Las Provincias

img
Autor: Álex Martí
5 trucos para la ‘Operación biquini’
img
Álex Martí | 09-04-2017 | 11:23| 0

Lo sé, hace calor y hay que empezar a quitarse ropa. Y, con ello, llegan las prisas por lograr objetivos y la tan absurda ‘operación biquini’ ya que la única forma de lograr buenos resultados es cuidarse todo el año. No obstante, tanto para aquellos que se cuidan los doce meses del año como para los que optan por hacerlo los tres meses previos al verano, aquí van las cinco reglas de oro para el último empujón.

 

1.- Combina ejercicio. Una de las grandes discusiones del mundo deportivo es si se consume más energía haciendo cardio o haciendo pesas, pero hoy no vamos a entrar en este debate: mi consejo es que combines todos los ejercicios. Si siempre haces lo mismo no vas a lograr resultados distintos y cuando más funcionales sean, mejor.

 

2.- Limpia la dieta. ¿Cuidas la alimentación? Pues si de verdad quieres hilar fino elimina el azúcar añadido y el alcohol durante las próximas semanas. Notarás la diferencia si no haces ninguna concesión en seis semanas.

 

3.- Más verdura, más fruta. ¿Ya comes fruta y verdura? Pues más. Sobre todo la verdura debería estar presente en todas las comidas y formar parte de la base de nuestra dieta. Verduras como las judías verdes, el brócoli o fuentes con combinaciones de verduras al horno te ayudarán a perder esa grasa que se resiste.

 

 

 

 

 

4.- No te olvides de la grasa. En todas las comidas deberías ingerir grasas buenas como frutos secos, aguacates, salmón, aceite de oliva o de coco… En una dieta sana y efectiva debería estar presente.

 

 

 

 

 

 

 

 

5.- Descansa, hidrátate, libérate. La paciencia es una de las grandes virtudes necesarias para avanzar y lograr objetivos. Descansa cuando sea necesario y céntrate en dormir bien, hidrátate mucho porque el agua es necesaria y, sobre todo, libérate de los malos pensamientos.

Ver Post >
¿Son malos los batidos de proteína?
img
Álex Martí | 12-03-2017 | 7:03| 0

En el top ten de los mitos sobre el fitness, la suplementación siempre ha sido uno de los grandes desconocidos y que despierta odios, miedos, pasiones pero, sobre todo, prejuicios.

Es habitual ver a gente que los teme, los desaconseja y, en el otro extremo, gente que los toma como si fueran milagrosos y se excede en su ingesta.

Para empezar hay que tener claro que los batidos de proteína, al igual que el resto de suplementos deportivos, provienen de los alimentos. En el caso de los batidos, aunque hay de muchos tipos, la mayoría de ellos son a base de suero aislado de leche. Es decir, no deja de ser un alimento tratado para extraer la mayor concentración de proteína que luego, disuelto en agua, se debe tomar después de un entrenamiento.

 

 

 

 

 

 

Es decir, tomado dentro de las pautas no es algo malo, sino que es una ayuda. Eso sí, no es nada milagroso. Es más, si el objetivo es que crezcan los músculos sólo con batidos no se va a lograr nada ya que para lograr objetivos necesitas igualmente de los hidratos de carbono y de las grasas, los tres macros deben estar presentes en una dieta sana.

Es cierto que un buen entrenamiento, una buena alimentación y un buen descanso pueden verse mejorado con algunos suplementos como los batidos pero, por sí solos y a lo loco no sirven de gran ayuda y, además, es obvio, nunca pueden sustituir a los alimentos.

Aunque es cierto, es mucho más cómodo tomar un batido en el que ya te garantizas una buena dosis de proteína de alta calidad si tienes un objetivo concreto.

 

 

 

 

Pero, por el lado contrario, no son veneno. Es mil veces un cubata que un batido de proteína para la salud, de eso puedes estar seguro.

De hecho, hay una gran tendencia a asociar los suplementos a poco menos que a doparse, cuando no tiene absolutamente nada que ver. Es habitual que haya gente que lo vincule a daños hepáticos ya que la proteína si no se bebe lo suficiente se puede convertir en un ‘residuo’ del hígado pero eso no es culpa del batido, sino del exceso o del mal uso.

En resumen: bien usados pueden ayudar y ser efectivos. Al igual que la glutamina, los aminoácidos o cualquier otro suplemento.

 

Ver Post >
Ser feliz adelgaza (averigua cómo)
img
Álex Martí | 05-03-2017 | 10:56| 0

Ser feliz adelgaza. Tal cual. No es que me haya esnifado el polvo de cinco tazas de Mister Wonderful, es que lo dice la ciencia.

 

Y es que los sentimientos están relacionados con la forma que tiene nuestro organismo de regular el metabolismo (el nivel de quema de energía), incluso de limpiar nuestro cuerpo de toxinas y de acumular grasa. Y de entre los sentimientos, los que más influyen son (y por este orden):

 

La ansiedad, el estrés, la frustración y la negatividad. Es decir, estos cuatro sentimientos provocan que tengamos menos herramientas para adelgazar (si ese es nuestro objetivo) e incluso pueden provocar que subamos de peso. En el caso de si estamos en un periodo en el que intentamos ganar masa muscular, el estrés o la ansiedad puede entorpecer una de las partes más importantes para conseguirlo: el descanso.

 

 

 

 

 

 

Aunque, obviamente, es difícil huir de determinadas situaciones, hay varios estudios que apuntan a que podemos conseguir darle la vuelta a todos estos sentimientos.

 

No obstante, hay una fórmula infalible para lograr reducir la ansiedad, el estrés y la negatividad: el deporte. Siempre digo lo mismo cuando alguien antes de entrenar me cuenta sus problemas: no conozco a nadie que en medio de unas flexiones se acuerde de su jefe. Es decir, durante el deporte nuestra mente se libera y nuestro organismo recibe un chute de endorfinas que nos van a conseguir reducir todos los sentimientos negativos. El deporte nos aporta salud mental y estabilidad.

 

 

 

 

 

 

Si hay una máxima en la que creo es que uno puede hacer todo aquello que se proponga. Aunque a veces es complicado porque no sólo tienes que superar el miedo propio, sino el miedo de los demás que ta van a intentar convencer de que no es así.

 

Y, aunque no lo creamos, el miedo es el principal sentimiento, el que provoca todos los demás.

 

 

Ver Post >
Sí, deberías hacer sentadillas todos los días
img
Álex Martí | 26-02-2017 | 1:23| 0

Lo más sencillo es lo más efectivo. Los ejercicios básicos usando el propio peso corporal son los más efectivos a la hora de mejorar física y deportivamente: las flexiones, las dominadas, correr, trabajar el core con planchas o hollows… Y, reina entre las reinas, la sentadilla.

El cuerpo humano no está diseñado para pasarse horas ante un ordenador, sentado o desplazándose en vehículo. El ser humano no deja de ser un animal y, en realidad, la sentadilla puede ser hasta una postura de descanso. Tanto es así que en la cultura oriental la sentadilla profunda se usa para descansar y hay varios estudios que indican que es uno de los motivos por los que su calidad de vida es mejor.

 

 

 

 

 

 

Sea como sea, la sentadilla y todas sus variantes es un ejercicio que deberíamos hacer todos los días. Una sentadilla perfecta simplemente consiste en bajar el glúteo rompiendo el paralelo de las rodillas manteniendo el abdomen apretado y desplazando el peso a los talones de los pies, nunca a los dedos, sobre todo si llevas peso. Aunque está la variante de bajar sólo hasta los 90 grados, que también es correcta, es mucho más eficaz romper el paralelo.

1.- Fortalecen TODOS los músculos. Aunque pensemos que son ideales para el tren inferior, que es evidente, la realidad es que ayudan a todo el cuerpo ya que para su desarrollo es necesario activar todo el core y, además ayuda a segregar la hormona de crecimiento que reforzará a todo el cuerpo.

2.- Es muy funcional. Los ejercicios funcionales son, según todos los estudios, los más recomendados ya que te entrenan para el día a día y la sentadilla es fundamental. ¿Por qué no te marcar un tábata con sentadillas a toda la intensidad que puedas?

 

 

 

 

 

3.- Quema más grasa. Las sentadillas activan parte de la musculatura más grande del cuerpo y, por lo tanto, es un ejercicio ideal para fundir la grasa.

4. Más equilibrio y más movilidad. Desde el talón de Aquiles, el tobillo, los cuádriceps o los isquios y glúetos… Vas a ganar fuerza, resistencia y preparar a tus piernas para lo que venga.

5.- Previene lesiones y prepara para el resto de deportes. Practique el deporte que practiques deberías introducirlas porque no sólo va a fortalecer músculos, sino también tendones.

 

Y ya sabes, ante cualquier duda o sugerencia: fitnessandroll@gmail.com

Ver Post >
La mala idea de desayunar cereales
img
Álex Martí | 19-02-2017 | 12:19| 0

fitnessandroll@gmail.com

 

Vamos a prestar atención a la siguiente composición léxica: cereales de desayuno.

Si nos damos cuenta, es el único alimento que se circunscribe a una sola comida. Es decir, están diseñados para el desayuno pero no por sus bondades sino gracias a la publicidad. Es decir, la industria ha conseguido crear esta necesidad que es irreal.

El origen de los cereales en el desayuno se ubica a principios del siglo XX cuando el doctor Jonh Harvey Kellogg decidió atribuirles beneficios. La oscura historia de este doctor, según se ha publicado tiempo después, evidencia una conducta insana que consideraba la sexualidad como algo malvado.

 

 

 

 

El doctor era célibe y jamás llegó a consumar su matrimonio. Además, emprendió una férrea lucha contra la masturbación y pensaba que estos cereales iban a evitar el onanismo. Más tarde se asoció con su hermano Will y añadieron azúcar a los copos de maíz y convirtieron en un éxito comercial los cereales (de desayuno).

Al margen de la locura del doctor Kellog que inventó una máquina de enemas y aconsejaba a las mujeres rociarse ácido en el clítoris, su invento barato para desayunar ha revolucionado la alimentación, para mal.

Porque desayunar cereales es una mala opción y, además, incompleta.

Salvo alguna opción saludable como los copos de avena, desayunar cereales es una mala alternativa y mucho más para los niños. De hecho, si analizamos la historia de España, jamás nuestras abuelas ni nuestras madres han desayunado esas bombas de azúcar procesado. Lo más ‘nacional’ es desayunar unas tostadas con aceite y jamón con algo de fruta y un lácteo, que sería una opción mucho más correcta y equilibrada.

 

 

 

 

Lo peor es que la industria trata de venderlos como una opción saludable y, además, se enfoca con demasiado ahínco en los niños pequeños.

Si de verdad quieres que tu alimentación sea correcta rechaza todos estos productos procesados y apuesta por equilibrar los macros en todas las comidas: grasas, hidratos y proteínas.

 

Y ante cualquier duda o sugerencia, fitnessandroll@gmail.com

 

Ver Post >
Sobre el autor Álex Martí
Periodista amante del fitness, la nutrición y, sobre todo, hacer deporte por diversión. En este blog descubrirás pequeños hábitos que pueden hacerte sentir mejor de mano de los mejores expertos. Recuerda: las lágrimas te darán compasión, pero el sudor te dará resultados. @alejandrmarti