Las Provincias
img
Trilogías de cine que han hecho historia
img
Juan Sanchis | 05-05-2015 | 08:36

Galadriel y Aragorn en una escena de 'El retorno del rey'.

Aragorn en una escena de 'El retorno del rey'.

Las trilogías son un recurso cada vez más utilizado por las productoras. La dictadura de lo políticamente correcto (quizá la forma más efectiva de censura jamás impuesta) es, quizá, una de las principales causas de la escasa originalidad de las producciones cinematográficas en la actualidad. Un éxito comercial  implica una secuela casi inmediata y así las trilogías, sagas y franquicias se suceden: ‘Capitán América‘, ‘Piratas del Caribe‘, ‘Crepúsculo‘, ‘Fast&Furious‘, ‘Indiana Jones‘, ‘Terminator’, ‘La jungla de cristal‘ y ‘Star Wars‘ son sólo algunas de una lista casi interminable.

Sin embargo, las grandes trilogías, las que pasarán a la historia, no sólo responden a un factor comercial. Suele haber algo más. Algunas veces fueron concebidas como tal (es el caso de Dreyer, Bergman o Kielowski). Otras, la mayoría, surgieron una tras otra y pudieron pasar varios años entre una y otra parte (El Padrino…)  E incluso las hay que no fueron concebidas como tales y sólo vistas retrospectivamente se pueden calificar como tales (como la trilogía de Shakespeare de Orson Wells).

He aquí algunas que al menos sí han hecho historia.

 

Trilogía de El Padrino

El espectacular éxito económico y artístico de la primera parte (1972) llevaron a rodar una segunda casi de forma inmediata (1974). La tercera y última película sobre la familia Corleone se hizo esperar hasta 1990. Es, sin duda, una de las mejores trilogías, especialmente las dos primeras, con unas espectaculares interpretaciones de Marlon Brando, Al Pacino y Robert de Niro. La tercera no alcanza el nivel de las anteriores aunque sigue siendo una gran película. Las dos primeras presentan escenas míticas como el montaje paralelo del bautismo y la venganza, el asesinato de Fanucci, la venganza de Vito Andolini, el cortejo a Apollonia….

La siguiente secuencia, con un Marlon Brando que roza la perfección, ha pasado al imaginario popular.

 

 

La trilogía del dólar

Sergio Leone asombró al mundo con Por un puñado de dólares (1964), La muerte tenía un precio (1964) y El bueno, el feo y el malo (1965). Catapultó a Clint Eastwood a la fama mundial y un joven Ennio Morricone compuso unas bandas sonoras que se adaptan como un guante a las historias. No en vano Leone filmaba con la música ya compuesta y adaptaba las escenas al ritmo impuesto por la banda sonora. Las tres, pero especialmente la primera, supusieron una auténtica revolución del género. Como, entre otras, la aparición de la figura del antihéroe, la extrema violencia, el ritmo pausado o el uso de primeros planos como si fueran generales

La siguiente escena de ‘Por un puñado de dólares’ muestra como Leone juega con los primeros planos y el montaje para acelerar la escena.Las miradas muestran más que los diálogos. Imágenes y banda sonora se amoldan como un guante.

 

 

La trilogía del anillo

Peter Jackson concibió la adaptación de ‘El señor de los anillos‘ de Tolkien en tres partes, una por cada uno de los libros: El señor de los anillos. La comunidad del anillo (2001); El señor de los anillos.Las dos torres (2002) y El señor de los anillos. El retorno del rey (2003). Antes había habido varios intentos de filmar la trilogía, pero fue el ímpetu de Peter Jackson el que consiguió llevar a buen puerto el proyecto con una fiel adaptación de las novelas. El resultado fue sencillamente espectacular. Al igual que algunas otras grandes películas de la historia (Lo que el viento se llevó, Apocalypsis Now, Platoon, La diligencia y tantas otras), salió adelante gracias al entusiasmo, empeño e insistencia incansable de una persona dispuesto a superar cualquier obstáculo, en esta ocasión Jackson.

La carga de los Rohirrim en ‘El retorno del rey’ es una de las escenas más vistosas de la trilogía y recoge la fuerza y espectacularidad que supo imprimir Jackson.

 

 

Trilogía de la caballería

Fort Apache (1948), La legión invencible (1949) y Río Grande (1950) conforman la trilogía de la caballería. Tres obras maestras de John Ford, protagonizadas por John Wayne, que retratan la vida en la caballería, tan apreciada por Ford al permitirle el desarrollo de varios de sus leit motiv. Así, aparecen algunas de sus temáticas preferidas (el sentido del deber, la renuncia; la lealtad; la forja de una nación construida a través del sacrificio personal, respeto a los indígenas…) y estilísticas (el ritmo, la perfecta composición de las escenas, las monumentales tomas de los paisajes, su sentido del humor…).

En sólo una escena de Fort Apache, Ford logra exteriorizar el carácter del personaje interpretado por Henry Fonda, introduce un detalle de humor y hace fácil rodar una escena de baile con medio centenar de personas sin sensación de apelotonamiento.

 

 

Trilogía de Toy Story

Las tres películas de Pixar se han convertido en un hito de la historia de la animación, similar al de las primeras obra de Disney. La trilogía (la cuarta parte se estrenará en junio de 2017), al margen de las innovaciones técnicas, se sostiene sobre unos guiones muy bien trabajados, con gags divertidos, enlazando tramas románticas y de aventuras llenas de toques dramáticos y divertidos gags. No en vano las tres han sido varias veces nominadas en los Globos de Oro y en los Oscar en la categoría de mejor película. Las aventuras de Woody y Buzz han conquistado a todo tipo de públicos con algunas escenas casi de culto. 

 

Trilogía de Vietnam

Oliver Stone filmó tres películas sobre la guerra de Vietnam espléndidas: Platoon (1986); Nacido el 4 de julio (1989), en la que consiguió que hasta Tom Cruise pareciera un buen actor, y El cielo y la tierra (1993). En su línea desmitificadora, apasionada y alejada de cualquier intento de objetividad cuestiona la participación de EE UU en el conflicto y resalta sus consecuencias en la sociedad americana. Platoon es la más lograda de las tres, pero por la que más tuvo que pelear hasta que consiguió que la financiaran. La cinta le llevó a la cumbre. Una película perfectamente rodada, con un guión redondo y en la que la muerte de Elías se ha convertido en un icono del género bélico.

 

 

Estas son sólo algunas, pero las hay para todos los gustos. Desde Star Wars o Indiana Jones a la trilogía sobre la libertad, igualdad y fraternidad, de Kielowski, pasando por la dedicada a la fe de Dreyer o la muerte de Bergman

  • http://twitter.com/AdriaSoria_ AdriaSoria_

    La carga de los Rohirrim es en ‘El retorno del rey’ y es a Minas Tirith. Al abismo de Helm es Gandalf el que llega in extremis para decantar la batalla. Un saludo

    • http://blogs.lasprovincias.es/rosebud Juan Sanchis

      Gracias por la corrección y perdón por el error. Un saludo

Sobre el autor Juan Sanchis
"¿Usted ha visto caminar a Henry Fonda? Pues eso es el cine”. Así definía John Ford el Séptimo Arte y creo que no hay una mejor. El cine es lo que cada uno quiere que sea. Otro maestro, Billy Wilder, afirmó que "Si el cine consigue que un individuo olvide por dos segundos que ha aparcado mal el coche, no ha pagado la factura del gas o ha tenido una discusión con su jefe, entonces el cine ha alcanzado su objetivo". No hay más que añadir.

Otros Blogs de Autor