Las Provincias

img
ESPAÑA, NO TE RECONOZCO
img
Fernando Giner | 15-11-2012 | 07:07

Querida España :

Te seré sincero, no te reconozco. Porque me has parado a saludarme, que sino es que no me doy ni cuenta que eras tú. Quién te ha visto, cuando hace cinco años desafiabas, en voz alta y con media sonrisa,  a Francia e Italia porque las ibas a adelantar. Quién te recuerda cuando exigías comprobar como estaba la Banca en Europa. Quién te recuerda imponiendo moralidad entre los grandes países,  exigiendo alianzas de civilizaciones y dando lecciones de  humanidad acogiendo, sin ningún tipo de control,  a todo el mundo. Presumida e inconsciente, soberbia e imprudente, resulta que a las doce, en Mayo del 2010, en medio de tu fiesta de Presidencia de turno en Europa, el carruaje se convirtió en calabaza y los caballos en ratones.

España querida, tu no te rompes como un cristal, de golpe, porque si fuera así lo hubiéramos podido advertir. Te resquebrajas en silencio, poco a poco, sin gritar , como una buena madre sacrificándose por sus hijos, que, con 35 años de democracia, tu capital, Madrid, ha negociado 17 años  con partidos nacionalistas para mantenerse en el poder, aunque haya tenido que vender su alma a través de cesiones y más cesiones.

Incapaz de crecer con etapas intermedias, ¿para qué pasar por la adolescencia democrática? . Eres capaz de ser una dictadura al país más democrático del mundo en sólo doce meses. De ser la más correcta políticamente a quemar contenedores. A no comprender que el desarrollo exige sacrificios. Quemas las etapas intermedias porque siempre  vas con prisa y emocionada por ser lo siguiente, por ser algo nuevo.

Siempre te he admirado porque proteges al débil, porque comprendes al perdedor, pero no te comprendo cuando permites que el buenismo se aproveche de ti y  te expolia, cuando un hijo te saca malas notas y eres incapaz de corregirlo. Cuando eres infinitamente e incansablemente  empática y permites que tus hijos no maduren y pervivan en la infantilidad.

Bipolar. Discutes  por todo, partida en dos mitades. Por política, por futbol, …hasta por toros. Siempre es una España contra otra .Eternamente compresiva y , sin embargo, incapaz de sentarte a dialogar contigo misma, de razonar, de escuchar,…a ti  misma. Cualquier motivo sobra para partir el corazón  en dos.

Extremada. Personas en paro contra personas con trabajo. Personas con trabajo autónomo contra asalariados. Asalariados temporales contra asalariados indefinidos. Indefinidos en empresas privadas contra funcionarios. Tantas Españas en una sóla España es imposible. Todos reclamando lo particular, ninguno lo general.

Paseas por la calle sin rumbo fijo. No sabes a donde vas y cualquier destino te es bueno. Hasta tienes que preguntar a los extranjeros que visitan tu país donde está tu casa. Nadie es capaza de ponerte un GPS y que puedas realizar una hoja de ruta.

Socialmente paradójica. Plena de contradicciones. Un millón de pisos vacíos , creando bancos malos y desahuciando a la gente de su casa. Como China o Rusia en los 70, los mayores  productoras de cereal y donde más hambre se pasaba. Ayudando a los bancos para mantenerlos sin más. Aumentando impuestos a los que más pagan. Permitiendo piquetes informativos en la era de internet donde la información está en tu casa con un click.

Vives con prisas, pero siempre llegas tarde. Parcheando los problemas, sin atreverte a enfrentarte a los grandes, a los poderosos, ni tampoco a los numerosos. Siempre de elecciones y siempre pensando en el corto plazo y en ganarlas. Jamás dando soluciones que sobrepasen los cuatro años y, por supuesto, jamás respetándote a ti misma las soluciones adoptadas. Cada Presidente diseña su propio plan de educación. No existe el Estado, sino el país.

Compleja y acomplejada. Compleja porque no eres la misma cuando viajas al norte que cuando viajas al sur. Compleja porque las cosas no son buenas o malas por si, sino en función de quien las diga o defienda. Compleja porque entre los necesitados no sabemos distinguir al honrado del que está abusando. Compleja porque tampoco distinguimos entre empresarios nobles y explotadores.

Acomplejada por el pasado. Te tiembla el pulso cada vez que has de tomar una decisión valiente. Siempre pensando en “qué dirán” y en la imagen que proyectas. Vestida de moderna y progre no vaya a ser que piensen que eres una clásica.

Siempre necesitada de idolatrar mesías y dioses de papel. O bien la religión abusa de ti o lo hace los sucedáneos disfrazados de filósofos y mesías culturales. Tienes terror al mundo de la “mal” llamada cultura no sea que te monten un numerito y te dejen en evidencia. Por idolatrar el progresismo eres capaz de contradecirte cada veinte años y pasar de alentar a fumar a prohibir fumar. Por idolatrar el liberalismo permites a los bancos que fagociten los ahorros de los ciudadanos.

Acomplejada con lo exterior. Siempre pensando que si es de fuera será mejor. Capaz de votar , en 2005,  ”si “a la Constitución Europea con mayoría absoluta , simplemente , porque es Europa, aunque nadie supiera lo que era, exigía y condicionaba Europa. Pensando que lo nuestro no vale y que tienen que venir de fuera a decirnos como salir de esta situación.

Eternamente envidiosa. Antes quemar que ver que otro se lo lleva. No importa lo que tengo, sino lo que tiene el vecino. Siempre votando contra el otro, nunca a favor de nada. Deseando que gane un equipo extranjero a mi eterno rival.

Individualista.  Siempre haciendo la guerra cada uno por su cuenta. Cinco asociaciones de empresarios diciendo casi, pero nunca, lo mismo.  Infinidad de partidos que nacen , no de ideologías, sino de escisiones por incompatibilidades personales. Incapaz de hacer una marca para salir al exterior.

Miedosa con el poder. Privilegios para sindicalistas, cientos de millones en Andalucía para ellos que para algo ganaron las elecciones en Marzo de 2012. Privilegios para políticos, para los dos grandes partidos, que en 24 horas cambiaron la Constitución para el objetivo del equilibrio presupuestario y, luego, resulta muy complejo, delicado y no sé qué más complicaciones para legislar sobre los desahucios.

Mi querida España, llena de miedos, complejos, dioses falsos y  falso buenismo , ¿hacia donde se dirige tu destino? . ¿En qué te hemos convertido?. Además, de sol y playa tienes algo mucho mejor que es tu resiliencia. Más que tu capacidad de no  caer, la de  levantarte, de sobreponerte a periodos de dolor emocional y traumáticos  y en esta carrera de fondo esto puede ser determinante. Capaz de soportar lo que nadie soporta y , además, de abstraerte, divertirte y reírte en los ratos de ocio y descanso. Esa es tu ventaja, querida España:  Tu aguante y tu fortaleza y, por eso, eres única y por eso , te quiero!!.

Gracias como cada jueves por leerme y hasta el próximo.