Las Provincias
img
Etiqueta: vino
Quinteto líquido para Aduriz
img
Jesús Trelis | 05-12-2017 | 19:06 |0

Una yema rebozada con algas, una manzana que ilustra la podredumbre, una merluza que acaba en manos de un sake, una simple gota de un caldo espeso que busca emocionarte. Junto a todo ello, vinos casi celestiales que te encogen el alma. El maridaje en Mugaritz no es un juego de armonías. Va mucho más allá. Lo líquido y lo sólido se une en un todo que es el que acaba convertido en una única e irrepetible sinfonía. Esa que te hace vibrar al son de las copas y los platos.

TRILOGÍA DE MUGARITZ

Cap 1. El vino  de los 300 años.

Cap 2. En el diván de Andoni. 

Cap 3.  Quinteto líquido para Aduriz

 1512423006302

img_3945

III. QUINTETO LÍQUIDO PARA ADURIZ


Reportaje fotográfico ©JesúsTrelis

«A él no se le entrevista, se le escucha». Leí la reflexión en un reportaje sobre el filósofo Zygmunt Bauman. Con ellos pasa lo mismo. No se les entrevista, se les bebe. Y cuando te los bebes, tienes que ir escuchando lo que cada sorbo te va contando. Son el quinteto líquido de Mugaritz. Suaves, pero penetrantes; emotivos, pero contundentes. Algo así como el Adagio de Albinoni, que te atrapa hasta embriagarte de bienestar. Quizá sea felicidad.

img_3938

Guillermo Cruz tiene

Ver Post
El vino de los 300 años
img
Jesús Trelis | 25-11-2017 | 09:35 |0

No fue Mugaritz un lugar al que fui a comer. Fue un lugar a donde fui a vivir. Quizás porque me siento bien en esa especie de mundo al revés que resulta ser un universo real. Salí de allí maravillosamente engullido por un estado de shock que aún repta en mi interior. De esto te vengo a hablar en esta historia que son tres -ya te dije que era el mundo al revés- que comienza por el final: el momento más emotivo, cuando me puse a llorar.

TRILOGÍA DE MUGARITZ

Cap 1. El vino  de los 300 años.

Cap 2. En el diván de Andoni. 

Cap 3.  Quinteto líquido para Aduriz.

image2

 

I. EL VINO DE LOS 300 AÑOS


(Sábado, ‎18‎ de ‎noviembre‎ de ‎2017, ‏‎19:21:46. Anochece en Mugaritz. Acaba mi viaje a la frontera del roble. Acaba físicamente; empieza en la memoria. Calle de los recuerdos, esquina con lo inolvidable). 

El día que probé el vino de los 300 años lloré. Quizás porque me estoy haciendo mayor. Quizás porque el roble de Mugaritz me miró y me abrazó con sus raíces. Y yo, siempre tan obnubilado, soñé como un crío. Soñé con trepar sobre él –legendario árbol–; trepar hasta lo más alto y, una vez allí, desplegar las alas que me

Ver Post
Sobre el autor Jesús Trelis
Soy un contador de historias. Un cocinero de palabras que vengo a cocer pasiones, aliñar emociones y desvelarte los secretos de los magos de nuestra cocina. Bajo la piel del superagente Cooking, un espía atolondrado y afincado en el País de las Gastrosofías, te invito a subirte a este delantal para sobrevolar fábulas culinarias y descubrir que la esencia de los días se esconde en la sal de la vida.