Las Provincias

img
ADIOS CLASE MEDIA
img
Fernando Giner | 25-10-2012 | 05:37

En España está apareciendo un fenómeno nuevo : La pobreza no es asunto de parados,  una persona con trabajo puede ser pobre. La competitividad se está consiguiendo via salarios, los impuestos son mayores, las familias están endeudadas  y, con esta realidad sociológica,  una contracción en la economía mundial condenaría a muchas familias y/o  personas con empleo a vivr bajo  índices de pobreza.

Hay un hecho en la campaña americana que nos debería preocupar y sobre el que, incormpresiblemente, nadie dice, ni comenta nada y es que los dos candidatos han aceptado la consolidación fiscal (el equilibrio presupuestario) como una necesidad prioritaria. Es decir, endeudarse más no es la solución y una nueva extensión cuantitativa no solucionará las maltrecha economía estadounidense. América ha alcanzado la cifra de deuda del 100% de su PIB, es decir, de 15 billones de dolares y el mensaje y la opinión conciliada es que se ha sobre pasado el límite: Son tiempos de reducción del gasto, aumento de ingresos  y controlar  la deuda. ¿Le suena de algo?.

Obama presenta a su adversario como un embustero que hay que desenmascarar porque el único propósito es subir impuestos a la clase media  y proteger a los suyos, a los ricos, de esta subida y , además, eliminar las prestaciones sociales a los necesitados. Según Obama es el plan secreto de Romney, ayudar a los ricos y cargar contra los necesitados. Por su parte, el republicano busca posicionarse como un candidato muy, muy moderado , incapaz de realizar una fechoría de tal calibre. Ya veremos quien convence más, pero ,la lectura que debe hacer Europa de esta campaña es que ambos proponen el ajuste fiscal, ambos comprenden la limitación de poner en marcha , por tecera vez, la máquina de hacer dinero y la diferencia es a qué sectores de la población afectará el ajuste.

 Estados Unidos está diciendo que no será la locomotora del mundo, que, en estos momentos, lo primero es el ajuste  doméstico. Por su parte, China se encuentra en pleno enfriamiento de su economía , intentando controlar su propia burbuja inmobiliaria y en plena reconversión económica. Japón lleva veinte años luchando contra la deflación y su personal crisis de valores. Y Alemania, nuestra querida institutriz europea, empieza a notar el agotamiento de sus exportaciones debido a la debilidad de sus compañeros europeos.

Es decir, que la economía global puede estar acariciando una contracción, una ralentización.

Ante este panorama, el Gobierno español ha presentado unos `presupuestos cuyo único objetivo es cumplir el déficit pactado con Europa y, para ello, su  predicción es que la economía se contraerá, sólo, 0,5 puntos. Apuesta a que cumpliremos el objetivo del déficit porque ingresaremos más y ésto será  porque las exportaciones crecerán y tirarán  de nuestra economía. Toda la  esperanza está puesta en el sector exterior , dando por sentado que la demanda interna está languidecidamente muerta.

Vamos a ver, en el Parlamento , en vez de tanto comentario sobre si los presupuestos son sociales o no, que si que lo son, me esperaba un debate sobre si las exportaciones iban a ser el auténtico motor o no.  Suscribo el argumento estratégico que las exportaciones son extarordinariamente importantes para España , pero, no nos engañemos,  la actividad internacional es un asunto de años y , además.  nos adentramos en un entorno de contracción económica mundial. Es decir, que no serán la tabla de salvación de España y que por  lo tanto, no se puede prescindir de ayudar el consumo nacional.

Este es el argumento que esperaba escuchar de los partidos de oposición : “Sr. Rajoy. no abandone el consumo de las familias españolas, no lo de por imposible y no confíe con tanta ufanidad con las exportaciones.”

En mi opinión, desentenderse por la demanda interna supone aceptar una dramática realidad y es que las familias españolas son cada vez más pobres. En el último estudio del INE (Insituto Nacional de Estadística) leo con alarma y preocupación que una de cada diez familias tiene mucha dificultad para llegar a fin de mes, que una de cada dos tiene mucha dificultad para afrontar gastos imprevistos y que una de cada dos no se pueden ir de vacaciones una semana al año. Es decir, que a cada una de dos familias si se le estropea el coche , tiene que cambiar la lavadora o desea salir una semana de su casa  lo tiene muy, perdón por la expresión,  jodido.

Estas cifras no pueden darse por buenas porque la realidad social nos está indicando que la sociedad se está bipolarizando entre gente que le va , más o menos bien, y gente que no levanta cabeza. Por supuesto, además, existe ese minúsculo porcentaje de personas muy ricas , excesivamente ricas, a las que aplaudo y admiro si lo han ganado con honestidad y honradez.

El drama es el desempleo. Ya lo creo, uno de cada dos jóvenes en paro y uno de cada dos mayores de 50, también. Pero, veamos unas cifras,   las familias que tienen todos sus mienbros en paro son 1.737.600 ( 800.000 más que en el 2009) y los hogares que tienen algún miembro activo son 13.000.000. En España, hay 17.000.000 de hogares. Por lo tanto, si uno de cada dos tiene problemas ante un imprevisto esto supondría 8.500.000 hogares , lo que me lleva a concluir que hay millones de familias con personas trabajando que no  llegan a fin de mes, que hay millones de hogares con miembros con empleo y que no pueden irse una semana de vacaciones.

Es decir, hoy, en España , para muchas personas que cumplen con su obligación de trabajar, que hacen diligentemente lo que se les dice, que son disciplinados , que madrugan y que llegan tarde a su casa, para muchas personas que cumplen,  la nómina  se les agota tan sólo dos semanas transcurridas del mes . Es aterrador porque ya no estamos hablando de malgastadores, de vidas por encima de lo normal, de gente que se lo ha buscado por meterse en excesivos gastos, ni estamos hablando de familias desestructuradas , ni de  dramas de familias con todos sus miembros en paro, estamos hablando de padres y madres que ganan una miseria conforme esta la vida o conforme se supone que es una sociedad occidental del siglo XXI.

Y esto Sr. Rajoy, no se puede dar por inevitable y decir que son las exigentes consecuecias de los excesos anteriores. Hay que actuar sobre el empobrecimiento del asalariado, del autónomo y del empresario. Si la competitividad exige salarios menores hay que compensarlo por otro sitio y no sólo exportando más. Este problema afecta a la clase media, a la clase social que colocó a España merecidamente en los principales lugares de desarrollo en el mundo , a la gallina de los huevos de oro de una sociedad del bienestar como la nuestra. Este humilde bloguero le setencia que sin esta clase social , España no puede volver  a ser España y eso lo piensan muchos catalanes.

Gracias como cada Jueves por leerme y hasta el próximo.

 

 

 

 

Últimos Comentarios

Ignatius J. Reilly 29-03-2015 | 23:14 en:
Autónomos
lucia Colom 12-03-2014 | 23:17 en:
LA ERA DE LA ACTITUD I