Las Provincias

img
QUÉ BUEN VASALLO, SI HUBIERA BUEN SEÑOR
img
Fernando Giner | 24-05-2012 | 00:31

En estos momentos, España tiene mucho más producto que marca. Nuestra oferta es mucho mejor que la imagen que tenemos de despilfarradores, malgastadores e ineficaces. En el mercado internacional, el made in Spain  no aporta valor a la venta y , por ello,  nuestras empresas cuando salen  a conquistar el mundo no presumen, ni proclaman  su origen español.

Nos ha preocupado muy poco hacer marca . Por ejemplo, Andalucía ha recibido de la Unión Europea, en estos años de mercado único, la friolera cifra de 70.000 millones de euros. Con este dinero, y siendo muy bien pensados, se han modernizado sus infraestructuras de comunicación , limpiado las playas del sur de España  y transformado las antiguas cooperativas de aceite de oliva.  Andalucía es el primer productor del mejor aceite de oliva del mundo. Sin embargo, hoy, el mejor aceite de oliva que se vende es de la Toscana Italiana y el 50%  está procesado en Andalucía. Tenemos producto, pero no marca.

Voy  a dar un paso más,  , todavía, tenemos mejor capital humano que productos. Lo mejor que tiene España son los españoles. Formados, creativos, imaginativos y dispuestos a arrimar el hombro cuando hace falta. Conozco gente que le han bajado el sueldo y no se queja, conozco gente que trabaja más horas que un esclavo en la antigua Roma y está contento y conozco gente que no se puede ir de vacaciones , se baja a tomar unas cañas al bar de la esquina, y pasa un buen rato.

Por supuesto, si  nos dejan sueltos nos desmadramos en dos segundos , si nos lo ponen fácil nos acomodamos en treinta segundos y si no nos vigilan no cumple nadie, pero con orden, mensaje y ejemplo somos los mejores vasallos.

Me da mucha pena observar en que nos hemos convertido, en un pueblo acomodado esperando a que nos solucionen nuestros problemas cuando siempre hemos salido de las peores situaciones por nuestros propios méritos.

No nos merecemos los calificativos de comodones, despilfarradores e improductivos. Cuando nos ponemos somos tan buenos como los que más, no hay más que ver como nos va en tenis, baloncesto o fútbol. Lo que no nos pueden pedir  es que dejemos de ser lo que somos y como somos. Podemos ser tan competitivos como un alemán, pero a nuestra manera, sin renunciar a como somos porque es que, además, no tiene sentido que se le pida a un español que viva y trabaje como un alemán cuando tenemos el clima, sol y carácter histórico que tenemos.  Este bloguero está convencido de que Europa siente una extraña mezcla de incomprensión, admiración y envidia sobre nuestro estilo de vida y forma de ser. Somos mucho más de lo que nos pensamos y , por ejemplo, los italianos son menos de lo que dicen ser, pero tienen el orgullo de pertenencia que hemos perdido nosotros.

Los españoles somos buenos vasallos, pero necesitamos  buen señor.  Banqueros que  gestionan bancos de oídas, diecisiete señores que reinan en cada autonomía, Presidentes de Instituciones como el Banco de España, el CNMV o Sociedad de Autores de los  que lo menos que se puede decir es que son unos incompetentes. Políticos que no han reducido ni uno sólo de sus privilegios y que sólo pretenden perpetuarse en su sillón.

Este país es un desastre, pero no lo es por su gente, lo es por sus autoridades. Sr. Rajoy,  le felicito por su trabajo de esta semana, con Merkel, Obama, Hollande y esta noche en Bruselas . Esta semana ha sido un gran estadista y me ha recordado a Suárez, a Felipe en los 80 y Aznar en su primer mandato, pero a veces tengo la sensación de que Gobierna  como lo hizo Felipe en los 90, Aznar en su segunda legislatura o Zapatero desde el 2004.

Este pueblo español  necesita sustituir  a los malos gobernantes como mayor rapidez ( menuda verguenza en Andalucia y Valencia). No permitir que continuen los que no saben dialogar( menudo numerito en Asturias). Mandar a los Sindicatos a China durante un mes a ver si consiguen arruinar aquel país. Exigir a la patronal que se pronuncie sobre los problemas de las Cajas y Bancos.  Recordarles a los partidos políticos que este país no es su cortijo, que elegimos personas, no partidos . Y pedirle a los yernos de la Casa Real que nos enseñen el color azul de su sangre, a ver si resulta que es roja como la de todos y estábamos engañados.

Este pueblo español  ve reflejado  su carácter épico, después de casi 1000 años , en D. Rodrigo Diaz de Vivar, El Cid, en el que se cumple la frase: Qué buen vasallo, si hubiese buen Señor.

Gracias por leerme como cada Jueves y hasta el próximo.