Las Provincias
img
Autor: mlabastida
Series para comprender el mundo
img
Mikel Labastida | 31-12-2017 | 2:24| 0

04-matthew2brhys2bgirls2bamerican2bbitch

Solo en Estados Unidos se estrenaron en 2017 más de 500 series, un número elevado que, además de otras lecturas, permite valorar la importancia que este formato ha adquirido. Las series son ahora mismo el referente cultural y social más representativo (al menos en cuanto a alcance) de nuestra sociedad. Se citan, generan conversación, se las investiga, llegan a masas, tratan temas variopintos… (Casi) todo pasa por las series. Y lo que no pasa debería.

En el libro de Dominique Moïsi (de Errata Naturae) ‘Geopolítica de las series o el triunfo global del miedo’ se analiza este fenómeno y se llega a conclusiones importantes que demuestran la relevancia que han tomado unos productos que hasta hace nada solamente eran ideados como mero entretenimiento. Ahora no. Ahora van más allá. “Comprender el mundo de las series supone comprender el mundo actual”, asegura este autor.

Ver Post >
5 series para ver en maratón
img
Mikel Labastida | 07-12-2017 | 9:18| 0

strangerthings2

Seguir a @mikel_labastida

La oferta de series es cada vez más amplia por lo que es imposible para cualquier seriéfilo mantenerse al día. Menuda obviedad he venido a contar. Es eso o renunciar a vivir. Y no es plan. El calendario de estrenos se plantea como una locura, con cinco o seis propuestas nuevas cada semana, por lo que hay que aprovechar fines de semana o puentes, como este, para ponerse al día con los títulos pendientes y hacer polvo plataformas como Netflix o HBO, que no dejan de cargar sus catálogos.

Ver Post >
¿Nos merecemos a David Lynch?
img
Mikel Labastida | 04-09-2017 | 7:14| 0

tp7

Seguir a @mikel_labastida

 

Existe un cine que te hace soñar y otro que te introduce en sueños. En esta segunda categoría se inscribe el trabajo de David Lynch. Toda su filmografía son sueños imposibles, sueños turbios, sueños decadentes, sueños terroríficos, sueños estimulantes, sueños esclarecedores. Pesadillas. El sueño del hombre elefante, el del planeta imaginario, el de la oreja cortada, el de la huida constante… Películas en fase REM.
 
Freud interpretó el sueño como el camino real hacia el inconsciente. Van Eaden acuñó el término ‘sueño lúcido’ para describir a aquellas personas que tienen cierto control para intervenir mientras duermen. Carl Jung consideraba que los sueños servían para compensar aquello que no desarrollamos despiertos. Todo esto está en el universo de Lynch. Realidad y mundo onírico dándose la mano y peleándose. El director norteamericano nos ha tumbado muchas veces en el diván.Y luego nos ha costado levantarnos.
 
Hacer televisión nunca fue un sueño para este realizador, pero la insistencia de algunos entusiastas de títulos como ‘Blue Velvet’ y la colaboración con Mark Frost le animaron a llevar su mundo a otra pantalla y se estableció así una relación plagada de altibajos. Como debe ser cualquier relación viva, por otro lado. A Lynch le preocupaban las imposiciones, y el no conectar con ese público, y los anuncios. Los quebrantadores de sueños. En contra de todo pronóstico hizo una maravilla, ‘Twin Peaks’, una serie enormemente provocadora y diferente con la que nadie soñaba en los años 90. La historia la conocemos. Engatusó a los mandamases de la cadena ABC diciéndoles que iba a narrar el caso de una joven asesinada en un tranquilo pueblo y terminó realizando una fábula sobre el bien y el mal, sobre la culpa, sobre el destino, sobre los deseos truncados. Y aquello terminó como un mal sueño.

Ver Post >
Lo que cuenta no siempre es el final
img
Mikel Labastida | 24-08-2017 | 9:27| 0

img_8976

Seguir a @mikel_labastida

 

Zanjar, romper, dejar de lado, cerrar, terminar. Son verbos fáciles de declinar pero que nos cuesta llevar a la práctica, al menos de una manera correcta, sensata, ecuánime. No es sencillo poner fin. Y mucho menos hacerlo acertando con las formas, con el tono, con el tiempo. Acabar bien es extremadamente complicado. Y solo algunas rarísimas excepciones dicen lo contrario.

Pasa lo mismo con las obras, de todo tipo, cuyos desenlaces es difícil que satisfagan a todo el mundo. Porque todo el mundo se muestra voluntario y facultado además para opinar: demasiado rebuscado, demasiado simple; muy previsible, muy complejo; súper alegre, súper triste. Pocas cosas se prestan más a ser criticadas que un final.
Y si no que se lo pregunten a ‘Juego de Tronos’, que con su séptima temporada ya ha iniciado su recta final a la espera de concluir definitivamente con una tanda más, formada por seis únicas entregas y que previsiblemente llegarán en 2018. Los creadores de la célebre producción se disponen a asumir la culminación de un fenómeno que no ha dejado de sumar adeptos y que genera miles de teorías cada día. Inspiradas, argumentadas, estúpidas… Pasen y vean, tenemos variedad.

Ver Post >
Ocho excusas que impiden ver ‘Juego de Tronos’
img
Mikel Labastida | 12-07-2017 | 7:39| 0

1

Seguir a @mikel_labastida

 

No todo el mundo ve ‘Juego de Tronos’. Alucina. Aunque parezca imposible existen seres en este mundo que no saben quiénes son los Lannister ni los Stark. Sí, y duermen bien pese a todo. Y que no tienen ni idea de quién es la madre de los dragones. Y por lo tanto no ocupan su tiempo preguntándose si es hermana de Tyrion o no. Esa gente se encuentra en estos momentos tranquila y relajada, sin nervio ninguno, sin el corazón compungido ante el futuro que les espera a Arya y Sansa. Les mentas a Cersei y ni se inmutan; citas el fuego valyrio y les suena a chino -que no a dothraki-, nombras a los caminantes blancos y no palidecen. Así va el mundo.
 
Pocos fenómenos televisivos han alcanzado las cotas de ‘Juego de Tronos’, de popularidad y de fervor, la célebre serie basada en la saga de George R. R. Martin cuyos nuevos episodios estrena ahora HBO. Acumula miles de seguidores en todo el mundo y cada presentación de temporada se convierte en un acontecimiento del que se habla durante meses (previamente y después en un ciclo sin fin). Hace seis años que se comenzó a contar en pantalla la historia de Poniente y el interés por todo lo que la rodea lejos de descender no ha dejado de aumentar. A pesar de todo esto siguen existiendo escépticos e inapetentes que no se sienten tentados por el universo de Poniente. Pero nunca es tarde si la serie es buena. Por ello vamos a ayudar a continuación a desterrar excusas y prejuicios por los que algunos espectadores no han viajado aún a los Siete Reinos.

Ver Post >
Sobre el autor Mikel Labastida
Crecí con 'Un, dos, tres', 'La bola de cristal' y 'Si lo sé no vengo'. Jugaba con la enciclopedia a 'El tiempo es oro' imitando al dedo de Janine. Confieso que yo también dije alguna vez a mi reloj: "Kitt, te necesito". Se repiten en mi cabeza los números 4, 8, 15, 16, 23, 42. Tomo copas en el Bada Bing. Trafico con marihuana en Agrestic y con cristal azul en Albuquerque. Veo desde la ventana a mi vecino desnudo. El asesino del hielo se me aparece en cada esquina y no me importaría que terminase con mi vida para dar con mis huesos en la funeraria Fisher.