Las Provincias

img
¿CARPETAZO A LA CRISIS?
img
Fernando Giner | 04-07-2013 | 20:42

España se asimila a un equipo de fútbol de primera división que ha realizado una temporada desastrosa y para no descender de categoría tiene que ganar sus partidos y esperar el resultado de otros equipos. España no depende de si misma y , por ello, no puede dar un carpetazo a la crisis por ella misma, tiene que esperar que no pase nada y eso es mucho esperar.
Me viene a la memoria la conferencia que impartí el 11 de Diciembre de 2012 en el IVEFA ( Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar) sobre Estrategia en la Empresa Familiar, la primera parte la emplee en adelantar mi opinión sobre lo que sería el 2013 y la diapositiva este apartado apuntaba: ¿El mundo se para?
La tesis era sencillísima : España depende de Europa y ésta de EEUU y China.

Depender de Europa es depender de que en Portugal, Grecia, Eslovenia ,..no pase nada. Es esperar pasivamente la lentísima y parsimoniosa construcción de la unión bancaria, es confiar en que, cada vez que se tensiona el mercado, Mario Draghi salga a escena a confirmar que el “euro no corre peligro alguno”.

Europa y troika ( Comisión Europea, Banco Cental Europeo y Fondo Monetario Internacional) son hoy sinónimos. Esta se dedica a supervisar como van las cosas en los países holgazanes y se creo, este extraño invento, para neutralizar al Fondo Monetario Internacional. La idea era que fuera esta triada la que decida quien está haciendo los deberes y quien no. Pero, en cualquier momento, aparece el FMI por su cuenta y da su opinión saltándose a la torera lo que se diga en Europa. Tenemos , pues, varios agentes que hablan, comentan, se contradicen y actúan descoordinadamente como son el FMI, la Troika, el comisario europeo de economía, Olli Rehn, el ministro alemán de economía, Philipp Rösler, el Presidente del Bundesbank, Weidmann…son portavoces de la tensión o de la tranquilidad y nadie sabe cuando dirán cualquier cosa , ni en que dirección la dirán. Todos estos opinan y dictaminan las políticas y decisiones de países que han elegido democráticamente a sus gobiernos. Y, por supuesto, Merkel, la súper canciller alemana.

Insisto por enésima vez, las elecciones de Alemania son el mayor estabilizador con el que cuenta Europa para que este todo en calma. Por ejemplo, esta escenificación de la Cumbre contra el paro juvenil, 26.000 millones de euros, vendida como la gran decisión y apuesta para luchar definitivamente contra la situación de desempleo en los jóvenes. Pura morfina para aparentar algo, para tener excusas y decirnos que tenemos pendientes las reformas.

Mientras tanto las cifras del paro son vendidas en España como la luz del túnel. Si yo fuera Montoro me esperaría a Octubre para comprobar que la temporalidad no es debida al verano, sino que es debido a esa extraña manera de contratar que tenemos en España a base de muchos contratos temporales sobre la misma persona, en la misma empresa y en el mismo puesto. Y lo peor, sólo 27.000 personas más afiliadas a la seguridad social, cuando estamos a cuatro millones de afiliados para llegar a los números de 2007.
Al margen de Europa, España no puede hablar de recuperación mientras el consumo interno sea tan débil y eso sucederá mientras existan más de cinco millones de parados y, sobre todo, el trabajo sea tan precario, temporal y parcial. Recuerdo la gran devalución interna a la que estamos siendo sometidos.

A su vez, Europa depende en sus exportaciones y en su captación de inversores de EEUU y China. Que los americanos hablen de eliminar la expansión cuantitativa es una buena noticia porque significa que las cosas empiezan a mejorar. ¿El peligro? Una subida de tipos de interés que retraiga inversión en el viejo continente y, sobre todo, que ponga en pérdidas a los actuales tenedores de bonos americanos. ¿Cuántos americanos habrá que tengan bonos comprados con prestamos? Eso es burbuja. ¿El segundo peligro? Que Draghi no podrá aguantar mucho tiempo con tipos de interés poco atractivos para los inversores. ¿Qué pasará entonces con hipotecas y préstamos en Europa?
Por su parte, China se repliega. Eso es malo, en principio, para las exportaciones de europeas, si y sobre todo para los alemanes. Lo más peligroso lo veo en que dejen de comprar bonos americanos. ¿Qué sucederá? Que un descenso de la liquidez mermará necesariamente la posible recuperación americana y, ante todo, que obligará a subir los tipos de los bonos con el consiguiente descenso en precios de los actuales. ¿El peligro? Que explote, si la hubiera la temida burbuja de bonos americanos.

Como podrá apreciar, querido lector, hay tantas variables y que no dependen de nosotros que lo último que debería hacer un ministro es hacer una fiesta de despedida de la crisis.

De momento, Europa activa su escudo antimisiles llamado Dragui , apuntando que los tipos se mantendrán bajos. Todo sea para alcanzar la estabilidad ante las elecciones alemanas. La pregunta es: ¿Y luego qué?

Gracias por leerme como cada jueves y hasta el próximo.

Últimos Comentarios

Ignatius J. Reilly 29-03-2015 | 23:14 en:
Autónomos
lucia Colom 12-03-2014 | 23:17 en:
LA ERA DE LA ACTITUD I