Las Provincias

img
Autor: mlabastida
¿Es necesario identificarse con todas las series que vemos?
img
Mikel Labastida | 24-04-2017 | 9:33| 0

Seguir a @mikel_labastida

 

La necesidad de poner etiquetas a todo y de recluirnos en guetos o en círculos bien señalizados suele provocar que nos autoexcluyamos de muchas fiestas en las que creemos que no estamos invitados (y de las que podríamos haber sido los reyes) y de probar algunos platos que rechazamos solo por su aspecto (y luego están deliciosos). Este reduccionismo, este sentimiento imperioso de catalogarlo todo también se suele aplicar a las series. A menudo escuchamos rechazar diferentes títulos alegando que son para chicas, o para chicos, o para jóvenes o o para más mayores. Así de simple, sin darle mucha más oportunidad.

Lógicamente la mayoría de producciones suelen tener un público objetivo (Netflix es experto en buscarlo mediante sus ya famosos algoritmos), son un tipo de espectadores que se rigen por diferentes criterios y gustos que determinarán los probables productos que les vayan a agradar. Pero esta selección no tiene que estar necesariamente vinculada al género, a la edad o a la opción sexual de cada cual. Eso es reducir todo demasiado, simplificar, incluso tener prejuicios. Es decir, te puede gustar ‘Sexo en Nueva York’ aunque seas hombre, es posible que te interese ‘Looking’ pese a no ser gay, y no es preciso generar testosterona para que te agrade ‘Sons of anarchy’.

 

Ver Post >
Por qué envidio las series americanas
img
Mikel Labastida | 03-04-2017 | 7:26| 0

Seguir a @mikel_labastida

 

Hace un tiempo en una charla distendida, después de una comida promocional, una colega de trabajo (Mariola Cubells) le preguntaba a Luis Eduardo Aute si él veía la tele. Y él, sorprendido, respondió con un rotundo sí. Y reconoció que en su menú cabía un poco de todo. La conversación derivó en las series de nueva generación y el cantautor renegó de todos las ficciones que llegan de Estados Unidos. “Al final todas son demasiado patrióticas”, matizó. No conseguimos convencerle de que algunos títulos al menos introducían críticas o cuestionaban posturas y que sólo por eso merecían un vistazo. Aunque con puntos de vista dispares fue una charla agradable, de esas que apetece repetir. A ver si Aute se recupera completamente pronto y podemos volver a discutir de series o de lo que sea.

Me he acordado de él en las últimas semanas, después de ver las últimas temporadas de producciones como ‘Homeland’ o ‘American Crime’, o algunas nuevas como ‘The Good Fight’. Pocas industrias audiovisuales están tan pegadas a la actualidad como la estadounidense. Hace nada que este país ha vivido un acontecimiento inesperado con la llegada de Trump a la Casa Blanca y ya hay series en las que se analiza este hecho y los efectos de las políticas del nuevo presidente. Claro que son patriotas los americanos, es evidente, pero también son autocríticos y no tienen problema en exhibir sus vergüenzas. Aunque luego cuando deben sacar pecho sean los que más se pavoneen. Son excesivos para lo bueno y para lo malo.

Ver Post >
Tres series de las que no se está hablando lo suficiente
img
Mikel Labastida | 27-03-2017 | 7:14| 0

Seguir a @mikel_labastida

 

Quizá es porque la cantidad de títulos que se estrenan impide ofrecer una cobertura similar para todos ellos. Tal vez es porque las propias cadenas se vuelcan más en la promoción de unos productos que en otros. O puede ser que se deba a una cuestión de modas, de ‘hype’. Esto último suele ser algo más incontrolable y responde a razones difíciles de adivinar o de plasmar en un papel. Se tiene o no se tiene. Y luego está el tema de fondo, el que aborde la serie en cuestión, que a veces se presta poco a titulares de esos que enganchan enseguida al lector.

Sea como sea antes de que comience abril -que viene cargado de estrenos (lo nuevo de ‘Fargo’, lo último de ‘Leftovers’, lo resucitado de ‘Prison Break’)- conviene señalar tres producciones que están en emisión ahora mismo y que ya se encuentran entre lo mejor del año y merecerían ocupar un lugar destacable en los palmarés de premios que vengan.

 

Ver Post >
Los clásicos (XV): Louie
img
Mikel Labastida | 26-03-2017 | 9:31| 0

Seguir a @mikel_labastida

 

No se puede hablar de esta serie sin presentar a quien la interpreta, la escribe, la dirige e incluso la edita. ‘Louie’ no existiría sin Louis C.K. No se puede entender la una sin el otro. Se llama Louis Szekely, apellido de origen húngaro cuya pronunciación aproximada sería CK, de ahí el nombre artístico que este todoterreno -nacido en Washington pero criado entre Ciudad de México y Boston- escogió para subirse a los escenarios. Primero a los de los bares, donde, según él mismo ha relatado, le costó hacerse con el público. Y más tarde a los de programas, en especial ‘late-nights’, en los que el formato del monologuista es tan agradecido.

Llamamos monologuista a aquellos actores con sentido del humor, y con discurso y estilo propios, que son capaces de generar una historia o de aportar un punto de vista completamente diferente a un tema cotidiano, y no a alguien que encadena una serie de chistes manidos. Conviene recordarlo.

 

Las intervenciones de Louis permitieron atisbar un lenguaje crudo y una escasez de filtros para abordar temas, lo que hace verdadero honor a lo políticamente incorrecto, que tantas veces se usa sin que de incorrecto tenga nada. Se convirtió en estrella delante de las cámaras, y detrás, como guionista, labor por la que ha ganado premios como el Emmy. Cuando alguien encarga una serie a este comediante entiende que el resultado final no será ‘La casa de la pradera’.

Ver Post >
Los clásicos (XIV): Black Mirror
img
Mikel Labastida | 19-03-2017 | 11:04| 0

Seguir a @mikel_labastida

 

Uno de los capítulos de la segunda temporada de ’Black Mirror’ gira en torno a un programa de televisión en el que aparece un dibujo animado que triunfa entre la audiencia por la forma descarada con la que entrevista a los políticos. La popularidad de Waldo, el personaje en cuestión, va aumentando a medida en que pone en aprietos a los invitados y se comporta de un modo más soez, tanto que los productores deciden dar un paso adelante y presentan al oso a las próximas elecciones. Es maleducado, realiza promesas populistas, descalifica y ridiculiza a sus oponentes y aún así arrastra a un buen número de seguidores tras él. ¿Les suena? El argumento recuerda bastante a lo sucedido recientemente en Estados Unidos, pero lo curioso es que el episodio se emitió cuando nadie sospechaba que alguien como Donald Trump pudiese aspirar a ocupar la Casa Blanca ni mucho menos vencer.

El poder anticipatorio ha caracterizado a esta producción de Channel 4 que ha sorprendido al público desde que se estrenó en Reino Unido en diciembre de 2011. Charlie Brooker quería recuperar el espíritu de ‘The Twilight Zone’, que en España se conocía como ‘Dimensión desconocida’ y planteaba en cada episodio una historia de terror. El realizador fijó su mirada en la tecnología (en su alcance, en la influencia en nuestras vidas) y situó las tramas en un futuro cercano. Sustituyó los monstruos por aparatos y planteó un espacio temporal próximo. ¿Hay algo que pueda dar más miedo?

Ver Post >
Sobre el autor Mikel Labastida
Crecí con 'Un, dos, tres', 'La bola de cristal' y 'Si lo sé no vengo'. Jugaba con la enciclopedia a 'El tiempo es oro' imitando al dedo de Janine. Confieso que yo también dije alguna vez a mi reloj: "Kitt, te necesito". Se repiten en mi cabeza los números 4, 8, 15, 16, 23, 42. Tomo copas en el Bada Bing. Trafico con marihuana en Agrestic y con cristal azul en Albuquerque. Veo desde la ventana a mi vecino desnudo. El asesino del hielo se me aparece en cada esquina y no me importaría que terminase con mi vida para dar con mis huesos en la funeraria Fisher.