Las Provincias

img
Categoría: Increíble
Algunos sucesos extraordinarios

Un momento del rescate de senderista holandés. Foto @alicante_actual

Algunos sucesos extraordinarios resultan muy difícil de creer. Son hechos fuera de lo habitual o común que parecen sacados de una novela o película con proporciones excesivas, pero basados en la realidad y la verdad subjetiva de un testigo o una fuente informativa. El pasado 11 de junio, LAS PROVINCIAS informaba del rescate de un senderista holandés en Xirles, una pedanía de la localidad alicantina de Polop. La víctima permaneció dos días en la copa de un pino tras caer a un barranco. El hombre de 65 años quedó enganchado entre las ramas del árbol a 10 metros de altura y no podía bajar sin ayuda. Al final, un vecino que pasaba por el lugar dio la voz de alarma y los bomberos rescataron con un helicóptero a la víctima, que fue trasladada con varios traumatismos  al hospital más cercano. Todo se quedó en un susto, un suceso extraordinario o un breve de periódico, pero parece increíble que durante dos días nadie oyera los gritos de una persona ni la viera en lo alto de un pino, aunque en honor a la lógica hay que explicar que los hechos sucedieron en un paraje montañoso poco transitado de la provincia de Alicante.

Thomas Magill en el coche que amortiguó su caída. Foto de NY DAILY NEWS

El 1 de septiembre de 2010, el diario The New York Post informó de que un joven de 22 años, Thomas Magill, sobrevivió a una caída desde lo alto de un edificio de 39 pisos en Nueva York. Según la prensa local, la parte trasera de un automóvil amortiguó el golpe y la víctima estaba consciente cuando llegaron los servicios sanitarios. El joven ingresó en el hospital con una pierna y un tobillo rotos, y una perforación en un pulmón. Las lesiones no parecen compatibles con una caída desde una altura de 122 metros, ya que el chico se precipitó a una velocidad de 200 kilómetros por hora, según calculó un experto. Sin embargo, varios testigos lo vieron caer desde la azotea del edificio.

La agencia Efe difundió el 6 de octubre de 2011 otra de esas noticias difíciles de creer. Una niña de diez años salió de la tumba en la que fue enterrada viva y denunció a un primo que la violó, la golpeó y la enterró en el sur de Filipinas. El inspector Roberto Ocumen, jefe de Policía de Magpet, explicó a los medios de comunicación locales que la niña relató cómo su primo, Dennis Quilatonde, de 21 años, la violó tras golpearla en la cabeza con un objeto y luego la enterró. La menor, que recuperó el sentido cuando ya estaba sepultada, logró volver a la superficie y regresó a su casa con la ayuda de varios vecinos, antes de denunciar a su primo ante sus padres.

Otra historia extraordinaria tuvo lugar en 1997 en la localidad albaceteña de La Roda con un perro como protagonista. Después de ser atropellado por un coche, apedreado y enterrado, el can regresó a casa de sus dueños. El animal agonizaba tras el accidente, ya que tenía el hocico destrozado. Todo indicaba que el perro iba a morir, por lo que la dueña se negó a recogerlo por la tristeza que esto le causaba. Alguien propuso rematar al can a pedradas para que no sufriera y luego lo enterraron en un descampado. Dos días después, el perro volvió a la casa de sus dueños y rascó con las uñas la puerta. Ante esta grata sorpresa, el vecino de La Roda cogió su coche y viajó con el animal a Madrid en busca de la mejor clínica veterinaria. En el reconocimiento que le hicieron quedó claro que las únicas lesiones importantes que mostraba se las habían causado las pedradas.

Ver Post >
Es mejor ser niño si el avión se estrella

Hay algunos consejos para aumentar las posibilidades de sobrevivir a un accidente aéreo, como mantener el cinturón de seguridad abrochado durante todo el vuelo, sentarse cerca de la salida de emergencia o leer con interés las instrucciones de seguridad, pero no hay nada mejor como la edad y la estatura para eludir la tragedia y agarrarse a la vida.

Algunos hechos o fenómenos que parecen inexplicables tienen su interpretación lógica para la ciencia y la estadística. Dicen que cada niño tiene un ángel de la guarda. La masa corporal es menor y resisten caídas que para los adultos son mortales. Por ello, los supervivientes en un desastre aéreo suelen ser niños o personas de estatura baja.

El niño que sobrevivió al accidente de Libia.

El niño holandés Ruben van Assouw, de nueve años, fue el único sobreviviente del accidente de avión ocurrido el 12 de mayo de 2010 en Libia. El Airbus A330 de la aerolínea Afriqiyah Airways se estrelló cerca del aeropuerto de Trípoli y murieron 102 personas. Los equipos de rescate encontraron al niño entre los restos de la aeronave. El pequeño estaba desnudo y fue trasladado de inmediato a un hospital, donde se recuperó de las heridas.

El 30 de junio de 2009, un Airbus A310 de la aerolínea Yemenia cayó al océano Índico con 153 personas a bordo poco antes de que el piloto realizara la maniobra de aterrizaje en las islas Comores. Sólo una muchacha de 14 años sobrevivió tras sujetarse durante horas a un resto del fuselaje en el mar.

Un Boeing 737 de Sudan Airways con 117 pasajeros se estrelló en la localidad de Port Sudan poco después de despegar debido a problemas con los motores. Sucedió el 8 de julio de 2003. Sólo un niño de dos años sobrevivió, aunque resultó herido de gravedad.

En 1997 tuvo lugar otro accidente similar en Vietnam. Perdieron la vida 59 personas y sólo se salvó un bebé de 12 meses. El avión se estrelló cuando iba a aterrizar.

Un avión accidentado.

En otra tragedia aérea registrada en Colombia en 1995, de los 50 pasajeros que iban a bordo del avión salvó la vida otro niño de nueve años. Sólo sufrió una fractura en un brazo y algunas contusiones leves.

El 16 de agosto de 1987,  un avión del tipo MD-80 de Northwest Airlines se estrelló en una carretera de Detroit, en Estados Unidos, poco después de despegar. Sólo un niña de cuatro años sobrevivió, mientras que 157 personas fallecieron.

Otro avión con 92 personas a bordo cayó en la selva amazónica peruana el 24 de diciembre de 1971. Las fuerzas de rescate sólo hallaron cadáveres en el lugar de la tragedia. Varias semanas después apareció viva en una comunidad cercana una pasajera de 17 años de edad. La joven alemana, que caminó a través de la jungla como pudo pese a sus heridas, logró sobrevivir gracias a que tenía el cinturón de seguridad abrochado. Ni su madre ni el resto de los ocupantes pudieron contarlo.

Y por último, una avioneta se estrelló en 1939 en medio de la jungla con un pequeño niño como único superviviente. Tarzán y Jane encuentran a la criatura y la acogen como si fuera su hijo. Es el argumento de la película que dirigió Richard Thorpe, pero bien podría ser una historia real.

Ver Post >
Los bomberos hallan a un niño abrazado por su padre muerto en un accidente en un pueblo de Córdoba

Estado en el que quedó el vehículo después del terrible accidente de tráfico. S. N./ABC de Sevilla.

Hay sucesos que conmueven hasta la persona más fría. Los bomberos de Baena (Córdoba) localizaron en un pozo de cinco metros de profundidad, situado junto a una carretera secundaria, un coche en cuyo interior estaba un niño de tres años abrazado por su padre, que murió tras el siniestro, aunque antes pudo arropar su hijo, que sólo sufrió una herida en la frente.

Un portavoz de los bomberos explicó a la agencia Efe que encontraron al padre y su hijo ayer en la carretera que une Castro del Río con la pedanía de Llanos del Espinar, aunque el accidente se habría producido el jueves anterior.
La mujer del fallecido había denunciado el jueves la desaparición de ambos después de que su marido recogiera al menor de un centro educativo. Las labores de búsqueda no dieron resultados ese día debido a que el coche cayó al pozo en una curva cerrada y no es visible desde la carretera, por donde pasaron las personas que lo buscaban, según los bomberos.
Un agricultor que trabaja en el entorno fue el que vio el coche siniestrado el viernes por la mañana, y hasta el lugar se desplazaron los bomberos, que encontraron al hombre muerto y a su hijo de tres años y medio abrazado por él. Por la postura que encontraron al hombre, los bomberos concluyen que no murió inmediatamente tras el siniestro, sino que tuvo tiempo de abrazar a su hijo.
El menor fue trasladado primero al centro de salud de Castro del Río, desde donde lo remitieron al Hospital Reina Sofía de Córdoba, en cuya unidad de observación ha quedado ingresado. Una portavoz del centro sanitario precisó a Efe que el menor, que sufrió una herida inciso contusa en la frente, llegó consciente al hospital, y añadió que evoluciona bien y que tendrán que hacerle un seguimiento por la zona en la que resultó herido.

Ver Post >
Un hombre muere tras ser atacado por abejas en un funeral

Un hombre de 63 años murió tras ser atacado por un enjambre de abejas durante un funeral en un cementerio de un pueblo de la provincia de Santiago del Estero, al norte de Argentina, según informó la agencia Efe el 27 de octubre de 2011. Las abejas también hirieron gravemente a otro hombre, hijo de una mujer de 84 años fallecida en la ciudad de Rosario y cuyos restos eran despedidos al momento del ataque.

El episodio se desató cuando algunos presentes abrieron un nicho del cementerio del pueblo Mistol Pozo para colocar el ataúd y de allí salieron numerosas abejas que atacaron a los presentes. Al cementerio acudieron unos 25 familiares, entre ellos hermanos, hijos y sobrinos de la fallecida Estela de Olivera que acompañaron el féretro.

“Todos salieron corriendo y el cajón de la mujer quedó en el lugar”, afuera del nicho, relató el policía Hugo Palavecino, sobrino de la mujer fallecida. Una jueza intervino en el suceso y ordenó la actuación de bomberos voluntarios, quien lograron dispersar a las abejas , lo que permitió que el féretro pudiera ser sepultado en el nicho.

Ver Post >
Una niña escapa de su tumba tras ser violada y enterrada viva

Una niña de diez años salió de la tumba en la que fue enterrada viva y denunció a un primo que la violó, la golpeó y la enterró en el sur de Filipinas, según informó la Policía.
El inspector Roberto Ocumen, jefe de Policía de Magpet, explicó a los medios de comunicación locales que la niña relató cómo su primo, Dennis Quilatonde, de 21 años, la violó, le golpeó en la cabeza con un objeto y la enterró en esta localidad del sur del país. La menor, que recuperó el sentido cuando ya estaba sepultada, logró volver a la superficie y regresó a su casa con la ayuda de varios vecinos, antes de denunciar a su primo ante sus padres.
El acusado fue arrestado. La agencia Efe difundió esta noticia el 6 de octubre de 2011.

Ver Post >
Un joven sobrevive a una caída desde 39 pisos de altura en Nueva York

Un joven de 22 años sobrevivió a una caída desde lo alto de un edificio de 39 pisos de altura en Nueva York, gracias a que la parte trasera de un automóvil amortiguó el golpe, según informó la prensa local el pasado día 1 de septiembre.

El diario The New York Post detalla que Thomas Magill, que estaba consciente cuando los servicios sanitarios acudieron a su encuentro, tiene una pierna y un tobillo rotos, y una perforación en un pulmón, a causa de la caída el martes desde una altura de 122 metros.

Aunque el joven originario de Staten Island (Nueva York) y dependiente de una tienda de ropa de la ciudad, había escrito en su perfil de la red social Facebook frases como “Odio mi vida”, la Policía no encontró nota alguna que refuerce la hipótesis del suicidio, según informó la agencia Efe.

El joven, que se precipitó a una velocidad de 200 kilómetros por hora, ingresó en el Hospital neoyorquino de Saint Luke, dond fue intervenido quirúrgicamente en una pierna, según declaraciones del padre de Magill recogidas por el diario Daily News.

Thomas Magill, un aspirante a actor y cantante que participó en la producción teatral “Into the Woods”, vivió en el edificio desde el que cayó durante su época de estudiante de música en la Universidad de Fordham de Nueva York.

Aunque ya no reside ahí, el joven no tuvo problema para acceder al inmueble, debido a que el personal de seguridad del edificio es bastante flexible y pocos invitados firman en el registro de entrada, según explicaron los vecinos a la prensa local.

Ver Post >
Sobre el autor Javier Martínez
Javier Martínez Fernández nació en Granada, aunque reside en Valencia desde que tenía ocho años. Hijo de padres jienenses (naturales de Beas de Segura), también vivió en Almuñécar, Pilar de la Horadada y Elche. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, redactor del periódico Las Provincias desde 1989 y colaborador de Gestiona Radio y varios programas de televisión. Javier siente y vive su profesión, aunque algunas veces se queja de que le toca bailar con la más fea: la crónica negra. Desde que se especializó en la crónica de sucesos, ha participado en tres seminarios de la Universidad CEU Cardenal Herrera (como ponente y organizador) sobre el periodismo de sucesos, es coautor de cuatro libros de formación para policías y guardias civiles, fue profesor del Máster de Periodismo de Las Provincias-CEU Universidad Cardenal Herrera y conferenciante en el Coloquio Internacional para una Comunicación Libre de Violencia celebrado en México en 2010. El autor de este blog ha intervenido también en numerosos programas de radio y televisión ('Espejo Público', 'Equipo de Investigación', 'Informe DEC', 'Sabor a ti', 'Esta noche cruzamos el Mississipi', 'Milenio 3', 'Cuarto Milenio' y 'El rastro del crimen') y publicó 40 reportajes en la revista especializada 'Así son las cosas' entre 2003 y 2007.

Otros Blogs de Autor