Las Provincias
img
Autor: mlabastida
Seis series para disfrutar en verano
img
Mikel Labastida | 04-07-2017 | 8:48| 0

glow_1

Seguir a @mikel_labastida

 

Las series no cuelgan el cartel de cerrado por vacaciones. El ansia seriéfilo no se apaga por el calor. Cualquier mes es bueno para darse un chapuzón de ficción. No hay temporada baja en lo que se refiere a los productos audiovisuales. Al menos en la industria estadounidense no se baja la guardia en ningún mes. Nunca se sabe cuándo puede saltar la liebre que engatuse a la audiencia. Sólo hay que recordar el caso de ‘Stranger things’, pelotazo de Netflix estrenado a mediados de julio del año pasado que todavía colea a estas alturas.
 
En 2017 cualquier título lo tiene complicado para proclamarse ‘serie del verano’ porque HBO ha reservado para estas fechas su producto más pesado. En ‘Juego de tronos’ el invierno ha llegado pero esta vez los espectadores se encontrarán con ella con temperaturas bastante altas. El 16 de julio se estrena el primero de los siete capítulos que componen la séptima temporada. Mucha sorpresa sería que las historias de Poniente no acaparasen titulares, debates y teorías y no ensombreciesen al resto de las propuestas que tienen preparadas cadenas y plataformas.
 
Más allá de los estrenos pertinentes la época estival es también apropiada para recuperar aquellas producciones que por distintas razones no vimos durante el curso. Las vacaciones ofrecen tiempo para saldar deudas seriéfilas pendientes. La siguiente selección incluye títulos emitidos en los últimos meses y algunos presentados recientemente, pero tienen como nexo común que resultan ligeros. Y cuando digo ligeros no quiero decir tontos o malos. Después de una primavera marcada por dramas como ‘El cuento de la criada’, ‘American Crime’, ‘Big Little Lies’ o ‘The Leftovers’ siempre se agradecen propuestas más sencillas y un poco menos sesudas.

Ver Post >
Series que generan debate
img
Mikel Labastida | 20-06-2017 | 2:21| 0

25-handmaids-tale-w710-h473

Seguir a @mikel_labastida

 

Nunca he entendido esa necesidad de deslegitimar una cosa para defender otra, ese recurso de quitar valor en un lado para aumentar en otro, la continua manía de argumentar menospreciando. Le tele (y por ende todos los contenidos pensados para ella) siempre han sufrido este tipo de desplantes. Nadie se atrevería a hacer generalizaciones con otra clase de productos culturales, como los libros (“todos los libros son una porquería”) o las películas (“ninguna película merece la pena”), pero sí con las producciones televisivas. Ahí sí que se suele tomar la parte por el todo sin miramientos.
 
Digo esto a propósito de unas declaraciones leídas hace unos días a Isabel Coixet. “La series son meramente para quemar el tiempo”, señalaba. ¿Todas? Cabría preguntarse. De veras no ha encontrado la directora de cine ningún título que le haya impactado, o le haya hecho reflexionar, o le haya suscitado preguntas. Me sorprende.

Ver Post >
¿Para qué sirven las series?
img
Mikel Labastida | 29-05-2017 | 8:45| 0

lonely-girls-project_lena_jemima_hero4-1

Seguir a @mikel_labastida

 

Para divertirse, para entretener, para reflexionar, para distraerse, para reírse, para olvidar penas, para soñar… ¿Para qué sirven las series? Para estas y un montón de funciones más, no hay duda. Por eso cada vez la producción es mayor. De vez en cuando alguien mira más allá de lo básico y de lo evidente y te descubre un nuevo uso. Hace unos meses, por ejemplo, Iñaki Gabilondo aseguraba que las series sirven “para contar la realidad”. “Antes la información nos ofrecía la realidad y la ficción nos alejaba. Ahora, lo que mejor cuenta la realidad es la ficción. Parece que la información se ha simplificado”, afirmó el periodista.

 
Hace unos días el director Paco Cabezas -que está haciendo las Américas y no se le está reconociendo lo suficiente- ofrecía otra utilidad para las series. “La vida es un caos y el cine y las series nos permiten ordenarlo”, indicaba en una charla organizada en el festival ScreenTV en Málaga y que fue moderada por Isabel Vázquez. Y él de series sabe un poco, después de haber dirigido capítulos de títulos como ‘Penny Dreadful’, ‘Fear the Walking Dead’, ‘The Strain’ o ‘Dirk Gently’.

Ver Post >
Ocho maneras de recibir lo nuevo de 'Twin Peaks'
img
Mikel Labastida | 18-05-2017 | 8:35| 0

Seguir a @mikel_labastida

 

Que el regreso de una serie que se estrenó hace 27 años sea el acontecimiento más esperado de lo que va de temporada debería hacernos reflexionar. Pero si la serie en cuestión es ‘Twin Peaks’ la cosa cambia, porque estamos hablando de un título que quizá se adelantó 27 años en estrenarse y que es más propio de la época actual que de la que fue programado. Por atrevido, por inaudito, por renovador. Un Lynch muy inspirado creó en los años noventa un producto que desconcertó al espectador, que cambió las reglas del juego en televisión y que demostró que el formato serie podía dar mucho de sí. El tiempo le ha dado la razón. Y el tiempo se rinde ante él y lo ha traído de vuelta. Ahora falta ver si las nuevas entregas de esta producción (serán 18) están a la altura de las anteriores y, sobre todo, de las expectativas creadas. El domingo -el estreno en España pillará a las cuatro de la madrugada- se descubrirá el enigma.
Se puede ser testigo de este acontecimiento de muchas maneras, es posible vivirlo de formas diferentes. Solo, en pareja, montando una fiesta. En una casa en la montaña alejado del mundanal ruido o entre los sonidos propios de la gran ciudad. El síndrome de Darrin, en su afán de servicio público, propone ocho posibilidades para recibir los capítulos inéditos de ‘Twin Peaks’.

Ver Post >
¿Quién quiere a un viejo en televisión?
img
Mikel Labastida | 14-05-2017 | 4:38| 0

Seguir a @mikel_labastida

 

 

En el interesante libro ‘La vejez desconocida’ se explican algunas claves que ayudan a entender el tratamiento de los personas mayores y de la vejez en general en las series de televisión. “La vejez se expresa como una ausencia de juventud; se tiende a estudiarla sólo en términos de pérdidas, no subrayando los aspectos positivos ni enfocándola como una vejez productiva”, señala el ensayo.

¿Quién quiere a un viejo en televisión? Nadie, si es que nos guiamos por lo que observamos de ellos en la pequeña pantalla. Porque muchos programas y series se han empeñado en realizar una proyección de las personas con más edad como poco interesantes, pasadas de moda y sin nada que aportar. Todos somos mayores, todos vamos caminos de serlo, pero la tele suele obviarlo. “En los medios de comunicación se muestran pocas imágenes positivas. Los anunciantes y trabajadores del marketing se centran en la franja joven y eso repercute en películas, series de televisión o publicidad”, indica el estudio. La tendencia es a pensar que al público más joven, que suele ser el que reclaman los anunciantes -el target comercial-, no le despiertan interés las historias protagonizadas por personajes adultos. Y por ello se les adjudican papeles secundarios o clichés.

Ver Post >
Sobre el autor Mikel Labastida
Crecí con 'Un, dos, tres', 'La bola de cristal' y 'Si lo sé no vengo'. Jugaba con la enciclopedia a 'El tiempo es oro' imitando al dedo de Janine. Confieso que yo también dije alguna vez a mi reloj: "Kitt, te necesito". Se repiten en mi cabeza los números 4, 8, 15, 16, 23, 42. Tomo copas en el Bada Bing. Trafico con marihuana en Agrestic y con cristal azul en Albuquerque. Veo desde la ventana a mi vecino desnudo. El asesino del hielo se me aparece en cada esquina y no me importaría que terminase con mi vida para dar con mis huesos en la funeraria Fisher.