Las Provincias

img
¿Son malos los batidos de proteína?
img
Álex Martí | 12-03-2017 | 18:03

En el top ten de los mitos sobre el fitness, la suplementación siempre ha sido uno de los grandes desconocidos y que despierta odios, miedos, pasiones pero, sobre todo, prejuicios.

Es habitual ver a gente que los teme, los desaconseja y, en el otro extremo, gente que los toma como si fueran milagrosos y se excede en su ingesta.

Para empezar hay que tener claro que los batidos de proteína, al igual que el resto de suplementos deportivos, provienen de los alimentos. En el caso de los batidos, aunque hay de muchos tipos, la mayoría de ellos son a base de suero aislado de leche. Es decir, no deja de ser un alimento tratado para extraer la mayor concentración de proteína que luego, disuelto en agua, se debe tomar después de un entrenamiento.

 

 

 

 

 

 

Es decir, tomado dentro de las pautas no es algo malo, sino que es una ayuda. Eso sí, no es nada milagroso. Es más, si el objetivo es que crezcan los músculos sólo con batidos no se va a lograr nada ya que para lograr objetivos necesitas igualmente de los hidratos de carbono y de las grasas, los tres macros deben estar presentes en una dieta sana.

Es cierto que un buen entrenamiento, una buena alimentación y un buen descanso pueden verse mejorado con algunos suplementos como los batidos pero, por sí solos y a lo loco no sirven de gran ayuda y, además, es obvio, nunca pueden sustituir a los alimentos.

Aunque es cierto, es mucho más cómodo tomar un batido en el que ya te garantizas una buena dosis de proteína de alta calidad si tienes un objetivo concreto.

 

 

 

 

Pero, por el lado contrario, no son veneno. Es mil veces un cubata que un batido de proteína para la salud, de eso puedes estar seguro.

De hecho, hay una gran tendencia a asociar los suplementos a poco menos que a doparse, cuando no tiene absolutamente nada que ver. Es habitual que haya gente que lo vincule a daños hepáticos ya que la proteína si no se bebe lo suficiente se puede convertir en un ‘residuo’ del hígado pero eso no es culpa del batido, sino del exceso o del mal uso.

En resumen: bien usados pueden ayudar y ser efectivos. Al igual que la glutamina, los aminoácidos o cualquier otro suplemento.

 

Sobre el autor Álex Martí
Periodista amante del fitness, la nutrición y, sobre todo, hacer deporte por diversión. En este blog descubrirás pequeños hábitos que pueden hacerte sentir mejor de mano de los mejores expertos. Recuerda: las lágrimas te darán compasión, pero el sudor te dará resultados. @alejandrmarti