Amposta que ya estaba agotado y alguien dijo que se podía aprovechar para almacenar gas – unos 1900 millones de metros cúbicos- que servirían para garantizar gas durante 50 días de consumo. La idea aprobada por el Gobierno Zapatero en 2008 y ya en 2012 se produjo la primera inyección de gas.

            La idea era buena, pero…el mar y la tierra protestaron

 

            En 2013 la empresa ESCAL – (participada en un 67% por ACS – Florentino Pérez) recibió la orden de cesar la actividad por la alarma social producida por una serie de seísmos de pequeña escala en la zona y cesó.

            Parecía claro que la inyección de gas y su posible extracción eran responsables de esos seísmos y todos los organismos dijeron lo mismo por lo que la licencia revirtió en el Estado y la indemnización recae sobre el Gobierno que a su vez nos las traspasa vía empresas al recibo y ahí estamos.

            Según la OCU habremos pagado un 4500 millónes del ala los consumidores

 

            Diferentes organizaciones civiles, ya en el 2010, pusieron sendas denuncias porque parecía claro que se vulneraban aspectos ambientales y se evadía la responsabilidad de generar los correspondientes informes. Estaba claro que algo olía a podrido en este asunto.

            Y ahora la cosa sigue con  80 millones de euros.      El Tribunal Constitucional anula la orden emitida y…a buenas horas mangas verdes.

            2018 empezará con una subida del precio del gas. Las empresas están autorizadas a cargar al consumidor los costes de mantenimiento de la plataforma, un déficit tarifario y los peajes…pese a la orden del Constitucional al declarar nulo el trámite de urgencia para el pago de la indemnización.

            Una vez más al Constitucional se le niega la mayor, es decir el cumplimiento de la orden. ¿No hay para estos casos un algo similar al 155?

            ¿Por qué no se hace caso? ¿Hay una burla implícita en el desobedecer el mandato? Y a mi que me preocupa más el BOE misterioso, que solo los aficionados consultan, que la cabalgata de las magas por decir algo.

Ver Post >
Sobre el autor Carlos Pajuelo
Profesor emérito Universidad, escritor , publicitario y periodista. Bastante respetuoso con los otros. Noto la muy mayoría de edad física. Siempre me acuerdo de aquello de "las horas hieren y la última mata" y para aquel que trate de averiguar que significa esto ; cada uno que crea y piense lo que quiera