Las Provincias

img
Golpes de ayuda
img
Marta Palacios | 13-04-2016 | 12:59

Cony de Belda, Beli Botella, Susana Pérez-Manglano, Mayayo  Gómez-Lechón, María José Albert y Begoña Císcar.

Cony de Belda, Beli Botella, Susana Pérez-Manglano, Mayayo Gómez-Lechón, María José Albert y Begoña Císcar.

Ocho de la mañana y cielo completamente despejado en el green del Club de Golf Escorpión. No nos enfrentamos a un torneo cualquiera. En este que les voy a contar a continuación no importa ganar o perder, sólo asistir y colaborar lo máximo posible. Esas son las competiciones deportivas que a una, verdaderamente, le llenan de satisfacción (y de orgullo), mucho más que los trofeos que te puedas llevar después a casa y que tan bien quedan expuestos en las estanterías del salón. En esta ocasión, como les digo, más allá del ranking y de las posiciones lo que realmente importó fue la solidaridad. Y vaya si la hubo.
Los encargados de reunir a los 164 jugadores que se presentaron (el máximo posible) al III torneo de golf solidario a beneficio de Fuvane (Fundación Valenciana de Neurorehabilitación), que se celebró en el recinto deportivo de Bétera, fueron los chicos y chicas de la fundación, que organizaron un año más la prueba para recaudar fondos con el objetivo de ayudar a niños y niñas con parálisis cerebral.
Dando la bienvenida a la marabunta de asistentes (no sé si todos se llevaron besos y apretones de manos, la verdad) estuvieron los anfitriones, la gente de la fundación, que estuvo representada por un nutrido grupo de miembros, con su presidente, Eduardo Alcalde, a la cabeza. Hasta el green se desplazaron compañeros de la junta de apoyo como Santi Aguilar, María José Albert, Begoña Císcar, Susana Pérez-Manglano, Mayayo Gómez-Lechón, Amparo Moreno, Beli Botella y Celia Martín, así como Victoria Marco, la gerente del centro. Como ven, nadie se quiso perder la cita. La ocasión lo merecía y el objetivo por el que se luchó no era para menos.
Tras ellos, un ejército de ayuda desinteresada de la mano de la sociedad valenciana. Entre los que decidieron ponerse el polo y la visera (o la gorra en su defecto), y agarrar fírmemente los palos para realizar su mejor golpe destacaré la presencia del neuropediatra Fernando Mulas, que es el director médico de Fuvane y colaborador de LAS PROVINCIAS, y del director gerente de Sesderma, José Luis García Pons, así como del arquitecto y presidente del Grupo Crein, Juan José Galiano.
Entre el centenar y pico de solidarios, también incluiré a Teresa García, Cony de Belda, de International House, Elena García, Manuel Ruiz, Rafael del Castillo, José Luis Maluenda, Francisco Cervantes, Pedro Antonio Igual, Juan Luis Giménez, Sergio Pérez Serer, Francisco López Costell, Sesa Carbonell, Sase Alonso, Gloria Moreno, Mamen Riba, Daniel Javaloyas, David Serrano, Ramón Tarazona, Paul Dorochenko, Iban Soroa de la Peña, Rafael Sáez Clemente, José Salvador Valero Merino, José María Ortí y Juan Ramón Ros.
Una vez concluido el torneo se preparó un distendido almuerzo en el hoyo 9 del club. Allí se pudo ver a más participantes, como Juan Prefaci, Andrés Guerrero, José Miguel Montalvá, Ángel Raga, Ricardo Moróder, Gonzalo Falomir, Vicente Furió Garcera, Juan Eloy Durá Catalá, Elena García de la Cuadra, Dolores Espín, Ignacio Avedaño Córcoles, Jesús Miguel Betoret Escriche, Belén Bordils Girona y María Luisa Gómez-Marco. Y así podría seguir hasta el infinito, sin dejar pasar a nadie (que me perdonen los que no he podido incluir). Por cierto, que no se me olvide citar, eso sí, a los vencedores de la jornada. En la primera y segunda posición, respectivamente, quedaron José Vicente Escribano Argüelles y Vicente Segarra; Carmen Rivas y María José Pechuán, en mujeres; en la categoría senior Marcos García Cuenca y Pilar Giménez, Álex Palomares y Ana Peris en ‘Premio especial a la bola más cercana al hoyo’ y Antonio Jorge Pérez Fernández como ‘Premio especial al hoyo 7’.
Sólo falté yo. Y no crean que fue por no tener ganas, sino más bien por el pequeñísimo detalle de que no tengo ni idea de jugar al golf. Qué más quisiera yo que parecerme un poquito solo a Inés Sastre. ¡Qué estilo tiene dándole al palito!
La jornada maratoniana, que comenzó bien entrada la mañana y se extendió hasta las tres de la tarde (con nada más y nada menos que cincuenta partidas), se completó con un vino de honor y una rifa, en la que colaboraron empresas de cosmética, así como de joyería, vinos y un largo etcétera de patrocinios.
Esta tercera edición del torneo, en definitiva, no pudo haber tenido más éxito. Y todo lo que se consiga, concretamente, irá destinada, según me contó la fundación, a mantener sus servicios de fisioterapia y logopedia. Y es que, la entidad, sin ánimo de lucro, lleva a cabo un pionero método de rehabilitación neuronal dirigido a niños, niñas y adolescentes con parálisis cerebral y patologías afines.

 

Juegos de luces con Ana Serratosa

El ático de Ana Serratosa, ubicado en la céntrica calle en Pascual y Genís, se volvió a llenar de gente. De nombres y apellidos relevantes de la sociedad valenciana. Porque parecerá increíble, pero una nunca sabe lo que se cuece en la ciudad, de puertas para dentro, y cuando lo descubre no sale de su asombro. La cantidad de eventos, pequeñas citas o reuniones que, más allá de la pomposidad y el ‘dress-code’ reglamentario, demuestran que Valencia siempre está en ebullición.
Pues bien, con motivo de la presentación de la exposición del artista Fabrizio Corneli, la ‘casa’ de Serratosa se convirtió en un hervidero de invitados, entrando y saliendo de la sala al compás del ruido de algunos tacones. En esta ocasión, tocó un ambiente algo más íntimo, con luces y sombras, porque el florentino inauguró su muestra de instalaciones lumínicas, que ‘jugaron’ con los allí presentes proyectando sus sombras y llenando el espacio de siluetas. Como las de Charo Mínguez, Mayrén Beneyto y Chimo Iborra.
Pero comencemos por el principio. Ana Serratosa, la antitriona, recibió uno a uno a su medio centenar de invitados, más o menos y, a continuación, el profesor, poeta, filólogo, catedrático y académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, Jaime Siles, presentó la obra de Corneli. Atentos a sus explicaciones, el empresario Pablo Serratosa, así como Ana Dualde, la doctora Judith Valiente, especializada en medicina estética; las registradoras de la propiedad Pilar García Goyeneche y Belén Gómez Valle, el notario Alfonso Pascual, al empresario Richard Friis-Olsen, director General de RFO Medical, Arancha Vinaixa, Meye Maíz, Juan Carlos Navarro, Javier Morte, Carmen Luján, Dolores Méndez, Javier Vela y Charo Mínguez.
Por cierto, la noche no pudo tener un mejor final, un bonito broche de oro que coronó una cena en la terraza, a la luna de Valencia.

Últimos Comentarios

750008_461 10-03-2016 | 07:24 en:
Viaje entre culturas
Vicente 24-01-2014 | 12:17 en:
Fiesta de color azul
Josep Blesa 12-10-2013 | 17:17 en: