Las Provincias

img
Autor: jlarraz
¿Qué es el riesgo?
img
Julián Larraz | 21-06-2014 | 6:48| 0

En el mundo económico hay expresiones que significan justo lo contrario de lo que entienden los que no son especialistas en la materia. Es habitual oír “tengo mucho riesgo” como algo positivo mientras “la banca me ha bajado el riesgo” como si algo negativo.
Por riesgo entendemos el grado de cercanía que tenemos al peligro. De este modo, una actividad de mucho riesgo tendría que tener mayores problemas que la que carece de él. Entre los economistas/financieros no suele ser así.
El problema en la expresión del riesgo ligado a la banca es que la misma palabra se utiliza para conceptos contrarios. Es habitual que un financiero hable del riesgo que tiene concedido para referirse al volumen de crédito que tiene una empresa. Si me han prestado 50.000 euros, tengo un riesgo de 50.000 euros. Más riesgo implica más endeudamiento y, por tanto, es negativo. Sin embargo, también se habla del riesgo para señalar el importe que tiene una línea de crédito (recuerdo mi post ‘¿Qué es una línea de crédito?’)
De este modo, tener la capacidad de pedir 50.000 euros en la línea de crédito (tener un riesgo de 50.000 euros) siempre será mejor que tener limitada esta opción a 25.000 euros y peor que si el riesgo fuera de 100.000 euros.

Dentro de la serie ¿Qué es…? también puedes consultar:

¿Qué es la prima de riesgo?

¿Qué riesgo tienen los bonos patrióticos de la Comunitat? ¿Hay que invertir?

¿Por qué los bancos quiere colocar bonos de la Generalitat?

¿Para qué sirven las inyecciones de miles de millones que hace el BCE?

¿Por qué España está al borde de ser rescatada?

¿Por qué se rescata a un país y qué significa?

¿Por qué la estadística del Ministerio de Trabajo es menos fiable que la encuesta (EPA) del INE?

¿Qué es una emisión de deuda?

¿Qué es el ebitda?

¿Qué es la dación en pago?

¿Qué es el riesgo subestandar?

¿Qué es un dividendo?

¿Qué es el euribor?

¿Qué es la cláusula suelo?

¿Qué es pignorar?

¿Qué es el déficit de tarifa?

¿Qué es el apalancamiento?

¿Qué es una línea de crédito?

¿Qué es una agencia de calificación?

¿Qué es un punto básico?

¿Por qué existen los mercados de renta fija?

Sígueme en Twitter. @julianlarraz

Ver Post >
¿Qué son las litronas del BCE?
img
Julián Larraz | 05-06-2014 | 3:14| 0

Las ‘litronas’ del Banco Central Europeo son el nombre coloquial que se utiliza en España para referirse al LTRO. Estas siglas responden Long-term Refinancing Operation, es decir, Operaciones de Refinanciación a Largo Plazo.

El Banco Central Europeo realiza subastas de liquidez (préstamos a corto plazo) de manera habitual. Los créditos más habituales son los que tiene un plazo de una semana y, por tanto, la excepción es realizar préstamos a largo plazo (un año o más).

Cuando quebró Lehman Brothers y los bancos empezaron a desconfiar de los problemas que podían tener sus competidores se cerró el grifo de los créditos y el BCE contestó a esta falta de liquidez con dos grandes LTRO.

Los economistas, aunque les gusta hablar normalmente con las palabras más complejas, al final son muy simples a la hora de sacar motes. Como se “cerró el grifo” (no se presta dinero) el BCE contesta “inundando de liquidez” (con un LTRO) por lo que a esa inmensa fuente de liquidez la acaban llamando “litrona”.

Pero, ¿para qué sirve?

En 2008, con la quiebra del Lehman Brothers se lanzaron las litronas para que los bancos pudieran financiarse al haberse roto el mercado tradicional de liquidez, el llamado mercado interbancario.

La litrona del 5 de junio de 2014 busca que los bancos tengan tanto dinero que no puedan hacer otra cosas que aumentar la concesión de crédito. Como no se puede obligar a dar crédito ya que esto sería una orden demasiado abstracta y, por tanto, sometida de riesgos imprevistos, la LTRO tiene una serie de condicionantes:

- Se puede pedir hasta el 7% de la cartera crediticia (a excepción de hipotecas)

- Las subastas empiezan en septiembre de 2014 y se tienen que devolver en septiembre de 2018

- El tipo de interés es el de referencia más 10 puntos básicos, es decir, 0,25%.

- Todo el dinero se tiene que destinar a préstamos a empresas y familias (no vale para hipotecas)

 

 

Ver Post >
¿Qué es la deflación?
img
Julián Larraz | 24-05-2014 | 10:09| 0

La deflación es el fenómeno económico que hace que las expectativas de que bajen los precios congele el consumo a la espera de obtener ahorros en las compras que se realicen en el futuro. La definición más habitual habla de una caída constante de los precios de los bienes y servicios en una región económica. Se trata de uno de los mayores temores de la economía porque es un factor que agrava las crisis. En España es un temor recurrente desde que quebró Lehman Brothers y sigue siendo un riesgo latente aunque conforme la recuperación se consolide desaparecerá. 

Una de las reglas de la economía es que para confirmar una tendencia deben existir varios datos consecutivos que reafirmen la nueva dirección. En el terreno de los precios, lo habitual es hablar de inflación. La economía capitalista se basa en el crecimiento constante, lo que implica que los precios tienen que subir de manera más o menos vigorosa.

Por tanto, encontrar tasas de inflación negativa debería ser extraño. El hecho de que los meses de julio y enero ofrezcan tasas de variación respecto al mes anterior a junio y diciembre respectivamente es habitual por el efecto que tiene la campaña de rebajas en el conjunto de los bienes y servicios que se venden en España. De hecho, en el análisis de la evolución de los precios es muchísimo más interesante fijarse en el dato interanual (mayo de 2014 respecto al mismo mes de 2013, 2012…)  que en el interanual (mayo respecto a abril).

El debate empieza cuando una tasa interanual del Índice de Precios al Consumo (IPC) es inferior a cero. Algunos economistas hablan de inflación negativa o desinflación y deflación. Los primeros dos términos se deberían de utilizar para definir situaciones puntuales que pueden provocar la deflación. La inflación negativa o desinflación es una situación que no percibe la microeconomía aunque preocupe a la macroeconomía mientras que la deflación se agrava cuando la microeconomía se da cuenta que puede ahorrar si retrasa su decisión de compra.

La deflación es tan temida por la macroeconomía porque este fenómeno ralentiza el consumo y agrava la recesión. Sin embargo, existe productos que han sabido vivir con una enorme deflación a sus espaldas. Son los casos de los ordenadores y los coches. Ambos productos se han caracterizado por renovarse cada vez con mayores prestaciones y un precio más bajo y, pese a ello, siguen siendo bienes totalmente arraigados en la cesta de la compra.

Ver Post >
¿Qué es un fondo buitre?
img
Julián Larraz | 15-05-2014 | 10:04| 0

Un fondo buitre es un inversor que logra sacar rentabilidad de un activo moribundo que está en quiebra o al borde de la misma. El término nace para referirse a los fondos de inversión que compraban deuda pública a un muy bajo precio para, posteriormente, intentar que el Gobierno les abonara el total. Sin embargo, la denominación de fondo buitre se ha ampliado a los fondos que invierten en carteras de créditos inmobiliarios en España o incluso en empresas. 

Lo más habitual es que se considere un fondo como buitre si se dedica a comprar carteras de créditos de dudoso cobro. En esas operaciones, el calificativo de carroñero llega por dos motivos. El primero es porque obtiene unos derechos de cobro (los de los créditos) a un precio muy inferior del nominal (lo que se debe) ya que se considera que no se logrará obtener todo lo debido. La segunda consideración de buitre la obtienen a estas operaciones porque el titular (el que vende) no es capaz de ejercer sus derechos de cobro (recuperar el dinero prestado) ya que el pagador no es fiable en el momento de la operación.

En el caso de comprar una mercantil, se considera buitre cuando la operación obedece a una motivación distinta a la del objeto social de la firma y que por su situación de debilidad económica la obtiene por un precio muy inferior al que tendría en otro momento. Un ejemplo sería comprar una empresa en quiebra para vender un inmueble que posee.  

Hay que tener en cuenta que el calificativo despectivo de fondo buitre tiene matices. Si analizamos cada operación podríamos determinar el mayor o menor grado que tiene el “buitre”. Por este motivo, expongo una serie de consideraciones que nos ayudan a identificar si un inversor es buitre o no lo es.

- Actividad de la empresa. Si el comprador inicia su andadura como propietario anulando o cambiando el objeto social de la empresa es buitre.

- División de la firma. Normalmente, las empresas tienen varias ramas de negocio. La compra suele ir relacionada con un cambio en la estructura de la misma de manera que se venden o cierran las partes menos rentables y se mantienen y/o potencian las que mejor funcionan. El grado de buitre que tiene el inversor se debe aplicar tras un análisis profundo de la propia empresa. Si a lo que se renuncia es la parte con más historia, facturación o empleo, la cosa pinta mal. Sin embargo, sí hay una clara diferenciación de mantener lo rentable y desprenderse de lo perjudicial se puede ganar el calificativo de buena gestión empresarial, lo que es lo contrario que buitre. Nótese que puede ocurrir que lo histórico sea lo que peor funciona y lo innovador y con menos plantilla lo más interesante para el comprador. 

- Activos no rentables. Un buitre no aguanta ni un minuto un activo no rentable. Puesto que su visión es cortoplacista, sólo mantiene lo que es rentable en el momento que lo adquiere.

- Imagen. Al buitre no le preocupa la imagen. No suele existir una persona pública que la represente y que hable abiertamente en los medios de comunicación.

- Abuso de la posición de liquidez. Cualquier buen inversor es el que es oportunista. Es lógico pensar que una inversión será más interesante si se realiza justo en el momento en el que comprador se aprovecha de la situación del vendedor para obtener un mejor precio. Como todo en la vida, el problema está en los extremos. ¿Tiene viabilidad la empresa si obtuviera liquidez a corto plazo? ¿Se han acercado los fondos buitres porque las anteriores refinanciaciones han alargado artificialmente su actividad sin que se progresara en la solución empresarial? Las respuestas ayudan a baremar el grado de buitre.

- Mala empresa. Las empresas más sanas no reciben nunca la visita de un fondo buitre. Sus objetivos son empresas en quiebra o próximas a la disolución. De este modo, la aproximación prolongada de un fondo buitre suele coincidir con actividades que deberían de quebrar. De hecho, una de las claves para desemascarar a un fondo buitre es si se queda sólo ante su víctima y espera a su momento de mayor debilidad para atacar. No es habitual que un buitre se acerque a una presa si un león está cerca. 

Este post se ha escrito tras la petición de @PalleterVLC

Si tienes alguna propuesta, me la puedes hacer llegar a @julianlarraz

Ver Post >
¿Qué es el crowfunding?
img
Julián Larraz | 07-05-2014 | 9:44| 0

El crowfunding es un sistema mediante el cual una pyme o un autónomo recibe muchas aportaciones pequeñas de inversores que no tienen porqué conocer al empresario. La traducción más aproximada es la de micromecenazgo. No se trata de una fórmula inédita ya que la han utilizado empresas como la banda valenciana Aspencat o la asociación Nittúa. Sin embargo, el Gobierno espera tener a final de 2014 una legislación específica para organizar este tipo de inversiones.

La nueva ley no opta por la denominación oficial en castellano de este tipo de vehículo de inversión, que se llama plataforma de financiación participativa sino que opta directamente por el nombre en inglés de crowfunding.

Estas plataformas son páginas web que ponen en contacto a empresarios o proyectos con minifinanciadores que, como máximo, pueden aportar 3.000 euros cada uno al año. El sistema consiste en que el empresario expondrá la necesidad de dinero (con un máximo de un millón de euros) y el plazo en el que lo necesita así como la rentabilidad que ofrece en una duración determinada. Una opción sería pagar un 10% a un año. O un 7,5% el primer año de intereses y al segundo año se devuelve la inversión y otro 7,5% de intereses, por ejemplo.

Sin embargo, el Gobierno ha anunciado que no pondrá límites de inversión a los profesionales, que podrán destinar todo el dinero que consideren oportuno a un proyecto. Por inversor profesional se entiende en principio a aquellos con una renta disponible de al menos 100.000 euros. Desde la aprobación el pasado 28 de febrero del anteproyecto de la Ley de Fomento de la Financiación Empresarial, las plataformas Lendico, Zank, Arboribus, Comunitae y LoanBook, entre otras, habían pedido que se aumentaran estos límites.

La plataforma cobrará una comisión y una multitud de inversores (eso desearán los que las promocionen) pondrán pequeñas cantidades. Este sistema está diseñado de forma que no pueda existir nunca un inversor mayoritario ya que nadie podrá destinar más de 12.000 euros al año en el conjunto de todas las inversiones que realice en una plataforma.

Estos vehículos inversores estarán sometidos al control de la CNMV y el Banco de España aunque de manera muy superficial y hay que tener claro que se trata de productos de alto riesgo ya que existe la posiblidad muy real de perder parte o toda la inversión. La rentabilidad y fiabilidad de este tipo de plataformas para los inversores se sabrá cuando exista un histórico de inversiones, cuestión para la que faltan años. Por el momento, la única pista es saber quién esta detrás de la plataforma.

Ver Post >

Últimos Comentarios

Arturo Martin 14-11-2015 | 14:06 en:
¿Qué es el riesgo?
Josep Blesa 12-10-2013 | 17:17 en:

Otros Blogs de Autor