Las Provincias

img
¿ A QUIEN CREER?
img
Fernando Giner | 11-07-2013 | 11:46

Es curioso observar como cuando se habla de cómo irán las cosas después del verano nadie se pone de acuerdo. Fíjese que estamos hablando de este otoño, de aquí a tres meses, y la cuestión es si seguiremos en recesión o no. El Gobierno español insiste en que estamos en un cambio de ciclo, en un punto de inflexión. Por su parte, el Fondo Monetario Internacional augura una recesión más prolongada. ¿A quien debemos creer?
Existen tres motivos para encontrar tres respuestas, una favor del Gobierno, otra a favor del Fondo y una intermedia a favor de ambos.

Vamos a ver, la visión del Fondo debería ser más global que la que se hace desde España y, en este sentido, entiende que las economías emergentes crecerán menos y que esta ralentización de la economía mundial afectará a nuestro país. Además, insiste que las medidas fiscales adoptadas tienen que lastrar el crecimiento económico. Por todo ello, para el Fondo Monetario Internacional tendremos que esperar. Esta sería la respuesta a favor del FMI.
Por su parte, el Gobierno asegura que el segundo semestre viviremos en la luz del túnel y, aunque raquítico, habrá crecimiento en el 2014.

Para dar razón a ambos, revisaremos los dos indicadores compuestos de mayor prestigio en América. Los indicadores cíclicos del Conference Board y los indicadores compuestos del ISM.
El Conference Board trabaja con varios tipos de indicadores, pero los más seguidos son los adelantados (leading indicators) se llaman así porque cambian de tendencia antes de que lo haga el ciclo económico y los coincidentes (coincident indicators) porque definen el ciclo.
Los adelantados ( LEI) son, por ejemplo, cartera de pedidos, oferta monetaria, diferencial tipos de interés a largo plazo,…y los coincidentes ( CEI) , desempleo, producción industrial y agregados macroeconómicos.
Pues bien, el Conference Board para España, sugiere “que la contracción es probable que continúe, aunque a un menor ritmo a corto plazo”. Es decir, lo peor ha pasado. Los índices adelantados dan buenas noticias y los coincidentes las neutralizan. De ahí, su ambigüedad.

Esto se puede seguir en www.conference-board.org

El ISM, (Insitute Supply Management) elabora una macro encuesta a cientos de ejecutivos de producción y servicios que, nuevamente, controla varios índices que de su ponderación obtienen los resultados. Presenta otro indicador adelantado del ciclo económico que muestra las expectativas empresariales. www.ism.ws

Este indicador es más decidido al advertir que España está ante un punto de inflexión y textualmente indica el PMI sector manufacturero español: Junio proporcionó nuevos indicios de que el declive del sector manufacturero español se acerca a su fin. Los nuevos pedidos aumentaron, impulsados por un marcado incremento de los nuevos pedidos procedentes del exterior. Mientras tanto, la producción, el empleo y la actividad de compras disminuyeron a ritmos más débiles.

Todos los índices de la encuesta actúan a favor de la tesis de la recuperación: Índice de gestión de compras, nuevos pedidos, precios de compra, el empleo y stocks de compra. La única razón para el aumento de los plazos de entrega se debe a la falta de stocks en almacén para servir pedidos.

Como se ve, tenemos cuatro pronosticadores. El gobierno español que apuesta por punto de inflexión en el 2013, el FMI que lo retrasa al 2015, los indicadores compuestos del Conference Board que apuesta por una reducción de la crisis y los indicadores del PMI que hablan de clara recuperación en España.

Por mi parte, en mi libro EL RETO, apostaba por una crisis en forma de L y apunté que para hablar de recuperación tendríamos que esperar a estas fechas. Pero, siempre, advirtiendo que no será una salida meteórica y triunfadora como la solución de 1996. Aquí estamos ante un punto de inflexión. Es decir, que no va a más. Pero, el camino será lento, lleno de obstáculos y la forma gráfica que diseñara será en dientes de sierra. Y, sobre todo, para que esto llegue a las familias y empresas falta tiempo. Es decir, querido lector de VSJ, que España crezca a 0,5% será imperceptible para los ciudadanos. Ni nos enteraremos.
Y, además, siempre con dos condiciones: La primera es que esto ya no depende sólo de nosotros. Por otro lado, me veo obligado a nombrar el último escándalo de Bárcenas y esperar que no provoque una crisis de confianza en España. Aunque los habituales a VSJ saben como pienso , que hasta que no pasen las elecciones de Alemania no pasará nada. Ni en Grecia, ni en Portugal, ni en Italia, ni en España. todos los Gobiernos se están aguantando y todos ellos podrían explotar. Berlusconi condenado y en Italia no pasa nada. En Portugal, dos dimisiones y la coalición sigue en pie. En España, Bárcenas poniendo el ventilador a toda velocidad y sacando fichas comprometedoras y….no pasara nada. Alemania no quiere sustos antes de septiembre.
Y la segunda condición, es que la España post crisis estará funcionando a cámara lenta durante mucho tiempo y la nueva sociedad que se vaya conformando durante es tos años estará a unos niveles de capacidad adquisitiva parecidos a los años 80. Es decir, seremos más pobres. Un 30% más pobre.

El próximo Jueves, ultimo post de VSJ de este curso, quiero hablar de la nueva sociedad desde un punto de vista económico y cual es mi prospección.

Gracias por leerme como cada Jueves y hasta el próximo.

Últimos Comentarios

Ignatius J. Reilly 29-03-2015 | 23:14 en:
Autónomos
lucia Colom 12-03-2014 | 23:17 en:
LA ERA DE LA ACTITUD I