Las Provincias

img
CAMBIOS
img
Fernando Giner | 21-03-2013 | 06:54

¡Menuda semana! Tenemos nuevo Papa,  susto en Chipre  y  China que  aprende a bailar.

Da la impresión que Francisco  es un Papa de gestos, que cree más en la palabra que en la liturgia.  Leo con asombro que fue competidor directo de Benedicto XVI en el cónclave de Abril de  2005, digo con asombro porque si  los cardenales  juran bajo pena de excomunión el secreto de  votación, ¿cómo es posible que se sepa que fue serio candidato? Es un tema que me cuesta de entender,  si se sabe es porque alguien lo ha dicho y si alguien lo ha dicho a incumplido el juramento.  Desde Roma habla de la pobreza, como si la Iglesia supiera que la pobreza ya no es problema de países subdesarrollados sino de zonas de Europa. Este nuevo Papa tiene palabras de aliento para españoles, italianos, portugueses y, seguramente, franceses.

Antes hablábamos de los nuevos ricos, hoy tenemos que hablar de los nuevos pobres. Y esto lo sabe la Iglesia, la desaparición alarmante de la clase media está creando un nuevo orden social de desconocidas consecuencias.  El problema es doble, por un lado, el aumento de personas que no llegan a final de mes, que no tienen empleo o lo que ganan con lo que tienen no les da para aguantar treinta días y, por otro lado, estos nuevos pobres saben que lo serán por mucho tiempo.  Las personas saben que no se trata de una mala racha y no ven futuro y por eso se van a otro país. Es decir, el grave problema es que Europa está dejando de ser una tierra de oportunidades. En mi opinión, este es el gran cambio, que no hay futuro, que el que se cae no tiene la opción de levantarse, que el que la  “caga” lo tiene muy difícil y el que empieza, si consigue empezar, lo hace con precariedad y condiciones que costarán más de una vida normalizar .  Se está creando una nueva pobreza estructural.  

La Iglesia lo sabe, sabe que la globalización no es asunto de occidente y lo que subrayo  de esta elección no es que sea argentino, ni jesuita, sino que sea del hemisferio sur. El mundo ya no circula en relación norte a sur, sino este a oeste y viceversa.

El futuro del mundo pasa por  el sur y  el nuevo líder católico  tiene palabras de consuelo para los del norte que empiezan a empobrecerse como los del sur.

Viene una Iglesia completamente nueva.

 Ante esta realidad, la estrategia de  EEUU  establece la necesidad de  entenderse con Europa. Busca mercados amplios, sólidos y que sus hábitos de consumo ya estén establecidos a su gusto. Veremos un gran mercado USA-EU, pero sólo se beneficiará un parte de Europa, la preparada   y es  Alemania y los países nórdicos.

América ve el problema, necesita un nuevo Plan Marshall para sus socios occidentales que se están quedando atrás, pero hay dos problemas: el primero es que América vive ante un dilema demográfico. El problema del bando republicano es conquistar a los latinos. Los latinos que vienen del hemisferio sur, que no saben hablar inglés, pero que son cada día más y ponen y quitan Gobiernos. Estos no entienden de América como policía del mundo, estos no quieren saber nada de Iraq, ni de Libia,  quieren calidad de vida americana y su Presidente lo sabe. El anglosajón blanco y protestante ya no es hegemónico y los del sur empiezan a influir demasiado.

Vienen unos EEUU completamente nuevos.

Y el segundo problema americano es entenderse con el gran gallinero que es Europa. Acostumbrada a gobernar el mundo y construida a basa de infidelidades de unos países a otros. Donde no se sabe quien decide las cosas, si el  BCE, Merkel , Hollande, el  comisario económico, el presidente del Parlamento.  Europa es un partido de futbol de patio de colegio donde todos corren detrás del balón sin orden  ni concierto.   

Europa  es la extensión natural del mercado americano, pero el interés geoestratégico se desplaza hacia el sureste asiático.

 Y  en este gran desbarajuste europeo, alguna lúcida mente propone que los ahorradores de Chipre soporten parte del rescate. Es el gran disparate y lo es triplemente.  Rompe el dogma de la seguridad  de los depósitos de menos de 100.000 euros. Si ayer estaban garantizados, hoy no lo están. En segundo lugar, nadie se hace responsable de la iniciativa y, sobre todo, de exigir su cumplimiento. Es increíble, ¿quien ha sido Merkel, el BCE, el Parlamento,…?ahora resulta que nadie se hace cargo de la exigencia. y por último, la tercera, cuando se propone una quita a todos los depósitos sin distinción de bancos o cajas lo que se está diciendo es que el problema no es la solvencia de una entidad sino que es del país entero. Es decir, que la crisis del euro empieza a ser un problema de países, no de entidades financieras  y que, por lo tanto, el dinero no está seguro en un banco u otro sino en un país u otro.

 Da igual que la entidad tenga triple A, da igual la cantidad, la calidad del producto contratado y la prudencia de su inversión, lo que importa es si lo tiene en Chipre o en Alemania. Este mensaje es peligrosísimo porque significa  decirle a la gente que lo que tiene que hacer es colocar sus ahorros fuera del  sur de Europa.

Planteado así, y si nadie da explicaciones mayores de este desaguisado y en el momento de escribir este post,  me atrevo a escribir que Chipre esta actuando de conejillo de indias, de prueba, de laboratorio ante un posible rescate de países como Italia o España.  Europa ha atravesado la línea roja de los depósitos. Mi pregunta es: Cuándo pasen las elecciones  alemanas, si Italia o España necesitan un rescate, ¿en que condiciones se establecerá?

Mientras tanto, en China Xi Jimping empieza su mandato y lo hace con una gran novedad. Por primera vez, el Presidente tendrá una primera dama al estilo occidental, su mujer se llama Peng Liyuan y es una mediática folclórica que viene a representar a su Gobierno frente al mundo.  La foto está servida en el primer encuentro entre los dos mandatarios más importantes del mundo, serán sus mujeres que, por primera vez,  no serán dos mujeres blancas:  Michelle Obama y Peng Liyuan.  

Es la nueva foto del mundo donde el Norte ya no mira al sur con desprecio y altivez,  el planeta ya no es vertical, es horizontal, se establece entre Este y Oeste. La pregunta es que papel jugará Europa.

Gracias como cada jueves por leerme y hasta el próximo.

Últimos Comentarios

Ignatius J. Reilly 29-03-2015 | 23:14 en:
Autónomos
lucia Colom 12-03-2014 | 23:17 en:
LA ERA DE LA ACTITUD I