La primavera se acerca.

japerezduval@gmail.com

Es cierto que propiamente dicho, a la primavera aun que queda más de un mes por llegar, pero no me refería a la primavera climatológica sino a la económica.

Parece como si todos los que hablaran conmigo se hubiesen puesto de acuerdo en convencerme de que los brotes verdes ya empiezan ha ser visibles en todos los campos.

Yo que no me creo lo que dice el gobierno de Zapatero aunque le perjudique, siempre creo que es una maniobra e intento ver donde está la trampa.

Un psiquiatra tan vez viera un montón de síntomas, pero políticamente me han intentado engañar tantas veces los del PSOE que me es imposible creer nada de lo que dicen sin verificarlo al menos tres veces por fuentes independientes, e incluso entonces me queda la duda de si las fuentes que yo creo independientes lo sean de verdad.

Supongo que lo mismo que me pasa a mi le pasará a otros muchos e incluso peor, yo al menos lo intento verificar, otros sencillamente lo consideran falso sin más. Incluso consideran que por el mero hecho de decirlo los socialistas, lo contrario es verdad.

Mis ganas de que la crisis se acabe son tan grandes como la de todos los demás pero no quiero engañarme a mí mismo.

Por lo que llevo leído de este tema he sacado la conclusión de que las crisis económicas son cíclicas como defienden prácticamente todo el que sabe de este tema, que son infinitamente menos que los que se dedican a hablar de el e incluso de las que se atreven a escribir sesudos artículos y enormes libros.

Entre tres y once años duran las crisis, en cada país el tiempo puede ser distinto y la gravedad de la misma también.

Teniendo en cuenta que la crisis empieza en EE.UU. en el verano de 2007, entonces mi pronóstico es que para ellos la crisis terminará entre el verano de 2010 y el verano de 2018.

Me dirán que es un espacio muy ancho de tiempo, cierto lo reconozco, pero tampoco estoy intentando engañar a nadie, digo lo que opino sinceramente y se que a muchos no le va a gustar, pero que le vamos a hacer.

Además como resulta que no me creí lo que decía Zapatero y sus chicos/as pues lo intente verificar y ante mi sorpresa resulto que por una vez no mentían y si lo hacían lo hacían tan bien que no lo pude probar.

Pues considerado cierto que en España la crisis empieza un año después resulta que para España me sale que la crisis durará hasta el verano des 2011 como poco y si tenemos mala suerte, es decir que sigue gobernando el PSOE, la crisis se puede alargar hasta 2019.

Las causas de que suceda una cosa u otra tienen mucho que ver con la situación política mundial.

Está claro que no será lo mismo que si Irán decide ser razonable o si en vez de eso sigue en línea de confrontación con Israel, a EE.UU. no le supone una amenaza real, en cambio para Israel una bomba atómica en Tel Aviv supondría una catástrofe inasumible así que estoy seguro que los submarinos lanzamisiles israelíes dotados de armas nucleares que patrullan en el Indico serán empleados si Israel lo cree necesario.

Nadie se gasta el dineral que cuestan si no ha decidido previamente emplearlos, si peligra su misma existencia, Israel los usará y no seré yo quien se lo recrimine.

Tampoco seria lo mismo si China sigue almacenando dólares, perdón apuntes contables en un ordenador los billetes de papel ya no los usa nadie a ese nivel.

Que si debido a las ventas de armas estadounidenses a Formosa decide colocar en el mercado su inmensa fortuna en dólares a cambio de oro, platino, uranio, petróleo y la multitud de materias primas que podría comprar con sus reservas de divisas.

Los precios se irían al cielo, los países productores de las mismas se enriquecerían y saldrían más pronto de la crisis pero EE.UU. y Europa sufrirían la crisis por más tiempo.

Así que con los datos que tengo en la mano, a mi me sale que nuestra crisis terminará entre el verano de 2011 al verano de 2019.

Es una opinión como cualquier otra, ni mejor ni peor, por que lo cierto es que nadie sabe cuando terminará y ni si quiera es cierto totalmente que empezará con las hipotecas basura.

Para mi la actual crisis es una crisis de civilización, la vieja civilización industrial es una anciana sin fuerza y la nueva civilización, póngale usted el nombre que quiera, aun no es mas que una niña presumida que apenas produce mas que gastos.

No vea nadie en esto un tinte machista, si quieren porgan anciano y niño, pero ese es el símil mas real, las viejas tecnologías están ya caducas y las nuevas necesitan enormes inversiones.

Díganme de donde va a salir es capital, pues del consumo naturalmente, del consumo suyo y mió, de nuestro bolsillo como siempre, y no crean que por ello los políticos, los banqueros, las multinacionales y los especuladores varios, en fin la clase parasitaria va a pagar ni un €, no señor lo pagara hasta el ultimo céntimo la clase media con los impuestos y la clase baja siendo privada de los servicios mínimos de salud, pensiones, educación y otros. ¿Qué no me creen? No importa, vivir para ver, eso es lo importante seguir viviendo, los que puedan claro porque a muchos les tocará morir, los brotes verdes no se comen.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
lasprovincias.es