Las Provincias

img
EMPRENDER
img
Fernando Giner | 27-06-2013 | 05:21

Estimado y apreciado lector, le adjunto borrador de mi intervención de pasado martes, 25 de Junio, en Bolsa de Valencia en la Jornada de Emprendedurismo organizado por Forinvest y  Broseta Abogados.

Cada vez que hay un descubrimiento importante  en comunicación , en occidente se produce una transformación. La sociedad se rediseña y cambia su concepto, sus valores, su estructura política, social y económica ,e incluso, sus instituciones claves.  Cuando acaba el proceso hay un nuevo mundo. Desde 1445  la imprenta de Gutenberg se concreta en 1517 con Lutero.  La máquina de vapor al cabo de unos años  en el ferrocarril. Después, el mundo resultante es absolutamente distinto al anterior.

En nuestro tiempo con la incorporación del correo electrónico a nuestras vidas hemos entrado en un proceso, pero, por primera vez, no es un proceso occidental  porque  desde la incorporación de China al comercio mundial, el fenómeno es global y  hemos entrado  en un proceso de transformación nunca visto.

 En estos momentos estamos viviendo un proceso. Lo que no se es donde se concretará este proceso. En que invento o descubrimiento.

Cuando se vive en un  proceso no sabe más el que más experiencia tiene, sino el que sabe aprender y adaptarse. No hay ventajas de unos sobre otros, depende del campo en el que se juegue. Hay alumnos que saben más inglés y nuevas tecnologías que el profesor. El mundo se horizontaliza y la jerarquía desaparece. La juventud no es menos que la experiencia si aquella es prudente.

En este proceso la gente quiere participar, ser tenida en cuenta y una persona joven puede entender esto con mayor frescura.

Una persona de mi edad corre el peligro de ser esclavo de su pasado, de estar pensando en el que fue y son tiempos de pensar en lo que será. Porque el mundo post proceso no tendrá nada que ver

Para los que están empleados, Son tiempos en los que cualquier trabajo puede ser digitalizado o ser sustituido por un becario o ser externalizado. Cualquier persona que tiene mi edad sabe que su puesto de trabajo no es ya su patrimonio, sino su empleabilidad. La seguridad está en horas bajas.

Cualquiera que quiere empezar a trabajar, primero que lo encuentre, pero después luchará contra este fenómeno que se llama la devaluación interna en la que Europa ha escogido competir con China a base de salarios bajos.  Por lo tanto, el joven si encuentra trabajo lo hará por debajo de 600 euros, temporal y parcial. Sin protección.  La seguridad para los jóvenes está en horas bajas.

Por todo ello, entiendo que  la Seguridad y estabilidad, que eran las muletas sobre las que andaba cualquier español hace apenas cinco años, hoy no existen. El riesgo existe igual en un trabajo por cuenta ajena que en  un trabajo por cuenta propia. El coste de oportunidad de emprender es cada vez menor. Comprendo cuando hace cinco años un padre le decía a un hijo: ¿Dónde vas? Ahora, para ganarte 600 euros, igual es más fácil por tu cuenta que dependiendo de otros.

Estamos en la era de la actitud, donde ganará el que lo intenté y una sociedad que quiera prosperar debe premiar este comportamiento.

Estamos viviendo un proceso,  sin seguridad, ni estabilidad, pero, indiscutiblemente apasionante y no es para estar ahí sentado esperando a que alguien resuelva nuestros problemas.

Solo hay dos opciones o eres espectador o eres protagonista. Por ello, escribí 13 principios para emprender.

Antes que nada, dos avisos, lo normal es que un negocio salga mal porque esto es un tema de ganar dinero. Aquí lo difícil es ganar dinero. Ya se que un empresario no está solo  para ganar dinero, pero sin beneficio, antes o después, el negocio muere. Y, la segunda, un emprendedor es un malabarista entre una idea, su talento y las finanzas lo que permitirá hacer posibles los sueños.

A continuación, repasaré los 13 principios sabiendo que el texto principal lo tenéis disponible de forma gratuita.

Primero. Cuestionarlo todo. Hace 80 años, invertir en una playa era invertir en un melonar,  arenoso y sin sentido. Valían mucho más las zonas del interior porque eran mas productivas desde un punto de vista agrícola. Un día alguien dijo: “Aquí construiré apartamentos y vendrá la gente a veranear”.  ¿Cuales son hoy los campos de melones?

Segundo. Liquido. Hoy no vale un inmueble, ni siquiera un puesto de trabajo. Hoy vale lo que somos capaces de hacer, Nuestra ACTITUD. Es lo que tenemos cuando no tenemos nada.  Nuestra relación con los demás y, sobre todo,  con nuestro inversor.

Tercero. Libreta. ¿Ideas?: ideas tenemos todos, lo difícil es no tenerlas. Ten ideas grandes, sabiendo que la realidad te las reducirá, ajustará y moldeará.

Cuarto.  El tiempo. Aunque pierdas un concurso, aunque te digamos que tu idea no nos gusta…, en el fondo, no  tenemos ni idea de lo que al final funcionará o no. Estamos viviendo un proceso, haz caso a tu corazón, a tu intuición. Esto es un asunto de tiempo, es largo. Un emprendedor es un corredor de fondo.

Quinto. Sacrificio. Thomas Edison dijo: “ No he trabajado un solo dia de mi vida, todo ha sido diversión” cierto, pero es muy sacrificado. No es un trabajo de 8 horas, la empresa esta en la cabeza 24 horas. Veras a gente que vive de maravilla, sin problemas, y tu,…sólo y peleando contra todo y todos. ¿Estás dispuesto?

Sexto. L a persiana. Cuanto te cuesta subir la persiana cada día. Necesitas cultura financiera. Un emprendedor es esclavo del cash flow.  Aquí lo difícil es ganar dinero. Cuando cierres la persiana cada día, ¿cuanto has ganado?

Séptimo. Estrategia. ¿Que os tengo que contar? Un plan nunca se cumple a la primera, por eso, ten un plan B. Un  emprendedor es un hombre de recursos. Como decía Drucker :”Un plan cabe en una servilleta de papel” y además, “NO HAY QUE HACER PREVISIONES BASADAS EN EL FINAL DEL MAL TIEMPO”.

Octavo. El miedo. Es una emoción.  Ningún plan viable  y creíble se debe quedar en un cajón por culpa del miedo.

Noveno. Acción. Separa un soñador de un emprendedor.  Lo perfecto es enemigo de lo bueno, si esperas a que este todo, absolutamente todo atado , nunca actuarás.  La seguridad absoluta no existe. La acción es riesgo. La acción es compañera inseparable de la inseguridad porque el que actúa se equivoca.

Décima.  El abandono. No te enamores del negocio. Pasión si, nada más.

Undécima. Valor. ¿Lo que hago me lleva a ganar dinero?.  Vender, vender en internet, vender en un video, en un plan de negocio, en un cuerpo a cuerpo, vender es cautivar, persuadir, enamorar, convencer, seducir,..todo eso lo tienes que aprender.

Valor es  ahorrar y ser más eficaz. Valor es tener contactos.

Duodécima. 4 fuerzas. Pasión, creatividad, diseño y comunicación.

Decimotercera. El modelo de negocio. Te podría decir que es la verdadera necesidad que cubrimos. El por qué un cliente te compra a ti y no a la competencia…. Pero, al final, hoy te quiero decir que es el espacio que queda entre los ingresos y los gastos.  Debes tenerlo muy claro y tienes que ser capaz de twittear tu modelo de negocio.

El plan en una servilleta de papel y el modelo en un twitt. Eso es concreción y saber lo que se quiere.

 Os ha hablado alguien que ha tenido que cerrar empresas y que tan sólo ha expuesto sus pensamientos, experiencias y reflexiones . Soy el primero que te digo que esto no es nada fácil , pero son épocas apasionantes en las que con actitud y sentido común puedes encontrar por ti mismo tu espacio. ¿Te vas a quedar sentado o piensas actuar?. Muchas gracias.

***

Gracias por leerme cada jueves y hasta el próximo.

Últimos Comentarios

Ignatius J. Reilly 29-03-2015 | 23:14 en:
Autónomos
lucia Colom 12-03-2014 | 23:17 en:
LA ERA DE LA ACTITUD I