Las Provincias
img
‘El autor’, una película fallida
img
Juan Sanchis | 24-11-2017 | 09:17

el-autorEl autor‘ ha sido uno de los estrenos del año más esperados de cine español. El resultado no ha estado a la altura de las expectativas creadas por un director y el reparto.

El autor

2017 Duración 112 min. España Director: Manuel Martín Cuenca Guión: Manuel Martín Cuenca, Alejandro Hernández a partir de la novela ‘El móvil‘ de Javier Cercas Fotografía: Pau Esteve Reparto: Javier Gutiérrez, María León, Antonio de la Torre, Adriana Paz, Tenoch Huerta, Adelfa Calvo Coproducción España-México

Álvaro es un escritor frustrado. Trabaja en una notaria, aunque su sueño es escribir una novela. Lo intenta, acude a talleres para aprender a escribir. Pero no tiene talento. Para hincar más el dedo en la herida, su esposa, de buenas a primeras, ha publicado un best seller. La infidelidad de su mujer es el desencadenante de la historia. Álvaro se traslada a vivir a un edificio de apartamentos para hacer realidad sus sueños.

La sutileza es una virtud y en el cine es aún más importante. Ernst Lubitsch, el maestro de la elipsis, decía que “dejo que la audiencia use su imaginación, no es mi culpa si se limita a mis sugerencias“. Esta es una de las carencias de la película de Manuel Martín Cuenca desde el inicio hasta el estrambótico final. La cinta abunda en el deseo del director por mostrarlo todo sin dejar que el espectador ponga nada de su parte. Sobran, de esta forma, los trazos gruesos y llega a traspasar en algún momento la tenue línea que separa realismo y zafiedad.

También se echa en falta esta sutileza a la hora de abordar temas de tanta actualidad como la inmigración o la calidad de la vida democrática. La película cae, quizá en un intento por remover conciencias, en la caricaturización de determinadas posturas con unos argumentos muy superficiales.

Ahora bien, la película engancha desde el primer momento. Te mantiene pegado a la butaca sin dejar lugar a la distracción intrigado por cuál será la próxima actuación del protagonista, correctamente encarnado por Javier Gutiérrez. Aunque en el campo interpretativo quien se lleva el gato al agua es Adelfa Calvo. Su caracterización como la portera del edificio es merecedora de todos los galardones que pueda ganar. Llena de matices, Calvo borra de la pantalla a Gutiérrez en todas las escenas que comparten. Antonio de la Torre, en cambio, no está a la altura de otras ocasiones y hay momentos en los que su interpretación del profesor roza el histrionismo

Martín Cuenca firma una comedia negra, sarcástica en ocasiones, sobre la sociedad actual con momentos especialmente brillantes como las comidas, con continuas referencias irónicas, entre Álvaro y su profesor del taller de escritura. Además, acierta con el recurso de mostrar a los vecinos como actores de un guiñol mientras Álvaro los observa.

En definitiva, una película de la que sólo se puede decir que es entretenida, pero que ni mucho menos responde a las expectativas que había levantado.

Sobre el autor Juan Sanchis
"¿Usted ha visto caminar a Henry Fonda? Pues eso es el cine”. Así definía John Ford el Séptimo Arte y creo que no hay una mejor. El cine es lo que cada uno quiere que sea. Otro maestro, Billy Wilder, afirmó que "Si el cine consigue que un individuo olvide por dos segundos que ha aparcado mal el coche, no ha pagado la factura del gas o ha tenido una discusión con su jefe, entonces el cine ha alcanzado su objetivo". No hay más que añadir.

Otros Blogs de Autor