Las Provincias
img
Este no es mi Poirot
img
Juan Sanchis | 30-11-2017 | 19:10

poirot¿Por qué Kenneth Branagh ha hecho una nueva adaptación de la novela de Agatha Christie ‘Asesinato en el Orient Express‘? ¿Era necesario asesinar de esta forma a Hércules Poirot?

Haga clic aquí para saber más

Título original: Murder on the Orient Express 2017 Duración 116 min. País Estados Unidos Dirección: Kenneth Branagh Guion: Michael Green (Novela: Agatha Christie) Música: Patrick Doyle Fotografía: Haris Zambarloukos Reparto: Kenneth Branagh, Penélope Cruz, Willem Dafoe, Judi Dench, Johnny Depp, Michelle Pfeiffer, Daisy Ridley, Josh Gad, Derek Jacobi Productora: Estados Unidos-Malta. 20th Century Fox – Scott Free Films – Genre Films – Latina Pictures – The Mark Gordon Companya

Me gusta Agatha Christie y soy un fan de Hercules Poirot. Admiro la filmografía de Kenneth Branagh y su capacidad interpretativa. Estos son alicientes más que suficientes para ir a ver con ilusión ‘Asesinato en el Orient Expres‘. Y, aunque la película me gustó, creo que no está a la altura del mejor Branagh.

No es que sea mala. Se ve con agrado y en algunos momentos es majestuosa, especialmente con las impresionantes panorámicas del paisaje nevado magníficamente fotografiado. Sin embargo, el director británico ha ido demasiado lejos en su intento de modernizar a Hercules Poirot. Branagh imprime su estilo a la nueva adaptación, como hace en sus grandes producciones con obras de Shakespeare, pero da tantas vueltas de tuerca que al final parece que el detective belga ya no sea Poirot.

El resultado es mucho más pobre que la adaptación de la misma novela dirigida en 1974 por Sidney Lumet, mucho más fiel al texto. El Poirot de Lumet se ajusta a la imagen que transmiten las novelas de Christie. No así el Poirot de Branagh. A mi Poirot jamás se le ocurriría meterse en un tiroteo o iniciar una persecución. Lo suyo es el orden y el método, hacer trabajar a las “pequeñas células grises’, no correr detrás de un malhechor.

Acierta, en cambio, con el magnífico prólogo en Jerusalén que el director se saca de la manga para presentar al famoso detective belga y su particular sistema para descifrar crímenes. En cambio, la disyuntiva moral sobre el bien y el mal que plantea tampoco responde al personaje creado por la maestra del crimen británica.

Uno de los aciertos de la película es la ambientación y la cuidadosa recreación del famoso Orient Express. Con continuos movimientos de cámara (especialmente travellings) y la acumulación de planes panorámicos y cenitales, el director británico diseña una adaptación sorprendente y marca distancias con la sobria producción firmada por Lumet hace cuarenta años.

Branagh se ha rodeado de un reparto de lujo que en general cumplen con su papel. Sobre todos ellos destaca el propio director que en esta ocasión se muestra mucho más comedido que en algunas de sus otras caracterizaciones. Aún así a veces se pasa de frenada y roza el histrionismo. También aquí se distancia del Poirot de Lumet, donde la interpretación del también británico Albert Finney es mucho más comedida y menos exuberante. El director británico vuelve a demostrar que uno de sus puntos fuertes es la dirección de actores.

Al final intenta un triple salto mortal que se queda a medias. Aún así la adaptación es más que recomendable. Branagh crea un producto atractivo, cuidado, con una magnífica fotografía y una cuidada puesta en escena con la que convencerá a los seguidores de Agatha Christie siempre que comprendan que Branagh ha intentado hacer con la maestra del crimen británica lo que en otras películas ha logrado con Shakespeare: modernizarlo. Aunque en este caso con mucho menos éxito.

Sobre el autor Juan Sanchis
"¿Usted ha visto caminar a Henry Fonda? Pues eso es el cine”. Así definía John Ford el Séptimo Arte y creo que no hay una mejor. El cine es lo que cada uno quiere que sea. Otro maestro, Billy Wilder, afirmó que "Si el cine consigue que un individuo olvide por dos segundos que ha aparcado mal el coche, no ha pagado la factura del gas o ha tenido una discusión con su jefe, entonces el cine ha alcanzado su objetivo". No hay más que añadir.

Otros Blogs de Autor