Las Provincias

img
OPTIMALISMO
img
Fernando Giner | 26-01-2012 | 08:01

Sin esperanza no somos nada. Las personas necesitamos creer que en el futuro. Estamos programados, y esto nos ha hecho especiales como especie, para ser optimalistas.

El optimalismo es un concepto que viene a fusionar realismo y optimismo.  Según las encuestas 8 de cada diez personas somos optimistas y, según los expertos, esto ha sido el salvavidas de la evolución.

Las personas necesitamos tanto el oxígeno, como la esperanza.Tener aspiraciones y verte con  opciones de alcanzarlas. Tener un motivo por el que pelear cada día.  Imaginar realidades alternativas mejores y pensar que serán realidad.

Actualmente esto es muy difícil. Estamos corriendo una maratón y no sabemos ni cuanto durará, ni cuantos kilómetros llevamos recorridos. Además, ya viene siendo habitual que justo el día después que el Gobierno  realice un  ”ajuste” o “recorte”   aparezca un organismo internacional con nombre en forma de  acrónimo  (FMI, BCE,…) y nos diga que este año será peor que el anterior. Y esto acaba quemando. Pero, aún así, insisto,  quemados no valemos nada.

El optimalismo invita a ver el vaso medio lleno. ¿ Cómo?, poniendo a la mente a pensar. Según los expertos en psicología es posible dejar de ser pesimista para ser optimista, todo consiste en obligarse a pensar en positivo y dejarse de lamentos que no nos ayudarán. No lo dudes : “Somos lo que pensamos”.

La cuestión es como cambiar el pensamiento. Desde luego, yo no creo en la motivación como  factor exógeno. Muchas veces, amigos que son Directores de Recursos Humanos me han comentado la idea realizar un out-door training con los empleados para motivarles y siempre les he dicho lo mismo que  provocará que la gente se lo pase bomba y se desestrese, pero a la semana el que esté con síndrome “burn out”, seguirá quemado.

Nuestro futuro depende de  lo que hoy pensemos . Acabo recitando la impresionante escena de   la película “la Dama de Hierro”. En ellas,  la protagonista va al médico para realizarse una revisión y el médico  le pregunta:

¿Qué siente , Sra.Tatcher? y ella le responde: No me pregunte lo que siento, pregúnteme por lo que pienso, Y entonces él le pregunta: ¿Qué piensa , Sra. Tatcher?. Y ella le responde: “Ten cuidado con lo que piensas porque de tus pensamientos saldrán tus palabras, ten cuidado con tus palabras porque de tus palabras saldrán tus acciones, ten cuidado de tus acciones porque ellas forjarán tu carácter, ten cuidado con tu carácter porque éste marcará tu destino”.

Gracias como cada jueves por leerme y cuidado con los pensamientos negativos.