Las Provincias
img
Fecha: junio, 2015
La revolución de las brasas toma Valencia
Jesús Trelis 27-06-2015 | 2:08 | 0

“Niño, te vas a quemar. Si sigues así , te vas a quemar…”.
Y el niño se hizo cocinero.
MICRO-CUENTO  ESTILO-COOKING
 

• Seguir a Míster Cooking

Digamos que esto está que arde. Que se ha encendido la mecha, que el fuego está haciendo de las suyas, que hay chispas y hay humo y hay llama dormida. Que todo se convierte en brasas y que de ella surge una  auténtica revolución culinaria repleta de aromas, perfumes, jugos, hierbas. Humo que vuela con libertad, sensación de amistad. Brasas que unen vengas de donde vengas, vayas a donde vayas. Fuego que acaba tejiendo tertulias entre ascuas. Manjares que te cautivan y tú que te entregas a ellos en cuerpo y alma.

Bienvenido a una Historia con Delantal que es un máster en las cosas del carbón del que saldrá tu corazón perfumado, la sangre ahumada, la mirada llena de chispas y la piel cubierta por las caricias del calor.

LOS AROMAS DEL FUEGO


La cita: Academia Grill. Una propuesta para aprender a jugar con el humo. Lugar: perdidito por Ribarroja. Los culpables: El principal, Paco Boigues, conocido como Pacocinillas; junto a él, Víctor e Isabel. Y como protagonista invitado: El kamado.(En japonés significa horno o estufa de cocción, hace más de 3.000 años que se emplea esta técnica milenaria. Un horno cerámico de carbón que ofrece la posibilidad de cocinar a la parrilla, asar y, lo más revolucionario, cocinar a baja temperatura con carbón y maderas aromáticas). Con todo esto se escribe:

LA ACADEMIA DEL HUMO

 

 

Ver Post >
Los increíbles raviolis del Merlín de Rávena
Jesús Trelis 20-06-2015 | 8:25 | 2

 Me dije: “Cooking, esto no puede seguir así; haz informes normales; un poco de cordura”
Pero no. Calaveras con cuernos, espadachines con alas

• Seguir a Míster Cooking

Un trozo  de carne que parece la puerta de un conjuro. El lobo feroz besando a caperucita con zapatos de tacón. Un canelón de ave de un restaurante que es un Mar de Avellanas. Unos percebes que parecen árboles. Un árbol donde duermen los sueños desde la infancia. Calaveras con cuernos, espadachines con alas.

 

Mi nuevo delantal volador esperando para zarpar. (Ese que cosí con la máquina de los sueños de Lucas y Adrián, malabaristas de Siemprevivas. Una gramola que me recita versos de Sabina. El menú de un genio que mantengo en secreto, que no te puedo-no quiero aún desvelar. Calaveras con cuernos, espadachines con alas.

Tú de farol, yo manco de una sota,
tú rica en vitaminas, yo desnudo,
tú carne de gallina, yo de jota,
tú huérfana de novio, yo viudo.
(Tal para cual. Joaquín Sabina)

 

 

Un señor con aureola de mago que se esconde bajo la piel de un tal Mario. Unos ravioli, o tortelinis, o tortelachos (como él le llama). Una explosión de sensaciones. Un hechizo deslizado. Mister Cooking atrapado por sus encantos culinarios. El alquimista de Ruzafa conquistando hasta la última pizca de emoción de este espía entregado de corazón a la bestia gastronómica.

 

Y entre todo eso, entre tanto desvarío, un objetivo final para este zampagrullas deshonrado  (Cooking, espía de profesión). Ese que siempre hay que buscar cuando tocamos mesa, cuando un plato se cruza entre nuestras manos, cuando se despliegan las servilletas. Un objetivo total:

DISFRUTAR

 ADVERTENCIA: Lo que usted va a leer es imaginación en crudo. Si sufre colesterol de realismo, le puede causar sarpullidos. Si se atreve, eso sí, sepa que caerá en sus garras para siempre. Las garras de…

EL MERLÍN DEVENA

Mario Tarroni. Fotografia de Irene Marsilla.

Ver Post >
Rollitos con sorpresa en la Taberna Tao Tao
Jesús Trelis 13-06-2015 | 8:29 | 2

• Seguir a Míster Cooking

Las fotos no firmadas son de ©JESUSTRELIS

 Sandro Botticelli. Siemprevivas. Un traje sin gluten. Un trozo de neopreno. Un pájaro de porcelana. Lucas y el Iphone. Adrián y un infinito de ideas calladas, camufladas, bailando por la cabeza. Esperando el momento de abrir la jaula. De dejar escapar sus fantasías para fortuna de los que creemos que la vida sólo se sostiene con sueños. Retos, metas, ilusiones.


Adrián Salvador y Lucas Zaragosí tienen un estudio creativo en Ruzafa, ese barrio que nos despierta del ostracismo. Fui a conocerlos. A ellos y a Siemprevivas, a su estudio de diseño. Me encontré con un soplo de aire fresco. De esos de los que si te acercas te llena de energía, te contagia ilusiones. Y esto va de eso: Retos, metas, ilusiones. Y entre medio, una mesa. La Sobremesa. Y gente acomodada en los recuerdos. En resumen, esto va de sueños.

siempresueños

Gran fotografía de © Irene Marsilla

Tras hablar de su ayer y de su mañana, me llevaron a disfrutar de lo que más me gusta -un almuerzo en buena compañía- a un lugar que te pinta sonrisas. Quizá debería hablar de felicidad. Felicidad realista, de la que perdura, esa que te acompaña durante días. De largo recorrido.

Cruzamos la calle Doctor Serrano y llegamos a la Cádiz. Cádiz, 37. Nos esperaba allí Tao Tao. Taberna asiática. Guiños nipones, chinos, tailandeses. Para nosotros era sólo una comida. Una conversación gastrofilosófica con dos creadores de sueños. (Esas cosas de Cooking, el espía). Pero pasó algo: en la memoria se quedó, al margen de ese encuentro, la mirada limpia de Zhe Jiang. Ella sola tenía una Historia Con Delantal. Esta que ahora empieza repleta de

retos, metas, ilusiones

 y lo olvidaba,

ROLLITOS VIETNAMITAS

Ver Post >
El hipster que vende algas en Ruzafa
Jesús Trelis 06-06-2015 | 8:01 | 2

  “Pies, ¿para qué los quiero si tengo alas pa’ volar?”
Frida Khalo


Reportaje fotográfico de ©JesúsTrelis

• Seguir a Míster Cooking

Cogí mi delantal más sereno. El pausado. El del paseante. Me acicalé con mis camuflajes de superagente y salí a la calle. Necesitaba aire, oxigenar mi pajarillos, observar, hablar con la gente, entender las cosas que pasan para poder comprender las cosas que pasarán. Era un espía en toda regla, camuflado entre la normalidad, un voyeur en el asfalto, un flâneur por las calles del barrio más bohemio de la ciudad. ¡Bendita bohemia! Me sentí Cooking, el caminante: vigilado, vigilante.

VIGILADO

 VIGILANTE

Me metí en Ruzafa y allí me di de bruces con el topógrafo que ama las algas, con Frida Khalo y el mezcal, con Vicky Larraz cantando en la Peluquería. Una casa para ratones, una bandera pirata, un poema en el cristal, unas cangrejeras fhasion Siemprevivas… y un GLOBO AZULa punto de estallar.

 

Era un espía feliz perdido en un mediodía cualquiera, una mañana de sol suave, un barrio con alma, una travesía entre bistros, una colección de locales con chispa, con arte. Un bullicio inesperado, un catálogo de paradas en el mercado, los pescados, la huerta, el perfume de la albahaca, de la hierba fresca, de la carne recién cortada. Y en mitad de todo ello: el mar.

Mister Cooking presenta:

El hípster que vendía algas

y otras fábulas de Ruzafa

 ↓

(entre platos -submarinos- como artistas invitados) 

Ver Post >
Sobre el autor Jesús Trelis
Soy un contador de historias. Un cocinero de palabras que vengo a cocer pasiones, aliñar emociones y desvelarte los secretos de los magos de nuestra cocina. Bajo la piel del superagente Cooking, un espía atolondrado y afincado en el País de las Gastrosofías, te invito a subirte a este delantal para sobrevolar fábulas culinarias y descubrir que la esencia de los días se esconde en la sal de la vida.