Las Provincias

img
COLAPSO
img
Fernando Giner | 07-11-2014 | 09:30

Este miércoles he tenido la oportunidad de participar en unas conferencias organizadas por la Asociación de Escritores Valencianos. Han sido tres jornadas de ponencias y participé en la clausura, como conferencia final, compartiendo mesa con Carmen de Rosa, presidenta del Ateneo Mercantil de Valencia, y Francesc Dasí, presidente de la Asociación de Vendedores del Mercado Central. Fue un placer escucharles y, la verdad, uno no deja de impresionarse por la historia de Valencia y de ciertos lugares e instituciones emblemáticas. Uno siente orgullo de ser valenciano.

Mi presencia era a título individual, como economista y consejero de empresas, y me pidieron que hablara sobre lo que consideraba importante en estos tiempos en nuestra Comunitat. Como es habitual, desarrollé mi ponencia en trece puntos, seis de diagnóstico, uno de inflexión y seis de acciones y propuestas. Aquellos lectores que me sigan habitualmente ya conocen esta pequeña deformación de hacerlo todo en 13 (13 principios para emprender, 13 errores (demasiado frecuentes) en nuestra ‘pyme’, 13 competencias básicas, etc.). Esta vez eran 13 aspectos clave de la economía valenciana.

En este post me gustaría fundamentalmente centrarme en el primer aspecto, porque por las caras que pude apreciar entre el público concluyo que sorprendió de manera importante el diagnóstico sobre la situación demográfica. Y es que el tema tiene tela. Prospectando en los próximos diez años y basándonos exclusivamente en datos del instituto Nacional de Estadística, la Comunidad Valenciana perderá para el 2024 alrededor de 240.000 habitantes, siendo la comunidad de España en la que mayor descenso de población se da. La cuestión es importante, porque al final el mercado son personas y, si cada día somos menos, esto de una manera u otra tiene que trasladarse al desarrollo económico.

Fuente: INE

Y esto es así porque a partir del año próximo el saldo vegetativo en nuestra Comunidad empieza a ser negativo, lo que significa que desde el 2015 va a morir más gente de la que va a nacer en la Comunidad Valenciana.

Fuente: INE

Ni siquiera el saldo migratorio interautonómico se salva de esta prospección. Valencia, como tierra tradicionalmente receptora de emigrantes provenientes de regiones más pobres pasa a convertirse en una sociedad donde se producen procesos migratorios hacia comunidades como Madrid, Castilla-La Mancha o Baleares.

Fuente: INE

Cuando analizamos el crecimiento proyectado del número de hogares, la Comunidad Valenciana se queda en un crecimiento prácticamente cero, muy por debajo de la media nacional. Como se aprecia en la gráfica siguiente, en casi toda España crece el número de hogares, siendo la media nacional del 5,21%. Si conjugamos este dato con la disminución de habitantes y lo relacionamos con el envejecimiento de la población, comprobaremos que tendemos hacia una sociedad con hogares unipersonales, de gente mayor, con todas las consecuencias que esto conlleva para el consumo, la sanidad y la atención social.

Fuente: INE

Todo esto me lleva a pensar en una sociedad imposible. Lo que quiero decir es que lo que le vamos a pedir a nuestros hijos es que hereden una deuda que asciende al 100% PIB, que paguen sus intereses, que mantengan una Administración hipertrofiada y que mantengan a dos conciudadanos dependientes, ya que la tasa de dependencia indica que por cada seis personas en edad de trabajar habrá diez inactivas. Y todo, a cambio de un sueldo inestable y low cost. ¿Alguien me quiere decir cómo se sostiene esta ecuación? ¿Hasta dónde piensa gravar con impuestos la Administración para sustentar un sistema imposible? ¿No nos damos cuenta de que esto no se mantiene?

Lo que más me sorprende es que nadie esté abordando este problema. Comprendo que los titulares están ocupados por vergonzosos casos de corrupción, pero alguien con responsabilidad social y gubernamental tendrá que hacer una política y una estrategia encaminadas a solucionar esto. Y, de momento, escucho muchas cosas, pero nada referido a esta cuestión. Necesitamos con urgencia un pacto estratégico de Estado a nivel autonómico y nacional que aborde este asunto. El problema, por supuesto, es nacional, pero también es cierto que en nuestra Comunitat está agravado de manera sustancial. Si no se aborda y se trabaja con una mentalidad y planificación estratégicas, vamos de cabeza hacia el colapso del sistema que conocemos en la actualidad.

Gracias, como cada jueves, por leerme y hasta el próximo.

 

Últimos Comentarios

Ignatius J. Reilly 29-03-2015 | 23:14 en:
Autónomos
lucia Colom 12-03-2014 | 23:17 en:
LA ERA DE LA ACTITUD I