Las Provincias

img
El PSPV enchufa a exdiputados como asesores
img
Héctor Esteban | 30-09-2014 | 09:40

El mundo de los asesores políticos me fascina. Durante los 12 años que cubrí información política me cautivó lo que finamente se denomina personal eventual. Tiene más valor un puesto de este tipo que te elija el pueblo como cargo público. Hay que medrar más. Pero para no herir susceptibilidades, antes de empezar a repartir mandobles, haré un pliego de descargo. Juro que a lo largo de esta docena de años me topé con gente honrada, válida, preparada, eficaz y sobresaliente… pese a ser asesores. Otros fueron ‘bon vivants’.

El post sobre Luis Salom, el superasesor del PP -el chico tiene bula pese a sus barbaridades- me sirvió para descargar la mala baba que me rebosa con algunas cosas de lo público.  Días después, consultando el Boletín Oficial de Les Corts, volví a mi estado de cabreo natural. Eché un vistazo a los nuevos asesores de la Sindicatura de Greuges. Los del PP no me sorprendieron. Más de lo mismo. Enchufe por aquí y trifásico por allá.

La media y cínica sonrisa me brotó tras leer el grupo del PSPV, ese partido que montó un paripé en forma de pulso político para no pactar el nombre del Síndic de Greuges  y que aceleró el acuerdo con la urgencia de colocar a la familia. Allí ha acabado Ángel Luna, el picapedrero azote de la corrupción diluido por las envidias caseras. Luna quería un retiro hogareño y bien pagado. En ese abanico de asesores abrigados por el sueldo hay una serie de ex diputados con carencia de currículum. Necesitados de un sueldo. La familia es la familia. Y los favores y servicios se pagan. El trabajo para que Ximo Puig fuera el líder del partido tiene su recompensa. Como el que hizo Víctor Sahuquillo, el Judas que vendió Alarte con un beso y un puñado de monedas. No es un secreto. Lo sabe todo el mundo.

Ese grupito de nuevos asesores del PSPV tuvo momentos épicos en Les Corts. Durante su etapa de diputados la mayoría dejó huella.

Trinidad Amorós perteneció a Les Corts de 1999 a 2003. Será recordada en la Cámara. Su momento de gloria llegó con Rafael Blasco. La alicantina, fuera de sí, se levantó y con un gritó desgarrador acusó al exconseller de insultarla: “Me ha llamado gilipollas”. Terminó su mandato con más pena que gloria y ahora recibe el maná del sueldo público. La nómina. 23.749 euros brutos.

Manuel Bueno es otro exparlamentario con destino. Ocupó el anonimato de la última fila de Les Corts. Siempre hizo gala de su apellido. Un bendito. Pasó a la historia por ser el primer diputado en votar sin estar presente en el pleno. Manolo salió al pasillo y su compañera Vicenta Crespo -la diputada que hace las mejores madalenas de todas Les Corts- votó por ella y por su compañero. La nómina. 23.749 euros brutos.

Dolores Gay también entra en el cupo de asesores. La exdiputada vivió un momneto de gloria muy íntimo. Fue pillada por el objetivo del fotógrafo José Cuéllar consultando un catálogo de bragas en una página de venta rebajada. Gay, excelente persona, aprovechó un momento del pleno para elegir si las quería con puntilla, bordadas o de cuello alto. La nómina: 52.586 euros brutos.

Consuelo Catalá es otra ex diputada que también ha pasado a la nómina de la Sindicatura. Tras tres legislaturas (12 años) apoltronada en el escaño, Jorge Alarte le hizo pasar a la reserva y le dio la propina de consejera de RTVV. Allí se cobraba poco. Tras unos meses descolocada, ahora recibe el premio de asesora. En 1994 ya estuvo en la Sindicatura como secretaria de la adjunta segunda. La nómina: 52.586 euros brutos.

El PSPV aspira a gobernar. Asegura que es la alternativa. Crítica los enchufes. Dijo el diputado Paco Toledo que había 15.000 amigos del PP colocados a dedo. El problema es si en la próxima legislatura los 15.000 serán de los suyos. Llevan el mismo camino… como siempre. ¿Verdad Miguel Soler?

 

  • Carlos Ull

    Lo mejor de todo es que tanto Trinidad como Manolo Bueno conservan sus responsabilidades orgánicas en el Pesepevé, en distintas direcciones, aunq está prohibido por el reglamento del Sindic algo que a Chulvi no le hace gracia.

  • Pingback: Anónimo

Sobre el autor Héctor Esteban
Periodista. Me enseñaron en comarcas, aprendí en política y me trastorné en deportes. No pretendo caer bien. Si no has aparecido en este blog, no eres nadie.

Últimos Comentarios

kaeta1900 13-01-2016 | 07:48 en:
Valencia huele a caca
kaeta1900 13-01-2016 | 07:45 en:
Valencia huele a caca
marc188 13-01-2016 | 05:11 en:
Valencia huele a caca

Otros Blogs de Autor