Moneda única mundial

japerezduval@gmail.com

Quienes me conocen desde hace mucho tiempo este articulo ya lo conocerán posiblemente en su mayor parte.

Una sola moneda mundial, eso lo llevo predicando más de treinta años.

Empecé a hablar del tema durante la crisis del petróleo a finales de los setenta y no he cambiado de opinión hasta hoy.

El éxito del euro, porque es un gran éxito, posiblemente el mayor de la Unión Europea hasta hoy me reafirma en mi opinión.

Es necesaria una sola moneda mundial.

Esta crisis económica hubiera sido mucho menor si solo existiera una sola moneda.

Se me ha dicho muchas veces que eso afirmación es solo una opinión sin fundamento.

Cierto es una opinión la mía.

Pero tiene tanto o más fundamento que creer que muchas moredas distintas son mejor que una.

Indudablemente los bancos, los cambistas mas o menos legales, los especuladores y la casta política está en contra, desde luego no podía ser de otra manera ya que de existir la moneda única mundial perderían muchos ingresos, algunos verían como su negocio basado en sacar dinero la gente con un mero apunte contable o con un toque de ratón desaparecía.

Eso no cabe duda sería una bendición para el ciudadano de mundo, para la sufrida clase media que ve como por pasar una frontera, el dinero de su cartera ha perdido valor y el ha perdido su tiempo haciendo cola y discutiendo con el cajero que siempre te da de menos, en la vida me ha dado nadie de mas en un banco.

Debe ser que no tengo suerte, o que barren para casa.

Conozco a pobres inmigrantes que para mandar unos pocos euros a casa se ven sangrados cuatro veces, la primera por la entidad que lo trasfiere en España.

La segunda por la entidad que lo paga en su país.

La tercera por el Chávez o el Evo de turno que les cobra un impuesto por algo en lo que no son parte.

La cuarta desde luego es nuestra querida Hacienda que siempre se lleva su mordida de una forma u otra.

Muchas veces si sumamos todo lo pagado durante el proceso económico que ha permitido hacer la transferencia, resulta que un 50% del total del valor producido se lo lleva la casta parasitaria que como sanguijuelas viven de sacar el dinero a los que se lo ganan con su trabajo y arriesgando su capital, también los empresarios lloran por lo que les roban estos mafiosos a través del sistema que se han montado para su exclusivo beneficio.

Muchas monedas no conviene a nadie ciudadano honrado que viva de su trabajo, pero es un sistema ideal para la casta parasitaria que vive del trabajo ajeno. ¡Y mira que viven bien!

En este punto, como nadie quiere quedar como una sanguijuela mafiosa me suelen sacar el matiz nacionalista. Los unos hablan del dólar, los otros de la libra o del yen, e incluso hay algún nostálgico de la peseta.

La verdad es que los europeos saben que sin el euro, hoy estaríamos en una guerra económica fraticida y que como ya sucedió en el pasado, los pueblos hermanos de Europa estaríamos ya a la puerta de otra guerra, así en cambio estamos estudiando ayudad a Grecia para que salga del hoyo en que la han metido sus políticos, ejemplo claro de castas parasitarias.

En la guerra económica que ya está entablada por un lado se encuentran el euro y el yuan, europeos y chinos están muy cerca de apuntillas a la libra y al dólar.

El asunto de la libra lo están ya resolviendo los ciudadanos ingleses de la forma tradicional en ellos, la gente se guarde los euros y se gasta las libras, por eso llegará el día en que se unan a Europa ciento por ciento. Primero caerá la libra y después la Monarquía Británica, es muy posible que igual que la Corona Británica perdió la Irlanda libre, pierda también, Ulster, Gales y Escocia.

Este tsunami político y social que anuncio, será muy, pero que muy beneficioso para la casta parasitaria que dará unos pelotazos que no se producían desde la Gran depresión y que dejará como un juego de niños a la actual crisis que padecen los británicos.

Antes caerán las pequeñas monedas nacionales de los países medianos.

Los billetes se muchos pequeños estados pobres actuales no valdrá ni el precio que cuesta imprimirlo y no lo acabaran aceptando como pago ni los funcionarios de dichos países.

Desde la Guerra de Troya se sabe que los estados no luchan por una cara bonita, sino por las rutas comerciales en el caso de Troya, por los mercados que estas permiten controlar, por la riqueza que supone para las naciones el trabajo generado por sus exportaciones. En fin como popularmente se dice, por la “pasta”.

Una moneda única consensuada por las Naciones Unidas y fuera del control de la clase parasitaria, esto es lo difícil, seria una bendición para todos los ciudadanos del mundo.

Ya se que no lo veré, pero estoy seguro que terminare existiendo. Con la pequeñísima parte que de merito que a mi me corresponda por haber estado predicando la necesidad de su existencia durante tantos años, ya tengo bastante por hoy.

Gracias por llegar hasta aquí, PINCHEN ABAJO y vean el video.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
lasprovincias.es