Las Provincias

img
AUSTERIDAD BUENA, AUSTERIDAD MALA
img
Fernando Giner | 08-11-2012 | 05:37

¿ Se parecen en algo un americano, un alemán y un español?. Si, en que los tres oirán hablar de austeridad  en el 2013. Y ahora, ¿en qué se diferencian los tres? En que su relación con ella será distinta, el americano se auto-impondrá la austeridad ,  el alemán  auto-anulará  ciertas medidas  que predica y al español le-impondrán la austeridad.

Vayamos por partes,  EEUU ha pasado desde 1980 a la actualidad de poseer  un billón de dólares de deuda a 17 billones de dólares. La media dice que se han endeudado a un ritmo de , casi, 500.000 millones de dólares al año. En concreto, en los últimos cuatro años de mandato de Obama  la deuda ha crecido a un ritmo de 1000 millones al año. Todo este crecimiento ha sido bendecido con tipos de interés cercanos a cero y emisiones cuantitativas astronómicas. El congreso de EEUU, controlado  por los republicanos, es muy probable que ponga un tope definitivo a esta situación y que exija para el 2013 un gigatesco plan para equilibrar el presupuesto. Pode- mos afirmar que estamos muy cerca de el gran ajuste fiscal americano. Más impuestos y menos gasto público. Es decir, ralentización de la economía y si añadimos el enfriamiento de la economía china, podemos hablar de un comercio mundial ralentizado. Malas épocas para fiarlo todo a las exportaciones. Pero, lo que me interesa, América se autoimpondrá , sino cambia la situación, un propio plan de austeridad para equilibrar y ordenar sus desbaratadas cuentas públicas.

Por su parte, Alemania tiene elecciones en el 2013 y Merkel lo tiene muy claro, la austeridad es un asunto de latinos. Todo, todo lo que está exigiendo a sus socios del sur lo presenterá como triunfo de su política y , además, con sorna europeísta liberará a sus conciudadanos de tan amarga medicina. Ya se han anticipado varias medidas, pero las más electoralistas son eliminación del copago de 10 euros trimestrales, una ayuda mensual para padres que cuidan en  casa a sus hijos y mejores pensiones. Austeridad si, pero para los vagos del sur,  los alemanes, por el contrario, entienden que se han ganado una merecida relajación de las medidas que no permiten a los demás. Y encima, cuando nos reunimos con ellos nos dice: !Vais bien, vais por el buen camino!

El tema es gordo. Son fechas para rebuscar en la hemeroteca como hemos llegado hasta aquí. ¿Quién ayudó a Alemania en la reunificación?, ¿pudo cumplir, entonces, con los requisitos de déficit y deuda?. No, claro que no. Desde que estalló la crisis, se han aprovechado de un mercado de capitales cerrado. Me explico, desde 2008 , y especialmente, desde 2010, Alemania viene jugando a decir que el euro se rompe, que aunque sea la misma zona monetaria, cada país tiene un nivel de  solvencia diferente e independiente y que Europa no está para ayudar. Desde hace dos años, cada vez que ha hecho falta, Alemania ha jugado con la amenaza de  la ambiguedad del futuro de Europa diciendo a los mercados que el euro se rompe y ello ha servido para que la deuda de los países no valiera lo mismo. ¿Le suena la prima de riesgo?. Con esta estrategia a Alemania le ha salido la fiesta gratis y ha financiado toda su reunificación y realizado el recorte social con un coste  financiero cercano a cero. El mensaje siempre ha sido el mismo :!Cuidado con la deuda española, griega y portuguesa que pueden llegar a quebrar!. Además, el dinero barato de los alemanes les ha permitido comprar deuda española, deuda tóxica del sur, el negocio ha sido redondo, por un lado, se financian a coste cero y, por otro,  con lo que les sobra compra deuda al 4, 5 y 6 % de los países a los que controla y, diga lo que diga, no dejará caer porque tiene riesgo bancario en ellos.

Por su parte, España lleva ajustándose más de dos años. En palabras del propio Ministro de Economía, ha realizado y está realizando el mayor ajuste que se conoce en un país desarrollado. Por su parte, el Gobierno tiembla cada vez que se acerca  el examen del objetivo del déficit y cuando ve que no llega,  invierte horas, días, en esfuerzos, explicaciones y súplicas para solicitar una revisión del mismo y ,a cambio, sus compresivos socios le solicitan más austeridad. Y si necesitamos más financiación, rescates o llámelo como quiera para poder pagar, entre otros a los bancos alemanes, nos dirán en que tenemos que realizar, de nuevo,   más ajustes para ser dignos de recibir la ayuda. Es curioso, nos imponen la austeridad para garantizar su cobro!!

Como ve , querido lector, la austeridad va por barrios. Unos se la autoimponen, a otros nos la imponen y otros, sencillamente,  se relajan. Pero, a mi juicio, el cóctel puede resultar explosivo. Económicamente, el” fiscal cliff” americano, así se conoce al apagón fiscal, supondrá una retroacción de la economía mundial , lo que supondrá un golpe durísimo a las exportaciones y, por lo tanto,  a las expectativas de crecimiento de España, es decir, supondrá menores ingresos y mayor déficit. Sociológicamente, la población  española cansada de sobresaltos financieros y sustos macroeconómicos, de empobrecerse y de ajustarse cada Viernes desde los últimos cien viernes, verá con perplejidad y agotamiento que la doctora Merkel no aplica la misma medicina que predica.

Más esfuerzos de austeridad para suplir la falta de ingresos y , ya el colmo, no es que los políticos no den ejemplo, es que no lo dará ni la gran valedora de la austeridad,  Alemania. Se acabó la excusa de justificar esta ratonera para la clase media, en que se ha convertido Europa, con motivos de mentalidad y cultura alemana. Los países del sur vamos camino de ser los más tontos de la clase en todos los sentidos.

Como Alemania abandone la austeridad , ¿cómo explicaremos a los españoles, griegos, portugueses e italianos que deben ser austeros?.

En ese caso, Sr. Rajoy , ¿espera que le aplaudamos si se acerca al objetivo del déficit?. Cómo cree que nos sentiremos cuando leamos en el mismo periódico, en el mismo día,  titulares contradictorios que digan: Las pensiones se congelan en España , y en la página siguiente, pero suben en Alemania , y en las páginas  de economía  que Alemania felicita a España por su esfuerzo y en las siguiente de economía que el FMI aplaude a España por pagar su deuda a Alemania.  Imagínese cuando en el telediario veamos como suprimen el copago en Alemania y que se impone en España. Imagínese hasta Otoño de 2013 , mes a mes, a su pueblo español soportando esta desigualdad. Y ahora, imagínese que Hollande respalda la relajación alemana y sigue su ejemplo…¿Cómo justificará la austeridad en España?, peor todavía, ¿con qué ánimo pedirá nuevas medidas a los ciudadanos/as?

Austeridad buena y austeridad mala. La nuestra , la española, es impuesta y metida con calzador y entre   ajustes y reformas está la reforma laboral y la consecuente  flexibilidad que nos llevará a a la competitividad prometida, cierto, soy creyente en este sentido, pero , ¿nos la explicará un político español con privilegios vitalicios ajenos a la famosa flexibilidad ?.

Gracias como cada jueves por leerme y hasta el próximo.

 

 

Últimos Comentarios

Ignatius J. Reilly 29-03-2015 | 23:14 en:
Autónomos
lucia Colom 12-03-2014 | 23:17 en:
LA ERA DE LA ACTITUD I