Las Provincias
img
Fecha: noviembre, 2015
Cuarenta cocineros para una cena histórica
Jesús Trelis 28-11-2015 | 9:59 | 0

 (Las fotos del reportaje son en parte de Mr. Cooking, pero en parte prestadas de los participantes.
Vaya, un hurto inocente :twisted: )
 
 
 

Seguir a Míster Cooking

 

Los lunes dicen que son plomizos. Y tienen razón. Lo son. Quien diga lo contrario, miente. Aunque también es verdad que hay algunas excepciones. En la Tribu de los Delantales, en muchos casos, el lunes es el día de respirar. Descansar. Ver que hay mundo más allá de la cocina. Y a veces, a los del delantal les da por hacer locuras. Alguna tan extraordinaria como la que te voy a contar.

una película histórica

Un lugar: Hotel El Rodat de Xàbia.

Una hora: A eso de las nueve de la noche. Cuando la luna empuja al sol para que se vaya.

Una cita: Cena de Espadas. (Le llamó Nazario). El Desembarco de Delantales (Le llamo yo)

Un protagonista principal: En verdad es el ojo del huracán que lo centrifugó todo. Lo llamaremos el Huracán Nazario. O mejor el Capitán Nazario…

Un reparto impresionante: 19 restaurantes, 38 cocineros (colaboradores, pinches y otros afines al delantal), un hotel, su directora y su personal. Vamos a hablar de 40 cocineros y 80 manos.

Un público entregado: 40 comensales, 4 mesas redondas impresionantes, un murmuro incesante.

El hilo conductor: 18 platos rodando que eran la expresión emplatada de la amistad y el compañerismo. De la unión. El mejor valor que puede tener la gastronomía valenciana.

 
El título
de La Película
 
“Quiero demostrar que entre los cocineros estamos por encima de cualquier competición;
que existe la amistad, la unión”

Nazario Cano

 así sucedió

 
 
 
y además…
dos cortos

“la estrella está en tu interior”

 

“seguirás rozando el cielo”

 

Ver Post >
Ocho apellidos gastronómicos (y un menú secreto)
Jesús Trelis 21-11-2015 | 10:30 | 0

Seguir a Míster Cooking

 Gran parte de las fotografías de los cocineros son propiedad de Gastrónoma. (Mucho nivel)

Mi querida Diosa de la Gastrosofía me preguntó: “¿Qué informe secreto estás preparando esta semana?”. No supe, -así, de pronto- qué contestar. La brújula de mi cabeza debe haber perdido el norte. Tengo tantos frentes a los que atacar, tantos platos que contar y tantos secretos que desvelar que me pierdo en mi maraña. Soy una especie de superagente en la encrucijada. Un pajarraco con cámara.

Vi mis notas de mi visita a la feria Gastrónoma, recordé mi cena casi secreta del lunes en el Seu Xerea, reviví mis conversaciones de hace unos días con el maestro Tomás Arribas (Q Tomas y Peix i Brases) y el discípulo (y ahora también maestro) Sergio Giraldo y… ¡ascuas! di con la respuesta. “¡Ocho apellidos gastronómicos!”, le contesté. Me miró perpleja. “Qué gracia más poco graciosa”, me hizo ver. “Voy a hablarte de ocho cocineros no sé si catalanes, vascos, valencianos…. pero sí que cocineros en mayúsculas con los que me he encontrado… aunque podría hablarte de 28. O de 38…. Y te desvelaré un secreto, le dije haciéndome el interesante.

“¿Un secreto?”, me susurró mi diosa con cara más bien de poco entusiasmo. “El nuevo menú del Seu Xerea”, respondí. “Sesión doble pues”, me contestó entre carcajadas, diría yo que con cierto toque de mofa. Pero iba ser así: Dos películas al precio de una. Las bambalinas de Gastrónoma y lo nuevo del restaurante de Steve Anderson. Todo ello unido por el superagente más… ummm… ¿chalado? del País de las Gastrosofías. Se llama Cooking, mister Cooking, y hoy es….

UN ESPÍA POR GASTRÓNOMA

(o algo parecido)

UN ESPÍA EN EL SEU XEREA

(o el menú que inicia una nueva época)

Ver Post >
Caldos perfectos y un arroz clandestino
Jesús Trelis 14-11-2015 | 9:55 | 0

 “Cualquier borrón, por pequeño que sea, hace que la pieza mejore y sea magistral”
Javi Antoja de la Rosa en ‘Caldos’
 

Seguir a Míster Cooking

Esta semana ha sido… extraña. Haría falta  borrar algunas cosas y hacerla magistral. (Como la frase de Javi). Se me metió una espinita en el costado por unos caldos, me sedujo un murciélago y, finalmente, acabé secuestrado. Acabé, en concreto, metido en un escaparate comiendo un arroz clandestino, entregado a un juego de placeres culinarios y compartiendo un puñado de palabras entre amigos. Ha sido una semana extraña, sí. Intensa. Para bebérsela a sorbos. Cuatro tazas de caldo, mejor dicho quince años de caldos, y una silla muy especial. ¿No se comprende nada? Venga, pasa, que te lo explico.

 

 Cuatro tazas de caldo

  

I
Un libro mágico,
ósmosis de Camarena,
Montagud desatado 
quince años infusionados
 
 
 
II
Un murciélago volando,
el arroz lavado,
los vinos hablando
Komori a tu lado
 
 
 
 III
Un secuestro esperado,
un escaparate para comer,
un arroz secreto
secretos desvelados
 
 
 IV
Una silla en la mesa 5
Un recuerdo del pasado
Una hermosa sorpresa
Mister Cooking etiquetado
 
 

 

Ver Post >
Los cocineros enloquecen en Valencia
Jesús Trelis 07-11-2015 | 9:49 | 0

ATENCIÓN:

Se están volviendo locos!!

Seguir a Míster Cooking

(Las fotos son propiedad de los cocineros implicados)

Una cena de una veintena de cocineros para unos cuarenta comensales, un cumpleaños repleto de señores del delantal (con lágrimas incluidas) que fue un homenaje a una señora que es un volcán; un cocinero que escribe un libro de ¡¡¡¡¡caldos!!!!; un catálogo de cocina en el que canta Alejandro Sanz y torea Manzanares; Nadal que se fotografía con uno de nuestros grandes; un chef corriendo por Nueva York; un nuevo tiempo en la Academia de Gastronomía, y un agente metido en todo esto, llamado Míster Cooking, que ahora te descubre su agenda secreta.

 

Los ojos son hongos-catalejos
en manos del bueno de Quique Barella
Los jamones se merecen un altar
al que se arrodilla un buen tipo llamado Richi Gaochet
 
… y algun@s llenan su vida de flores
como Begoña Rodrigo, que sin duda las merece

 
Y todos van de un sitio a otro dispuestos a comerse el mundo
(a comerse Valencia)
con las cucharas entre las manos y los delantales desplegados

Con todos ustedes:

Ver Post >
Sobre el autor Jesús Trelis
Soy un contador de historias. Un cocinero de palabras que vengo a cocer pasiones, aliñar emociones y desvelarte los secretos de los magos de nuestra cocina. Bajo la piel del superagente Cooking, un espía atolondrado y afincado en el País de las Gastrosofías, te invito a subirte a este delantal para sobrevolar fábulas culinarias y descubrir que la esencia de los días se esconde en la sal de la vida.