Como a marionetas

japerezduval@gmail.com

Pocas serán las personas que no sepan lo que son las marionetas, esos muñecos articulados de madera, trapo u otro material que manejan hábilmente mediante hilos casi invisibles, personas ocultas que les hacer representar sencillas piezas de teatro.

Como a marionetas nos manejan nuestros políticos, parece que creen que todo les está permitido con tal de alcanzar el poder, ese objetivo tan desea por ello, ser un mentiroso que engaña a sus electores, ser un corrupto que se vende al mejor postor, traicionar a familiares, amigos y compañeros. Todo está permitido para alcanzar el poder y después de haberlo alcanzado aun es peor.

Se valen de hilos muy sutiles, tan finos que muchas veces ni los notamos, pero están ahí, son capaces de mover nuestras más bajas pasiones, nuestros más obscuros intereses. Son unos maestros de la demagogia y el encubrimiento.

Y que hacen las gentes de bien, pues no hacen nada. Muchos porque no se enteran, otros porque sabiendo lo que pasa no se lo creen y los peores porque pretenden hacerlo mismo en cuanto puedan y no quieres que el pueblo despierte.

Saben que un pueblo despierto es muy peligroso, intuyen que un pueblo encolerizado puede llegar a romper los hilos que los manejan y ellos solo aspiran a sustituir al dueño de las marionetas, solo eso, pasar a ser el nuevo amo, por tanto mejor que todo siga como está, que el sistema se perpetué, que siga la alternancia derecha hoy, izquierda mañana. Pero todos con el mismo objetivo mantener al pueblo uncido al carro que los lleva en triunfo, y hoy ni siquiera llevan un esclavo detrás diciéndoles que recuerden que son mortales, hoy quieren ser inmortales, y no ya contentos con mandar durante una generación fundan dinastías y dejan a los pueblos que gobiernan en propiedad a sus hijos.

Es posible que después de todo tengan razón, si pueden dejar en herencia un rebaño de ovejas, porque no han de poder dejar en herencia un pueblo que se comporta como tal.

Nada más lejos de mi propósito que llamar a la violencia, quien triunfa por la violencia vence ciertamente, pero en la mayor parte de los casos no convence.

.Convencer al pueblo, conseguir que el pueblo triunfe es muy difícil, en la antigua Roma bastaba un hábil discurso en el foro para crearle problemas al senado.

Hoy con un discurso en la plaza pública solo consigues que se rían de ti. Se necesitan inmensos aparatos de propaganda carísimos, periodicos, emisoras de radio, emisoras de television y no olvidemos las agencias de prensa cada día más importantes junto a las agencias de relaciones públicas y de publicidad.

Eso cuesta muchísimo dinero y forma una barrera de entrada que impide que las buenas ideas, que los pocos políticas honrados, pocos pero alguno hay, puedan abrirse paso libremente.

Esto es así y lo puede usted leer gracias a ese milagro de la ciencia y de la técnica que es Internet, pero aproveche y lea rápido que puede que mañana este artículo sea censurado y desaparezca de su pantalla.

En todo el mundo se está desarrollando una campaña contra la libertad en Internet, y no es solo por el enorme dineral que produce que también, es que no aceptan el derecho humano de la libre expresión, de la libre comunicación. Son dueños de tu cuerpo pero quiere ser también dueños de tu mente y de tu alma. Así de sencillo y así de inaceptable al menos para mí y para los hombres y mujeres que como yo creen que la libertad es lo primero.

Y saben lo más gracioso que esos políticas que se creen nuestros amos, para alcanzar el poder se han tenido que vender a su vez a los dueños de los medios de comunicación que los han aupado tan arriba.

Entonces se dirán, los dueños de los medios de comunicación son los verdaderos amos del poder.

Pues no querido lector, hoy en día prácticamente todos los medios están en quiebra. Solo se sostienen porque las entidades financieras les renuevan los créditos una y otra vez, incluso disimuladamente se los amplían en cuanto salen públicamente en su defensa.

Ya sé, se dirá satisfecho, los amos del poder son los bancos.

Y yo le pregunto, ¿qué es un banco?

Un banco solo es un acumulo de capital de una gran cantidad de impositores y accionistas, gentes como usted y como yo, el mayor accionista de los bancos de EE.UU. hoy es el estado.

Verdad que da risa que el estado que mas ha luchado contra el socialismo haya nacionalizado la banca. Prácticamente nadie lo dice pero es así. Una forma como otra cualquier de socializar las perdidas en cuando hayan de nuevo grandes ganancias ya se privatizaran por cuatro cuartos. Igual que pasó en la Unión Soviética

Entonces quien es el amo del poder, pues muy sencillo es el SISTEMA, es ese conjunto de estructuras, ese grupo de hombres y mujeres que se comen la nata de la leche, lo mejor de lo mejor, gracias a estar situados en puntos estratégicos del SISTEMA y servirlo, es la casta parasitaria que ha organizado el SISTEMA y goza de sus privilegios, tal vez no sean más del 1% del total de la población mundial pero disponen de mas poder, manejan más dinero, tienen más audiencia pública que todos los demás juntos

, ellos pertenecen a las organizaciones adecuadas, han estudiado en los colegios adecuados, han ido a las universidades adecuadas y tienen los amigos adecuados, son el SISTEMA. Se puede matar a uno, a cien, a mil pero el SISTEMA se regenera rápidamente y sigue manejándonos como a marionetas.

Pues no querido lector, hoy en día prácticamente todos los medios están en quiebra. Solo se sostienen porque las entidades financieras les renuevan los créditos una y otra vez, incluso disimuladamente se los amplían en cuanto salen públicamente en su defensa.

Ya sé, se dirá satisfecho, los amos del poder son los bancos.

Y yo le pregunto, ¿qué es un banco?

Un banco solo es un acumulo de capital de una gran cantidad de impositores y accionistas, gentes como usted y como yo, el mayor accionista de los bancos de EE.UU. hoy es el estado.

Verdad que da risa que el estado que mas ha luchado contra el socialismo haya nacionalizado la banca. Prácticamente nadie lo dice pero es así. Una forma como otra cualquier de socializar las perdidas en cuando hayan de nuevo grandes ganancias ya se privatizaran por cuatro cuartos. Igual que pasó en la Unión Soviética

Entonces quien es el amo del poder, pues muy sencillo es el SISTEMA, es ese conjunto de estructuras, ese grupo de hombres y mujeres que se comen la nata de la leche, lo mejor de lo mejor, gracias a estar situados en puntos estratégicos del SISTEMA y servirlo, es la casta parasitaria que ha organizado el SISTEMA y goza de sus privilegios, tal vez no sean más del 1% del total de la población mundial pero disponen de mas poder, manejan más dinero, tienen más audiencia pública que todos los demás juntos

, ellos pertenecen a las organizaciones adecuadas, han estudiado en los colegios adecuados, han ido a las universidades adecuadas y tienen los amigos adecuados, son el SISTEMA. Se puede matar a uno, a cien, a mil pero el SISTEMA se regenera rápidamente y sigue manejándonos como a marionetas.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
lasprovincias.es