Las Provincias

img
Autor: ArtCheca
La paella con nabo y pavo de Pepe el de Masterchef
img
Arturo Checa | 12-05-2016 | 7:26| 0

INGREDIENTES
Fondo de pavo y verduras + sofrito (74,3%): (agua, pavo (26%), aceite de oliva (12%), tomate, extracto de levadura, ajo, sal, zanahoria, ñora, nabo, chirivía, puerro, especias y colorantes naturales, apio), solomillo de pollo (14,7%), pimiento rojo (3,7%), judía verde (3,7%) y garrofón (3,7%).

 

 

Así reza, como se puede observar en la imagen que abre este post, una receta de paella que es una auténtica infamia para los valencianos. En redes sociales como Facebook corre como la pólvora. Sobre todo, por un detalle que no habrá pasado desapercibido a nadie: como para no ver la enorme foto de Pepe Rodríguez, uno de los gurús de Masterchef. Por si no han caído en los histriónicos ingredientes, se los detallo: NABO, PAVO, ¡¡ÑORA!!, ¿¿CHIRIVÍA??, puerro, ¡¡SOLOMILLO DE POLLO!!… Un auténtico sabotaje a la receta tradicional de la paella a la que Pepe Rodríguez da imagen. A ver con qué cara critica ahora alguna de las creaciones de los concursantes de Masterchef…

La indignación de los internautas no sólo iba dirigida contra Pepe el de Masterchef, sino también contra la empresa que fabrica y distribuye el engendro de paella. Bajo el nombre de ‘Paellissimo‘, la firma que está detrás es Fondomar. Y, para más bemoles, está radicada en la Comunitat. Manda hu… En Petrer (Alicante), para más señas. Muchos de los indignados comentarios en las redes sociales animaban a enviar mensajes a la empresa para “felicitarles” por la receta. Claro que si se atreven a acompañar el producto del eslogan “preparado TRADICIONAL de paella“, pues desde luego, seguro que no se le caen los aniños por la ñora, el pavo y el resto de misterios de esta paella…

Ver Post >
Las redes sociales ya han modificado nuestro cerebro
img
Arturo Checa | 19-04-2016 | 6:57| 0

No hay más que ver imágenes como la que abre este post (tomada en el último Mobile World Congress de Barcelona) para darse cuenta hasta qué punto la tecnología, internet y los avances en cuestión de ‘chips&tuits’, nos idiotizan al tiempo (no se puede negarlo) que nos hace más poderosos, más polifacéticos y más formados. Si nos hace más humanos es ya otra cuestión. Hace alrededor de una década que las redes sociales irrumpieron en nuestras vidas. Y, según expertos en neurología, en este tiempo ya han sido capaces de modificar nuestro cerebro. Esa es una de las más sorprendentes conclusiones a la que se ha llegado en ‘Redes III’, una cumbre organizada por la compañía biomédica Pfizer y que ha reunido a psiquiatras de toda España en Córdoba.

Primero está el lado positivo. Veamos primero el lado lleno de la botella. Según los expertos, el uso de redes sociales ya ha supuesto el desarrollo de nuevas conexiones cerebrales en la materia gris de los seres humanos, incluida la creación de nuevos métodos de aprendizaje. Según los neurólogos, el cerebro parece ser capaz de crear nuevas redes neuronales mientras se navega por Facebook, Twitter o Youtube. Para los profesionales sanitarios, esto significa que el cerebro tiene la suficiente plasticidad para adaptarse a este tipo de nuevos retos.

Pero luego está el lado ‘medio vacío’, la parte negativa. Los expertos también señalan que las redes sociales y las nuevas tecnologías pueden provocar adicción. Parte del procesamiento cerebral de las redes sociales tiene lugar en los circuitos relacionados con las recompensas y su uso no controlado podría estar asociado a algunos trastornos psiquiátricos como las adicciones.

Los efectos de las redes sociales ya se dejan notar en los más pequeños. Los llamados ‘nativos digitales’. Según el doctor Pedro Bermejo, neurólogo y presidente de la Asociación Española de Neuroeconomía, “ya se han comprobado sobre nativos digitales y se conoce que estos aprenden de un modo ligeramente diferente a los que no lo son”. El experto confirma lo que uno tiene claro con sólo observar a un niño de corta edad ante una tablet u ordenador. “Los nativos digitales son capaces de hacer varias tareas a la vez con mejor resultado y por otra son más rápidos buscando información para dar respuesta a preguntas concretas”. OJO, y aquí puede ir un aviso a navegantes y a los acérrimos defensores de aquello tan cacareado del ”periodismo ciudadano”. Los nativos digitales “tienen mayor dificultad para discernir entre las fuentes de información fiables y la que no lo son, dándole más importancia a la información que captan de sus amigos y conocidos, y menos a las páginas web oficiales y más confiables”.

El encuentro médico en Córdoba también sirvió para demostrar cómo las redes sociales provocan cambios en los neurotransmisores como la oxitocina, la adrenalina, la dopamina, la serotonina, la testosterona y el cortisol. Mayores niveles de oxitocina se relacionan con más compras e inversión y con una mayor influencia de la familia y la pareja. La adrenalina, que se libera puntualmente en el uso de redes sociales, estaría vinculada con la agresividad mientras que la dopamina se libera cuando se recibe un ‘like’. De esta manera se activan los centros de recompensa y se incrementa la sensación de felicidad.

Por esta razón a través de las redes sociales se pueden llegar a percibir como más positivos algunos productos. El aumento de la serotonina podría modificar los comportamientos sociales hacia un carácter más introvertido y la prioridad de los intereses individuales frente a los de grupo. Por otra parte, altos niveles de testosterona se vinculan con una menor tendencia a establecer nuevas amistades en Facebook y el cortisol tendría impacto en la fidelidad a las amistades.

 Entre los cambios en las capacidades cerebrales, los expertos también señalan  la influencia de las redes sociales en cuestiones como la pérdida de capacidad de concentración y de prestar atención, así como la de leer y escribir textos largos. Respecto a los beneficios sociales de las redes sociales existe consenso sobre el papel definitorio de las redes sociales en la búsqueda de pareja o relaciones sexuales, su impacto en la educación, búsqueda de trabajo o compra online.

Otros temas que también se han abordado durante la reunión han sido cómo el uso de las pantallas táctiles de los teléfonos inteligentes cambia la forma en que pulgares y cerebro trabajan en conjunto y cómo con el uso de internet puede reactivar el cerebro adulto.

 En este sentido, el doctor Bermejo señala: “Sabemos que la utilización de internet es capaz de activar numerosas áreas del cerebro adulto aunque todavía no se ha evaluado cómo las nuevas tecnologías pueden contribuir en la rehabilitación de pacientes con daño cerebral adquirido, como ictus o traumatismos craneoencefálicos. Es necesario incrementar la evidencia científica sobre la aplicación terapéutica de las nuevas tecnologías a los pacientes con lesiones cerebrales”.

Aunque las ventajas son múltiples, un uso irresponsable de las redes sociales también puede poner en peligro la salud, los expertos vinculan algunas enfermedades inflamatorias o auditivas a un uso excesivo. Incluso alertan de que utilizar el teléfono móvil por la calle aumenta los atropellos y se calcula que en más del 90% de los accidentes en los que el responsable es el peatón, están relacionados con el uso de los smartphones.

Ver Post >
La policía también piratea
img
Arturo Checa | 09-12-2014 | 8:42| 0

No es un juego de palabras. Es la realidad que se avecina con la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. El dato en cuestión lo descubro ojeando la muy recomendable cuenta del Bufet de Abogados Almeida. Con la modificación legal que prepara el Gobierno, los policías podrán piratear. O lo que es lo mismo, podrán hacer de ”agentes encubiertos” para colar archivos pirata en la red, siempre que haya autorización judicial de por medio y con el fin de descubrir a una red pirata. Ahí va el documento legal que atestigua esa potestad.

Captura de Bufet Almeida.

Así que, en breve, al descargarse o reproducir online cualquier película, canción o libro de manera pirata, a parte de hacer daño a la industria respectiva, el peligro que puede venir detrás no sólo es acabar con un virus hasta las trancas de nuestro ordenador, sino también que después, un policía haga ‘toc, toc’ en nuestra puerta, no precisamente virtual, y acabar multados o enchironados.

A mí, que quieren que les diga. Yo creo que aquí entramos en el debate, que yo creo que lo hay, de hasta que punto la piratería es fruto del excesivo precio de estos productos audiovisuales y hasta qué cuánto por la cultura del ‘gratis total’ que impera entre los internautas. Es decir, si esto tiene una solución penal o una solución de sentarse todos los sectores y el Gobierno en una mesa y lanzar productos que puedan seducir a los internautas. ¿Por qué no hay estrenos, al mismo tiempo que en cine, a un euro o dos (por decir un precio) en internet? ¿No se dispararían mucho más de esa manera las recaudaciones? ¿Por qué los ebooks, que siendo más baratos que en papel, no son muuucho más baratos, acorde a lo que supone dejar de tener el coste de producir un libro? ¿Quizás porque muchas industrias se han acostumbrado a la época dorada de los millones y no quieren ahora adaptarse?

Pongo un ejemplo los periódicos vendemos el diario de cada día en las plataformas digitales a 0,89 euros. Casi la mitad del precio de su compra en quiosco. Mucho me temo que esa misma proporción no se da en películas, libros, canciones…

Dotcom, el ricachón.

En cualquier caso, la campaña de Bufet Almeida es claramente crítica con la modificación legal. Lo de los ‘policías pirata’, que a mí me parece muy lícito como manera de acabar con las redes que también se enriquecen de manera obscena (no hay más que ver las millonadas que acumuló Kim Dotcom, el fundador de Megaupload, antes de acabar en la trena), es sólo una de las medidas que critican los abogados. Otra de ellas es cargar contra lo que consideran excesiva pena para quien suba fotos con copyright: 6 años de prisión. Y, como dicen ellos, sólo un año de prisión si lo que cuelgas son fotos sexuales de tu ex.

O lo mismo con las penas por piratear consolas de videojuegos. Seis años de cárcel por ese delito en la reforma del Código Penal. Ellos lo comparan con los 18 meses de prisión (lamentablemente poco) por torturar a un animal doméstico hasta matarlo. O la misma pena, seis años de cárcel, para webs que dañen derechos de autor. Las páginas que incluyen pornografía infantil, por contra, cinco años de cárcel…

Y añaden una última carga de profundidad contra lo que consideran un excesivo trato de favor a la “industria antipiratería” en España, como ellos la llaman. “Nadie puede ser juzgado dos veces por el mismo delito, salvo que vivas en España y tengas una web de enlaces. Varios casos este año. Cuando la industria antipiratería pierde un caso, lo vuelve a intentar poniendo otra denuncia. La policía y los jueces lo consienten”, aseguran en dos tuits desde Bufet Almeida.

Ver Post >
Matar a la Duquesa de Alba
img
Arturo Checa | 02-12-2014 | 8:02| 0

Desde mi aún incipiente conocimiento tecnológico, y mi ignorancia, espero que cada vez más menguante, de los secretos e intríngulis de las redes sociales, sigo sin entender cuál es el sentido y la finalidad de las cuentas ‘fake’. El último ejemplo de su mal gusto y su falta de respeto por todo y todos se produjo con la muerte de la Duquesa de Alba. O mejor dicho, antes de que Cayetana falleciese. Porque un día antes de que la mujer con más títulos del mundo dejase este mundo, menos de 24 horas antes, alguien ya la mató en Twitter.

Hoy esa cuenta está cerrada, suspendida tras ser descubierta por la ‘policía tuitera’. Pero un día antes, el 19 de enero, un simple tuit la lió parda en la red… Con toda la apariencia del periódico El País, pero con una simple A que el original (@el_paais), su mensaje revolucionó la red social a eso de las siete de la tarde. “ÚLTIMA HORA: La Familia de la Duquesa de Alba anuncia en un comunicado la muerte de Doña Cayetana de Alba”. Una trampa demasiado golosa para los tuiteros de dedos rápidos. La noticia corrió incluso en algunas redacciones. No fueron pocos los que retuitearon (en apenas unos minutos superó los 20o rebotes), incluidos muchos periodistas, profesionales de la información, que tuvieron que pedir disculpas por la desinformación. Los peligros de las prisas…

Pero mi reflexión no quiere ir encaminada a denunciar los peligros de los bulos. Eso ya lo hicimos aquí. Si no a preguntarme, ¿qué mueve a estos fakes a hacer lo que hacen? No esperen aquí respuestas, porque no las tengo. Las busco. ¿Alguien podría dármelas? ¿Alguna teoría? ¿Son sólo graciosetes de turno de la red? ¿Una especie de logia conspiradora que pretende acabar con la credibilidad de Twitter a base de difundir rumores y bulos? ¿Alguien con mero afán de notoriedad?

Porque, sobre todo en lo que se trata de muertes, mira que ha habido casos en Twitter. Ninguno tan grave como Bill Cosby, al que han dado por muerto… ¡cuatro veces! Eso antes de enterrarlo en vida en Twitter por las acusaciones de múltiples mujeres de ser un violador. Hay hasta páginas webs como esta, creadas expresamente para crear un bulo, darle forma ¡y a tirar millas por las redes! Y aquí es donde puede estar la respuesta sobre el por qué de estos bulos. Esa web, recibe cada día miles de visitas, que no está mal. Pero cuando uno de sus ‘fakes’ triunfa llega en unos días… al medio millón de ‘clicks’, o lo que es lo mismo, dinerito fresco…

Ver Post >
Los asesinatos online ya están aquí
img
Arturo Checa | 18-11-2014 | 8:56| 0

No lo dice este humilde bloguero. Ni es una afirmación de ciencia ficción. Lo dice un organismo de los serios, serios. Europol. “Antes de que acabe el año (o sea, mañana, como aquel que dice) se producirá en el mundo el primer asesinato online”, es la cita que viene a recoger un informe del organismo policial europeo de hace menos de un mes. Es la principal consecuencia de la llamada Iot. O lo que es lo mismo, “la Internet de todas las cosas” (Internet of Things son sus siglas en inglés. O, más traducido aún, Internet hasta en la sopa. Es la consecuencia de que hoy (o pronto) las neveras estén conectadas a la red para hacer la compra directamente cuando falta un producto, que haya usbs hasta en las cafeteras y que no tardarán en extenderse zapatillas deportivas con wifi para registrar online la kilometrada que cada uno se calza e incluso tuitearla con sólo un golpe de talón. El mundo enredado por la red.

Pero, guasas y críticas a parte, lo de las muertes virtuales, como se llama esto, no es precisamente de broma. “Deberíamos tomarnos desde ya la ciberseguridad en serio. Nos puede ir la vida en ello”, advierte Miguel Ángel Juan, socio fundador de S2 grupo, firma valenciana puntera en España en la materia (con una plantilla de 135 profesionales y una facturación anual que roza los 6 millones de euros).

El informe de Europol no exagera. “Puede ser que un hacker manipule a distancia un marcapasos conectado a la red y modifique su modo de funcionamiento, puede que altere un dispositivo de administración de medicación de una UCI. O puede incluso que se trate de un sabotaje a una planta de depuración de agua, alterando las proporciones de los productos químicos usados, y que la catástrofe sea aún más grave”, puntualiza Miguel Ángel Juan.

La conectividad de todo cada vez más presente en nuestras vidas explica la llegada de esas muertes online de las que alerta Europol. Que se lo digan a Dick Cheney, exvicepresidente de Estados Unidos y que llegó a apagar el wifi de su marcapasos al recibir el servicio secreto norteamericano información de un posible ataque de hackers al ‘corazón del mandatario’. La historia hasta inspiró un mítico fragmento de la no menos mítica Homeland.

Una CPU de bajo coste, que pueda dotar de una funcionalidad básica a una prenda de vestir, al mando a distancia de la TV o a unas zapatillas, está ya en el entorno de los 50 céntimos y bajando. En cuanto a las redes, las WiFis son cada vez más abundantes y hasta los hoteles empiezan a darse cuenta de que la conectividad es un servicio que sus clientes consideran básico. Y, donde no hay WiFi, hay cobertura telefónica”. Y donde hay redes, llegan los piratas informáticos. Los delincuentes de la red. Los asesinos virtuales de los que alerta Europol. Tengan cuidado ahí fuera. O mejor, aquí dentro….. 

Ver Post >

Categorías

Otros Blogs de Autor