Las Provincias

img
Categoría: tenis
Federer y Nadal, ejemplo de valores

Este domingo pasado tuvimos la suerte de ver un partido de tenis de los llamados históricos. Hubo tensión, lucha, calidad, entrega y gran juego por ambos tenistas. Pero sobre todo quisiera destacar algo más allá del mero partido, y fue el gran ejemplo que han dado estos deportistas de sus valores y educación.

No creo sea nada fácil perder una final y aguantar el tipo, de hecho la cara de Rafa Nadal lo decía todo, era un verdadero poema cuando perdió. Pero, sin embargo, conforme inició su discurso más se fue soltando de la gran calidad que tiene como deportista, y sobre todo como persona. Tuvo claro que Roger Federer jugó mejor y se mereció la victoria, aunque a veces fuera por pequeños detalles.Y Roger Federer dijo una frase que deja claro que el mejor tenista del mundo y de la historia, es también una de las personas más ejemplares que existen.

En 2009 Rafa animaba a Federer cuando no pudo contenerse y se puso a llorar con su celebre frase “God, it´s killing me” (Dios me está matando) y Rafa le dijo “Recuerda que eres un gran campeón…”. Pero la frase que le dijo el domingo Roger a Rafa fue para enmarcarla y ponerla en todos los colegios y centros deportivos nacionales “Sé que en el tenis no hay empates, pero si los hubiese, sería un honor compartir el trofeo contigo Rafa. Tú también merecías ser campeón de este torneo”.

Cuando vemos este tipo de ejemplos, no podemos menos que emocionarnos antes momentos donde los valores sociales se resquebrajan continuamente en los últimos años. Estos dos astros, fenómenos deportivos y extradeportivos, merecen ser los embajadores de una cultura de valores basada en el respeto, la consideración y la empatía.

Indudablemente ha sido uno de los Domingos con más aprendizaje por el ejemplo de los últimos tiempos. Ojalá nuestras sociedad pueda saber abstraer el significado de estos dos monstruos y aplicarlo en el dia a dia de nuestras siguientes generaciones. Ambos tenistas se han hecho y construido a si mismos. De hecho, Federer también rompió alguna raqueta de niño y ha aprendido a tener un autocontrol y una gestion emocional impresionante. Y Rafa, lloró también de niño cuando perdía algun partido, y con el tiempo ha sabido gestionar esa energía y controlarla.

Solo puedo acabar diciendo gracias, por el espectaculo, por la humanidad, por la grandeza, por todo… GRACIAS…

Ver Post >
Carlos Taberner: Talento joven en acción

No es desconocido para muchos mi afición al tenis, no solo jugarlo sino verlo. Me fascina. Y recientemente he podido asistir al Torneo Orysol de Denia, un Future del que he podido disfrutar de jóvenes talentos en acción. Cuando vi a Carlos en su primer partido, en realidad estaba interesado por su contrincante que lo había seguido en la previa y me gustaba su juego. Pero fue verlo jugar con Carlos y descubrí a una estrella, un talento en acción del que poco a poco fui sabiendo más de su historia. Valenciano, campeón de España y Europa con 16 años (hace dos años), y ganador por naturaleza (ver entrevista en Superdeporte en 2014). Como experto en gestión del talento, no me interesan los “ganadores” de por sí, sino sus actitudes y valores, comprender cómo son y cómo se comportan, sobre todo en los momentos de gran tensión y que requieren algo realmente complejo: la habilidad a 200 pulsaciones.

No lo puedo valorar deportivamente pues no soy quién para ello, solo soy un aficionado (más bien apasionado diría) al tenis. Pero si desde dos vertientes, la gestión del talento (como investigador y conferenciante y director del master en gestión del talento de la Universidad de Valencia, Master Gesta) y desde el coaching deportivo que tengo el lujo de practicar de vez en cuando y del que formo parte en la Junta Directiva de AECODE (Asociación Española de Coaching Deportivo).

Carlos Taberner ganó ayer el Future Torneo Orysol de Denia, frente a un gran rival que no se lo puso fácil, Jaume Antoni Munar, en el Club de Tenis Denia, repleto de aficionados que vivimos apasionados momentos de gran tensión.

Lo que me llamó la atención de este joven jugador de 18 años es su saber estar en la pista. He vivido 9 días de torneo y he visto todo tipo de actitudes, raquetas rotas, gritos desesperados, malas caras y malos gestos tanto a rivales como a jueces de silla. Como se puede comprender, estas actitudes no son nuevas en el tenis, incluso alguno de los grandes que conocemos ahora las tuvieron también de jóvenes, lo cual no lo justifica, más bien habla de la necesidad de seguir creciendo como profesional y como persona en la pista. Carlos es sereno, tiene su ritual en la pista, sabe controlar sus nervios que apenas trasluce, y en todo momento mantiene una alta concentración. Es el mismo en los momentos de alta tensión como cuando gana por mucho. Él hace su juego, el que sabe hacer tan bien, con una increíble calidad técnica. Pero llama la atención tan joven y tan maduro en la pista. Recuerdo una conferencia que di sobre coaching deportivo a la selección francesa de futbol a nivel infantil a través de la Fundación del Valencia CF, y que uno de sus “cracks” me preguntó precisamente cómo mantener el rendimiento en momentos de alta tensión. Para mis adentros pensé, este niño hace preguntas de adulto, llegará lejos, la madurez personal es fundamental para mejorar como alto rendimiento.

El talento necesita madurez personal, necesita saber estar, es decir, actitud, y sobre todo trabajar duro y entrenar, la genética ayuda pero no es suficiente. Me consta por su entorno de técnicos que Carlos es muy trabajador y constante. No dudo que lo veré en muchos más escenarios de alto rendimiento y allí estaré para animarlo. No hay nada más bonito que ver cómo los talentos aparecen y crecen, y más verlos en directo. Gracias Carlos por tu juego, y gracias al gran equipo y entorno que te permite mejorar y crecer como profesional.

Ver Post >