Las Provincias
img
Las mejores empresas donde trabajar…
img
Roberto Luna | 23-03-2018 | 10:08

Acaba de salir publicado el listado de mejores empresas para trabajar en 2018 y como siempre sorprende que tan solo muy pocas empresas entren en este tipo de ranking. Great Place to Work publica los mejores lugares para trabajar en función de cinco tamaños según empleados. Y se puede encontrar listado según el país que se quiera buscar. Está claro que no deja de ser una práctica importante de Gestión del Talento basada en el conocido como Employer Branding o Marca del Empleador. Pero mi pregunta al aire es precisamente por qué solo tenemos este mínimo listado, por qué tantas otras empresas que destacan públicamente en ventas y resultados organizativos no entran en el juego de hacer de sus empresas también un espacio digno laboral. Sobrevivir en estos tiempos tan complicados de competitividad hace que muchos se olviden del impacto de sus prácticas o incluso que ni siquiera contemplen en sus estrategias a las personas tanto clientes como empleados. Pero obviar la dimensión humana de las organizaciones y de su impacto es volver a la empresa medieval tan lejana de nuestro siglo XXI.

Del mismo modo, no hace mucho Top Employers Institute certifico muchas empresas con grandes marcas que también buscan ese prestigio y notoriedad social al destacar estas empresas en sus buenas practicas de rrhh y gestión del talento.

Enhorabuena a todas las empresas que buscan anualmente este tipo de certificaciones y otras que también existen menos conocidas, pues con ello no hacen más que suscitar la gran pregunta que realmente deberíamos hacernos: ¿por qué ser una buena empresa en rrhh y gestión del talento es algo excepcional? ¿No debería ser un mínimo de cualquier empresa desde un punto de vista ético y de rendimiento? ¿Dónde están esas otras empresas teóricamente famosas por sus resultados organizativos pero no por su impacto en las personas?

Esperemos que con el tiempo no tengamos que destacar algo que debería ser consustancial a cualquier empresa, esto es, su dimensión humana, su respeto por la meritocracia y la equidad, su creencia clara en la mentalidad de talento de sus directivos.