Las Provincias

img
Restaurantes con estrella para estar en la gloria
img
Jesús Trelis | 20-03-2016 | 09:16

Del fuego de las Fallas nos vamos al fuego de los fogones. Mister Cooking te invita a coger el delantal volador y atravesar el mapa de la Comunitat en busca de restaurantes que lucen estrella Michelin. Una más que atractiva propuesta para disfrutar de una Semana Santa gastronómica de altura.Y sí, hay muchas opciones, pero hoy vamos al firmamento. A lo fácil. A esos lugares cuya ruta nos marca de Guía Roja. Los restaurantes con estrellas (aunque hay muchos sin ella que brillan con fuerza).

Propuestas entre las que no está el restaurante La Sucursal al que, -tic. tac; tic, tac…- todos esperamos que vuelva a lo grande con su nueva ubicación en el Veles e Vents. Y al que ya incorporo a Monastrell que pronto estrenará nueva ubicación. Nos vamos pues, con Bernd, a Daimús, a disfrutad de Bon Amb… Hay mucha tela que cortar. Muchas estrellas que disfrutar de cosas como éstas…

 

* * *

Dicho esto, empezamos el vuelo. Que usted lo disfrute.

Quique Dacosta Restaurant (***)
Cita obligada a quien quiera viajar de verdad al mundo de las estrellas gastronómicas. «Qué es la vida sino la sombra de un sueño fugaz», escribía Umberto Eco. La cocina de Quique Dacosta tiene mucho de eso. Cada plato es la sombra de algún sueño que pasa fugaz ante tu vista, tu paladar, tus sensaciones. «Sólo la pasión y las ganas de agradar de un equipo/familia que cree y lo vive de esta manera, es posible algo tan único», escribía esta semana el chef en su instagram trabajando de lleno en su nueva temporada. Ese es su espíritu. Pasión y ganas de trabajar. Y de ello habla su menú Universo y el menú de 2016, huérfano de nombre este año. Huérfano, quizá porque esta temporada el chef quiere que quede así. Abierto, anónimo, libre. El mismo sentimiento que transmite el cocinero de Jarandilla de la Vera que parece haber encontrado una libertad a la hora de hacer y de vivir que llevaba mucho tiempo en su interior. (El menú degustación, 190 euros. Les Marines, km 3. Dénia).

Algunos recuerdos de Mr Cooking en el templo.

 

El Poblet (*)
Un restaurante que tiene en su ADN el alma del cocinero extremeño. El hijo de Dacosta en Valencia. Un lujazo culinario que te permite asomarte a algunos de sus platos gloriosos para descubrir en ellos esa magia tan peculiar –creatividad, ingenio y pálpito– que emerge de la cocina de Dacosta. Una buena oportunidad para disfrutar de platos históricos como el cuba libre de foie, sus piedras de parmesano o la gallina de los huevos de oro. (El menú degustación ronda los 68 euros. Correos, 8. Valencia).

 

Ricard Camarena Restaurant (*)
El obligado de Valencia. Si aún no lo has visitado (y si lo conoces ya también), éste es el restaurante imprescindible de la ciudad. La joya de la corona del conglomerado de restaurantes que pilota el chef de Barx. Pero sobre todo es una de las joyas de la corona de la gastronomía de la Comunitat. Del país. A sus ya archiconocidos caldos, ves añadiéndole cada vez mayor presencia de verduras que hablan de estas tierras. La mejor muestra de ello es ese Preludio que ha ido incorporando a la carta y que me cuentan que es un espectáculo: zanahoria asada, coco y comino; alcachofa frita, hinojo y pimienta; vainas de habas al vapor…. Y eso es sólo para entrar en materia. En mi caso debo volver ya. Procesión a Camarena. Lo dicho, un lujazo (Menús entre 75 y 105 euros. Calle Doctor Sumsi, 4. Valencia).

 

Riff (*)
Un histórico con mucha vida. Toda esa vida que esconde en su interior el cocinero que un buen día puso en marcha esta maravilloso festival gastronómico. El gran Bernd H. Knöller (el 19 de marzo cumplió años :-) )  es otra visita obligada en la ciudad. Su ‘arròs brut’ es algo más que un clásico. Si tienes oportunidad de que te lo ofrezca, deberías probarlo. Su cocina, en cualquier caso, es muy viva. Ver a Bernd H. Knöller por las mañanas en el Mercat Central es lo más habitual. Vaya, lo preocupante es no verlo. El mercado, la temporada, marca en buena parte su carta. Es su gran inspiración. (Su ‘menú grande’ cuesta 95 euros. Conde Aleta, 18. Valencia).

 

 

Casa Manolo (*)
Dejamos la capital y nos vamos al mar. A probar el menú de este enamorado de su Mediterráneo y de todo lo que él le ofrece. Un enamorado del mar, de la profesión, de su restaurante. La carta de Manuel Alonso te puede ofrecer cosas como estas que descubrí en ella espiándola el pasado lunes:sus más que memorables buñuelos de brandada de bacalao con ‘all i oli’ de su pilpil; sus cocochas de bacalao con alcachofas; su !arroz de pichón, setas y trufa; esos ‘callos como los hacía mi madre’; el rodaballo con jugo de rustido… ¡y tantas cosas más! (La Experiencia Manuel Alonso cuesta 69 euros. Paseo Marítimo, 5. Daimús)

 

BonAmb (*)
Seguimos dejando que las estrellas nos guíen por el Mediterráneo. En este caso hasta BonAmb, uno de los restaurantes con mayor proyección en la Comunitat. Aunque debo entonar el ‘mea culpa’ y reconocer que está entre mis pendientes. Su chef, Alberto Ferruz, fue elegido cocinero del año por la Academia de Gastronomía Valenciana el pasado enero. «Toda vida tiene su origen en un punto exacto, una semilla cultivada que mediante un específico proceso llega a su conversión final. En el caso de BonAmb Restaurant, esa semilla no es el producto final que le llega al comensal, sino todo el trabajo diario e incansable por llevar a la mesa el increíble producto y la gastronomía de la zona». Esa es su declaración de intenciones. Detrás de ella, pura gastronomía. (Cuenta con tres menús. El de los sabores del Montgó, 68 euros. Xàbia). Esta foto pertenece a ellos, a Boin Amb, disculpen el hurto entre amigos :-)


Casa Pepa (*)
Vamos con el delantal volador a conocer este ya legendario restaurante de Ondara. (Un histórico de la provincia de Alicante de 1980). Cita para descubrir la cocina de Pepa Romans. Ellos mismos nos la presentan como la cocinera que supo trabajar los arroces y pucheros más clásicos tamizándolos por el filtro de la innovación:«aligerándolos y enriqueciéndolos». Vieira a la plancha, crema de guisantes y verduras salteadas, crujiente de manitas de cerdo, crema de garbanzos y teja de cacahuete, arroz de pescado de roca y frutos de mar, bacalao de salazón, pilpil de ajo negro… Palabras mayores en una cocina que habla de raíces y mira al futuro. Y con una mujer con tanto detrás como Pepa Romans. Tengo una cita allí y no se puede demorar. Ya lo veo: es toda una Historia Con Delantal. (El menú degustación ronda los 70 euros. Partida Pamis 7-30. Ondara). ESta foto es propiedad de Casa Pepa. Arrozaco de estrella.

 

Monastrell (*)
Va a ser sin duda una de las sorpresas del año. El restaurante de María José Sanromán se dispone a estrenar nueva ubicación en el centro de Alicante y promete conquistar a muchos gourmets. La fecha de apertura es todavía un misterio. Hay que estar atento. Dicen que abren este marzo y el marzo avanza. En su carta, entre las novedades a tener en cuenta, sus arroces integrales. Con una muy buena pinta. (Paseo Marítimo, Avenida Guillem tato, 1. Alicante).  Foto propiedad Monastrell. En ella, María José Sanromán.

La finca (*)
Restaurante con estrella que, además, tiene una estrella de la televisión al frente de sus fogones. Susi Díaz es quien maneja el timón de La Finca, sin lugar a dudas una de las propuestas gastronómicas más interesantes de la Comunitat. Entre nosotros, cada vez que veo a Susi me acuerdo de cuando hacía sus programas en Canal Cocina, con esos pañuelos comestibles que son casi marca de la casa. Como lo es ese mar que emplata con la misma delicadeza que su gastronomía. Les pedí un plato y Chema García me envió un helado de queso que debe estar de impresión. Está cerrado del 21 al 28 de marzo, pero… para la segunda de Pascua aquí tenéis otra opción. (Su menú de Tentaciones, 89 euros. Partida de la Perleta 1-7. Elche).


L’Escaleta (*)
Vamos hacia el interior de Alicante. Volamos (ya estuvimos allí la semana pasada) a disfrutar de un restaurante de esos que a mí sólo mencionarlo me pone la carne de gallina. Maravillosa cita en Cocentaina con la cocina de Kiko Moya y los vinos de Alberto Redrado. Cocina de la tierra pasada por la chistera de un cocinero que aún tiene muchísimo que decir. Una estrella, de momento. Opositando con fuerza para lograr la segunda. Aunque eso no está bien decirlo. Hay que subir esa escalera. (Menú degustación de unos 100 euros y a volar. Subida de la Estación del Norte, 205. Cocentaina).

 

Cal Paradís (*)
Vamos ahora a Castellón a visitar a Miguel Barrera y Ángela Ribes. La estrella que más brilla en la provincia. La cocina basada en la tradición, que en manos de Miguel se impregnan de la magia de la bondad y de la honestidad. Entre sus platos debo destacar su tomate de ‘penjar’ con sardina de bota y ajos a la brasa. Y tiene pinta sublime su lomo de cordero del Maestrat o su berenjena asada, café y queso de Catí. Rico, rico. (Ofrece varios menús, entre ellos el Miguel Barrera por 90 euros. Avenida Vilafranca, 30, en Vall d’Alba). EStas fotos son propiedad de Cal Paradis.

 

Y con estas estrellas en el firmamento, la Semana Santa brillará gastronómicamente de manera excepcional. Y si quieres más, te aseguro que por poco que te muevas por el maravilloso universo gastronómico de la Comunitat, encontrarás destellos inolvidables.

Palabra de Cooking. La semana que  viene, más.

Sobre el autor Jesús Trelis
Soy un contador de historias. Un cocinero de palabras que vengo a cocer pasiones, aliñar emociones y desvelarte los secretos de los magos de nuestra cocina. Bajo la piel del superagente Cooking, un espía atolondrado y afincado en el País de las Gastrosofías, te invito a subirte a este delantal para sobrevolar fábulas culinarias y descubrir que la esencia de los días se esconde en la sal de la vida.